Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

30 enero 2011 7 30 /01 /enero /2011 17:53

http://www.kaosenlared.net/img2/164/164086_chief.jpgIncreíble labor del pueblo originario de Canadá, obligados a negociar con instituciones, conformaron un Tribunal Internacional en Londres con jurisdicción para efectuar arrestos.

corneta.org 

 

Sin lograr ser escuchados, el pueblo originario de Canadá se vio obligado a negociar con representantes e instituciones; ahora, como estrategia, surge por detrás del Tribunal Internacional para Crímenes de Iglesia y Estado, y están a punto de ajusticiar al Primer Ministro de Canadá y hasta al Papa.

 

 

DESENLACE DE LOS HECHOS

 

El genocidio del pueblo originario de Canadá fue atroz, pero lo remarcable es que aun continúa. Por ejemplo las cárceles cuentan con un 54% de población aborigen, que comparado con el porcentaje de población blanca, significa que más del 90% de la población aborigen está privada de libertad. Actualmente, es prácticamente criminal ser de la nación originaria - La Primera Nación, como se autodenominan. Y a pesar que han sido humillados, demonizados, tienen clara su identidad y fuerza, pero sus reclamos y demandas han caído como las voces de los oprimidos.

 

El Reverendo Kevin Annett al inicio de su carrera como sacerdote llegó a trabajar en una de las escuelas residenciales (segregadas) para la población indígena. Notó ciertas irregularidades y luego en conversaciones con líderes indígenas se enteró del reclamo que venían haciendo sobre las silenciosas muertes de niños en estos colegios.

 

Al cabo de unos año Kevin Annett compiló todos los datos y pruebas de estos crímenes y los publicó. A pesar de los reclamos, que por años venía haciendo el pueblo de La Primera Nación, fue solo con la publicación del Reverendo que los ciudadanos canadienses se enteraron 

 

de estas atrocidades. El éxito en dar a conocer estos hechos, ciertamente, se debe a que el Reverendo, era una figura representativa -sacerdote, blanco, anglosajón- tenia voz.

 

Al cabo de más de dos años, a pesar de que todos estos crímenes (que se remontan hasta el siglo XIX) salieron a luz, nada sucedió. El Primer Ministro Harper en 2008 simplemente se disculpó y exoneró a todos los responsables. A todo esto, el Reverendo Kevin Annett fue expulsado de su congregación, demonizado y amenazado (y se quedó sin voz).

 

El aparato para silenciar estos crímenes es poderoso, en octubre del 2010 se reportó que libros sobre los abusos de este genocidio están misteriosamente desapareciendo de las bibliotecas canadienses. - En este enlace donde habla el Reverendo Kevin Annett (video) explica los abusos y matanzas de niños en las escuelas públicas: 

http://www.corneta.org/no_123/canada_genocidio_aborigen_continua.html

 

 

ACTUALMENTE

 

Ahora, no solo se ve al Reverendo Kevin Annett, hay muchos ciudadanos solidarizados en los reclamos de La Primera Nación, y la última estrategia a la que recurrieron para ser oídos en sus reclamos, fue ir más arriba que la propia institución (colonial) del gobierno canadiense: a Inglaterra.

 

Decidieron institucionalizar estos reclamos creando un Tribunal Internacional para juzgar los abusos de las Iglesias y los Estados. Para ello se estructuraron de manera colectiva con otros organismos en reclamos similares, tales como: 

Templemore Forgotten Victims Group (Antrim, Irlanda)

Akha Heritage Foundation (Tailandia)

Survivors of Clergy Abuse (Australia)

SAPED (Canada)

Republican Party of Kanata 

Against Church Terror (ACT) – (Estados Unidos)

Friends and Relatives of the Disappeared (Canada)

 

Hay muchos organismos de otros países que están en el proceso de adhesión, y dado que estos abusos (del clero y del estado) son recurrentes en diferentes partes del mundo, la problemática de este caso tiene jurisdicción internacional. A nivel jurídico se presenta como un caso de "class action suit" -una demanda en forma colectiva, y que fue una de las bases para constituir este Tribunal Internacional.

 

La constitución del Tribunal fue elaborada con juristas internacionales, respondiendo a los estatutos legales de la carta de Inglaterra, y a las cláusulas de jurisdicción Internacional establecidas en las Naciones Unidas.

Oficialmente el Tribunal Internacional para Crímenes de Iglesia y Estado - "Tribunal into Crimes of Church and State (ITCCS)" quedó establecido con su base en Londres el 15 de junio 2010. Sin embargo la primera sesión se llevará a cabo el 12 de septiembre 2011.

 

El mandato de esta institución es de llevar a juicio a aquellas personas e instituciones responsables de la explotación, tortura y asesinato de individuos (niños en particular). Actúa como Secretario General: Kevin D. Annett, M.A., M.Div. (Canadá), Fiscal General: Henry Bear, LL.B (Nación Maliseet) y sus asistentes legales son Ken Bear Chief (Estado Unidos), Andrew Patterson (Canadá). Un panel de jurados compuesto por jueces de Inglaterra, Canadá, Irlanda y Estados Unidos dictaminarán decisiones y veredictos, con atribuciones para ser aplicadas por oficiales de policía en casos de arrestos criminales.

 

 

PRIMERA ACCIÓN

 

El pasado 17 de enero, el panel Ejecutivo del Tribunal Internacional para Crímenes de Iglesia y Estado (ITCCS de sus siglas en inglés) envió una carta a Stephen Harper

 

acusando a su Gobierno de subvertir la justicia y de exonerar a las iglesias responsables de la muerte de miles de niños en las escuelas residenciales indígenas. El primer ministro Harper será citado a presentarse ante el Tribunal Internacional (ITCCS) para que responda a los cargos de complicidad en genocidio.

 

 

La carta declara que si para el 1 de marzo de 2011, el gobierno de Harper no ha iniciado cargos criminales en contra de las iglesias Católica, Anglicana y la Unida (United Church) y si no ha comenzado a repatriar los restos de los niños muertos, el Tribunal Internacional (ITCCS) enviará a su propio personal de investigadores a Canadá. 

 

El personal llevará a cabo investigaciones forénsicas en las supuestas fosas comunes de las antiguas escuelas residenciales "en conjunto con líderes indígenas y familias de las víctimas", y se reunirán las evidencias para ajusticiar a Canadá por los crímenes de genocidio. 

 

La carta del Tribunal (ITCCS) concluye informando al Primer Ministro Harper que se le emitirá una convocatoria pública para que comparezca ante el Tribunal antes de su sesión de apertura en Londres, Inglaterra, el 12 de septiembre de 2011. 

 

 

En otra nota, el Tribunal está trabajando en la demanda ejecutiva   para poner cargos criminales en contra de todas las iglesias implicadas. Sobre el caso, el Tribunal ya ha emitido una orden con cargos para el Papa Benedicto XVI, Joseph Ratzinger, para que comparezca ante el Tribunal en septiembre. 

 

 

 

Copia de la carta al Primer Ministro Harper emitida por el Tribunal Internacional (ITCCS) se puede obtener en este enlace: http://www.hiddenfromhistory.org/RecentUpdatesampArticles/Jan172011HarpertobeSummonedto

Tribunal/tabid/146/Default.aspx

 

Para obtener más información, comunicarse con el Tribunal ITCCS a esta dirección: 

genocidetribunal@yahoo.ca   - o con Rev. Kevin Annett en Canadá +1 250-753-3345.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando.

Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
30 enero 2011 7 30 /01 /enero /2011 17:46
   
 

http://www.originarios.org.ar/civitas/modulos/noticias/img_completa/imgnoticia_7305.jpegUn estudio realizado por los investigadores Diana Lenton y Walter Del Río confirma que existió en Puelmapu el objetivo de exterminar al pueblo mapuche en tiempos de la denominada "Campaña del Desierto". Analizando la Carta contra el Genocidio de la ONU y diversos registros históricos, los autores documentan el exterminio de poblaciones civiles, la separación de familias para ser usados como esclavos, campos de concentración y arbitrariedad y corrupción con las tierras.

Diana Lenton es antropóloga social, docente e investigadora de la UBA. Se especializó en antropología histórica y política. Su tesis doctoral analiza las políticas indigenistas y el discurso político sobre indígenas en el estado nacional en los últimos 125 años. Escribió “Cartografías argentinas”. Walter del Río es historiador, magister en Etnohistoria de la Universidad de Chile y doctor en antropología . Es becario del Conicet y se desempeña en la sección antropología y etnografía de la facultad de Filosofía y letras de la UBA. Escribió recientemente el libro “Memorias de la expropiación. Sometimiento e incorporación indígena en la Patagonia (1872-1943)”.

Ambos investigadores participan actualmente en la “Red de estudios sobre genocidio de la política indígena en Argentina”, que reúne e intercambia información entre grupos de investigadores de Buenos Aires, cinco o seis organizaciones de militancia indígena y otras académicas, como la del Comahue, la de la UBA, pero está planteándose todavía cómo se articula. Hay una articulación nacional con la población indígena. Documentos espantosos, no fueron excesos, sino un proyecto nacional.

Cuando se les consulta el porqué hablar de genocidio en esa época, Del Río es enfático en señalar que “primero y principal es hablar y pensar en términos históricos que hoy estaban cerrados. La definición de genocidio permite ver los hechos de un país que se construye sojuzgando a los que entiende como diferentes y cómo se maneja esa diferencia, eliminándola y construyendo una historia nacional de la cual algunos quedan excluidos. Reivindicar la Campaña del Desierto sólo como una epopeya militar y en términos de progreso y conformación del Estado cierra y deja en el olvido muchos temas. Hablar de genocidio genera tanto ruido que es positivo, porque habla y se piensa en la historia de otra manera". A continuación, una entrevista con los autores.

¿Cuál es su enfoque de estudio sobre la Campaña del Desierto?

–Walter del Río: Trabajamos como una red que nuclea a gente que trabaja desde distintos sectores en la memoria y documentación sobre determinados hechos históricos ignorados de la Campaña del Desierto y posteriores, sobre el genocidio indígena, incorporando documentación que no era tenida en cuenta para describir hechos además de la memoria oral, de las personas que vivieron los hechos que se transmitieron por generaciones…

–¿Qué documentaciones se omitieron?

–W.D.R.: Si uno va a los archivos históricos documentales, hay poco pero hay documentación, mucha de ella consultada a veces por gente que dice que no hubo genocidio y sin embargo los datos están ahí.

–Diana Lenton: Por ejemplo, trabajamos con copias de publicaciones que hizo el diario “La Nación”, cartas editoriales, es decir la palabra de Mitre. En un artículo de ese diario el 16 y 17 de noviembre de 1878 denuncia la actuación de Rudecindo Roca (hermano de Julio) en San Luis con una matanza de 60 indígenas desarmados y lo califica de “crimen de lesa humanidad” en medio de las campañas. Están los partes militares, que tampoco han sido estudiados a fondo y dicen cosas terribles. De allí sale el secuestro de chicos, la matanza de prisioneros, la violación sistemática como arma de guerra. La prostitución forzada como botín de guerra de los soldados era algo fomentado desde los mandos.

–¿Es aplicable en la Campaña del Desierto la noción de genocidio, más allá de reconocerse desigualdad militar y matanzas terribles? Algunos historiadores dicen que es una categoría posterior y no aplicable.

–D.L.: Seguimos el modelo de la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de Naciones Unidas, de 1948, que se aplica al genocidio nazi que fue anterior. La carta también se aplica al genocidio armenio de 1915… se puede aplicar retroactivamente. No evaluamos los resultados, porque algunos dicen que se no se exterminó a toda la población indígena, pero el genocidio nazi también fracasó en exterminar a todos lo judíos y no por eso es menos genocidio. Porque la definición se da por el proyecto, no por resultados, la intencionalidad de acabar con un pueblo. Hay un proyecto genocida.

–¿En dónde se enuncia, en dónde se especifica algo similar a la “solución final” de los nazis? ¿Hay algún discurso, algún documento?

–D.L.: Por empezar en el discurso político, en el Legislativo de la época en donde se habla directamente de “exterminar a los indios salvajes y bárbaros de Pampa y Patagonia”; y con las prácticas que se producen, pequeñas algunas, pero que se suman. El art. 11 de la carta de ONU te habla de genocidio primero como “acciones de un Estado contra sociedad civil” y esto se cumple, porque las mayores acciones militares no eran entre grupos de soldados o guerreros de dos bandos, sino que en muchos casos el Ejército atacó a sabiendas tolderías vacías de hombres adultos porque estaban en otras partidas, con mujeres y chicos solos. Eso lo cuenta el propio general Conrado Villegas. En la memoria del Ministerio de Guerra y Marina de 1881 dice “sabemos que el indio es como el tero, que en un lugar grita y en otro tiene el nido. Nosotros sabíamos que los indios de tal cacique estaban apostados en tal lugar entonces fuimos a la toldería e hicimos tanto de botín, de mujeres y ‘chusma’” ( lenguaje que designaba a mujeres y niños).

Parece que los objetivos no estaban en los guerreros indígenas sino en la población civil. La otra parte de la definición de genocidio habla de “actos perpetrados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo étnico, racial o religiosos como tal”. Y la forma sistemática en que fueron atacando después de finalizada la campaña y la resistencia indígena, con partidas de policía contra la familias que habían quedado, lo ratifican. Los partes de Villegas mencionan casos de “persecuciones de a pie”. ¿A qué clase de población guerrera persigue un soldado a pie? A heridos, viejos, chicos, etc. Otra parte de la definición de ONU habla de “matanza de miembros de grupo, lesión grave a la integridad física y mental”. Gran parte del exterminio no se dio en campos de batalla sino con prácticas de tomarlos prisioneros, haciendo traslados a pie hasta Carmen de Patagones, en donde los embarcaban a Martín García. Ese cruce por la Patagonia a pie exterminó a miles de personas, porque mataban a los que no caminaban, mujeres que tenían a sus hijos en el campo, iban todos encadenados, etc. Había más muertes por esos traslados que en las batallas. Otra parte es “sometimiento intencional del grupo, condiciones de existencia que hallan de acarrear destrucción física total o parcial”. Allí está el tema de los campos de concentración.

–¿Campos de concentración en 1879?

–W.D.R.: Sí. En Valcheta, por ejemplo, se registran campos de concentración con alambres de púas de tres metros de alto, con gente muriendo de hambre por no tener qué comer. Eso se lee en las memorias de los viajeros galeses, por ejemplo. Esas mismas memorias de los viajeros que se usan por los historiadores oficiales para hablar de lo lindo que fue la inmigración, pero en algunas páginas del libro “John Evans, el Molinero”, se habla de esto y nadie le presta atención.

–D.L.: Después de la campaña y la derrota indígena entra en acción la “policía de frontera”, que detecta a una familia indígena y la deporta a otro sitio del territorio. Por Martín García, que funcionó como gigantesco campo de concentración, pasaron miles. Se habla de entre 10 y 20.000. Tuvieron que habilitar dos cementerios especiales en 1879, lo que da una idea de la magnitud de lo que pasó.

–¿Qué otras políticas se toman?

–D.L.: Otra parte de la definición de ONU es “medidas destinadas a impedir nacimientos en el grupo”. De los partes militares mismos salen las medidas de separar a las mujeres de los varones, el traslado por fuerza de niños de un grupo a otro… Les cambiaban el nombre de tal manera que muchos saben que tienen ascendencia indígena pero no pueden reconstruir su historia familiar porque a su antepasado le pusieron Juan Pérez.

–Se centran las críticas en el general Julio A. Roca, pero las campañas contra los aborígenes comenzaron antes, ya con Rivadavia contra los Ranqueles, Juan Manuel de Rosas en La Pampa…

–Es verdad. Se sabe que desde el gobierno de Martín Rodríguez en provincia de Buenos Aires, incluso antes de Rivadavia, década de 1820, se hablaba de exterminio. El ya decía “primero exterminaremos a los nómades y luego a los sedentarios”, textual. El proyecto genocida viene de antes de Roca, pero lo que consigue Roca es el consenso nacional de todos los sectores para hacer la Campaña del Desierto. En ese momento se juzgó indispensable. Se consolida el Estado nacional con la derrota de caudillos provinciales, se pacifica el país y se piensa en extender la frontera al Sur y al Norte. Probablemente si la hubieran hecho 20 años antes hubiera sido más o menos lo mismo. Nos centramos en Roca porque precisamente es el símbolo de la historia oficial, el prócer con el que las clases dominantes se exaltan a sí mismas y es por eso que les molesta tanto que se toque a este prócer. También estaba Avellaneda, pero pocos se acuerdan de él. Roca es el símbolo, el que construyó una nación con estos parámetros.

–¿En esa época los políticos estaban en condiciones intelectuales de entender la idea de genocidio, con el darwinismo, el positivismo, la idea generalizada de llevar “la civilización” a todo el territorio, de ver a los pueblos originarios como obstáculo a esta civilización? ¿Había intelectuales y políticos que se opusieron?

–D.L.: Bueno esa expresión es la ideología hegemónica de la época, está bien conocerlo como contexto. Pero toda idea hegemónica tiene opositores, incluso dentro de la propia elite, que cuestionaba esta política de exterminio. En la época ya se planteaba políticas más integracionistas, de colonización pacífica. Antes de la Campaña del Desierto había una coexistencia conflictiva, el gran problema de la frontera en donde se mataban unos a otros, pero también casos de comercio y convivencia pacífica, que luego fueron negados o minimizados. Aristóbulo del Valle en 1884, cuando la campaña ya había llegado al Río Negro (1879) pero se estaba desarrollando la campaña del Nahuel Huapi, se opone duramente a un intento de Roca por hacer una campaña similar en el Chaco. Allí denuncia: “Al hombre lo hemos esclavizado, a la mujer la hemos prostituido, al niño lo hemos arrancado del seno de la madre. En una palabra, hemos desconocido y violado las acciones que gobiernan las acciones morales del hombre”. Otros políticos que habían apoyado la campaña en la Patagonia se oponen a la del Chaco, porque esto había sido una barbaridad. Le costó un esfuerzo con campaña ideológica y otros medios como el reparto de tierras para acallar las críticas y la oposición. Aristóbulo del Valle representaba a los ganaderos y quería que se expandiera la frontera, pero cuestiona el método.

–¿La Iglesia?

–D.L.: La Iglesia era un gran aliado del gobierno, pero congregaciones como los salesianos tuvieron grandes conflictos con el sector militar, porque los salesianos querían convertirlos y formar colonias agrícolas, pero se opusieron al traslado masivo de poblaciones. El Ejército separaba a las familias y llevaba a los varones esclavizados a la zafra en el norte tucumano y a las mujeres y niños al servicio doméstico en las ciudades. Eso para la Iglesia era intolerable por su defensa de la familia.

–¿Y desde las regiones?

–D.L.: También. Olascoaga, por ejemplo asesoraba a Roca en temas militares. Pero cuando fue designado gobernador del Territorio de Neuquén, tenía la idea de retener a la población indígena en el territorio, porque les reconocía un gran potencial productivo y de ocupación del espacio. Consideraba que los mapuches agricultores eran muy trabajadores y que no era necesario llevarlos a todos a Martín García y darle la tierra a los ingleses. Pero esa parte a Olascoaga no se lo escucha, se rechaza su proyecto de colonias indígenas, Roca prefiere hacer otras. Tenían otras posibilidades, no se hizo porque no se quiso.

–Siempre se debatió el tema humanitario, las atrocidades, etc. Pero ustedes agregan otro: ¿hubo corrupción en la Campaña del Desierto?

–D.L.: Negociados, claro que sí. Por ejemplo, había un empresario que era Ernesto Tornquist. Era el encargado de las provisiones y hubo cantidad de negociados. El mismo transporta los indios prisioneros como esclavos a la zafra tucumana porque él mismo era accionista de ingenios y recibía mano de obra gratis. Los ranqueles fueron mano de obra gratis por años como resultado de la campaña en La Pampa y él se encargó de ese reparto. La mayoría de los ministros de Economía de Roca tenían relación con las empresas de Tornquist.

–W.D.R.: El comandante Prado, que participó de la campaña y la apoyó, denuncia en sus memorias que los soldados vivían muertos de hambre, con sumarios a soldados por comerse velas de sebo de los entierros. En los debates en el Congreso se denuncia que un soldado argentino de la época costaba hasta 5 veces más que un soldado alemán equipado en Alemania, pero se moría de hambre. Es decir, fondos que nunca llegaron a destino.

–¿Y con el reparto de tierras?

–W.D.R.: Se concesionaban enormes extensiones para colonización por poco dinero, luego se levantaba la obligación de colonizar y pasaban a latifundistas que en meses formaban compañías comerciales entre concesionarios vecinos, algo prohibido por ley. Ese caso es por ejemplo el de la Compañía de Tierras del Sur Argentino, hoy adquirida por Benetton. Meses después de nueve concesiones distintas para ser parceladas para colonias, terminaron formando una sola compañía de capitales británicos sobre más de 600.000 hectáreas. Todos en contra de la ley de la misma época. Está todo en la escribanía de la Nación. Se encontraron mecanismos para burlar todos los controles legales.

–D.L.: La guerra se hizo con el pretexto de proteger los “pioneros en las fronteras”, pero ellos no entraron en el reparto. No se consideró a los sufridos antiguos pobladores fronterizos ni a los indígenas que quedaban, lo que se hizo fue crear un espacio vacío para grandes propietarios, estancieros bonaerenses o capitales ingleses.

–Algunos señalan que el destino de los pueblos originarios estaba sellado desde que el capitalismo descubrió la riqueza de estas tierras. Al mismo tiempo que Roca, el Ejército chileno avanzaba sobre los territorios mapuches del sur del Biobio y había interés de británicos por ocupar estas zonas. Es decir, si no eran Roca y el Estado argentino, iba a ser un extranjero con métodos similares o peores…

–D.L.: Esa postura no vale como argumento, porque es cierto que hay un gran ímpetu en esa época en esa dirección y también que si no era Roca era otro, pero eso no justifica lo que se hizo. Hay que tener cuidado con eso de las ideas de contexto. Porque dentro de 100 años quienes nos estudien dirán que en nuestra época se consideraba normal y era la idea dominante que los jubilados murieran de hambre y entonces todos estábamos de acuerdo, lo que primero no es cierto y en ningún caso justifica que se esté haciendo. Coincido con Osvaldo Bayer en la necesidad de una evaluación ética de la Historia. No tenemos por qué evaluar las acciones de Julio A. Roca con la ideología de Roca y tratar de rescatar otras

Fuente: Leonardo Herreros

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando.

Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
30 enero 2011 7 30 /01 /enero /2011 17:41

http://www.originarios.org.ar/civitas/modulos/noticias/img_completa/imgnoticia_7339.jpegEl día 28 de enero de 2011 en la Comunidad Rankel –Mapuce Toay de La Pampa se presentó el Libro  “RUPU LAWEN NGEN, el camino a las hierbas medicinales”, en el Centro Cultural Municipal de Toay por  la Loqko Juana Vila Rosa, acompañada por su comunidad y el equipo que colaboró en la realización. En palabras de la Loqko “el trabajos de varios años quedó  plasmado en un texto conteniendo la sabiduría y el conocimiento ancestral de los Pueblos Ranquel- Mapuce y la concreción de un  sueño”.  “Años de oralidad, de transmisión generacional fueron puestos en práctica con un equipo de jóvenes, recopilando fotografías de plantas y flores, las mismas que también podemos encontrar en nuestros jardines y en los patios de nuestras rukas (casas)”

También se contó con la presencia de autoridades y delegados del Encuentro Nacional de Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios – ENOTPO -, el Intendente Municipal Cdor. Ariel Rojas, la Directora a cargo de la Dirección  de Afirmación de Derechos Indígenas  del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas Dra. Angela M. Jaramillo, Werken y Concejal de Toay Sra. Hermelinda Dip y la presidenta del Concejo Deliberante, equipo técnico indígena de la Dirección de Pueblos Originarios y Recursos Naturales de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable,  vecinos de Toay,  Pico, Santa Rosa,  Acha, entre otros.

La jornada cerró con un anuncio muy importante del Intendente en la cesión de 6 hectáreas, por parte del Consejo Deliberante para el uso de la Comunidad Ranquel Mapuce para impulsar allí el proyecto de parque temático y de un museo a cielo abierto. Este trabajo plasma una propuesta de defensa y promoción de los conocimientos tradicionales de los pueblos y para los pueblos; y renueva el compromiso en esta nueva instancia de los pueblos organizados y el Estado, a partir de un respeto mutuo, de búsqueda de una real interculturalidad, donde se pone en valor la riqueza de la diversidad cultural y biológica de los territorios.

Organización Ranquel Mapuche de TOAY

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando.

Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
30 enero 2011 7 30 /01 /enero /2011 17:37

http://4.bp.blogspot.com/_xF1u0a_xAnI/SgtX6zBHmhI/AAAAAAAABTk/svzuwq9qsL0/s400/portada_logo_cric.jpgHasta nueva orden se aplazó el desalojo del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) de la sede de la Central Cooperativa Indígena del Cauca (Cencoic), ubicada en Popayán, luego de que las autoridades y comunidad de la zona occidental expresaran su inconformidad ante la medida.

 

En la Junta Directiva del CRIC, realizada en La María Piendamó, el 24, 25 y 26 de enero, se pidió suspender la orden de desalojo basado en el mandato constitucional que ordena el ejercicio de la Juridicción Indígena (artículo 246 CP).

Ese dispositivo indica que los conflictos de los indígenas se resuelven por las mismas comunidades con sus autoridades legítimamente elegidas.

“Dialogamos con la inspectora que estaba al frente del desalojo, a quien se le hizo acopio de la documentación jurídica que sustenta el derecho como CRIC y la otra parte hizo lo mismo. Por eso aplazó la acción para revisar los procedimientos jurídicos, en especial donde se establece el lío de competencia”, explica Gilberto Yafué, Coordinador del proyecto político-organizativo del CRIC.

Además, se tiene previsto una asamblea general de socios que involucran 17 cabildos indígenas con el fin de revisar si la actuación de la gerente está acorde o no a la norma.

El problema

El conflicto empezó en enero, luego de que la gerente del Cencoic, Luz Estela Reyes, interpuso acciones jurídicas ante los órganos competentes a fin de que se ordene el desalojo de la sede donde opera la Cooperativa, que es ocupada legalmente por el CRIC, a través del programa de producción.

Al respecto, Gilberto Yafué refiere que esa situación se produjo porque el CRIC se opuso a que los actuales directivos del Cencoic vendan la cooperativa. “Ningún bien adquirido durante el proceso del CRIC se puede vender, ya que es un derecho que tienen los pueblos indígenas”, dijo.

Agrega que el bien fue adquirido dentro del proceso histórico del CRIC con esfuerzos propios de todos los cabildos del Cauca y que nadie en particular puede enajenar ese bien.

Por ello, entre otros pedidos, solicitó el respeto por las autoridades tradicionales y organizaciones propias, y rechazó el involucramiento de comuneros que afecten el proceso regional.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando.

Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
30 enero 2011 7 30 /01 /enero /2011 16:55

http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQhOtYyuT8o6VT_ciAm5NCFHaW9PblkgUBphe3G1emud0K4rMia&t=1Instituciones públicas, privadas y civiles de Oaxaca articulan esfuerzos para conmemorar el 21 de febrero el Día Internacional de las Lengua Maternas.

 

La labor en conjunto busca preservar las culturas indígenas y contribuir en la lucha contra la discriminación de los pueblos originarios.

La coordinación de las celebraciones está a cargo del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), a través de la Escuela Normal Bilingüe e Intercultural de Oaxaca (ENBIO) y del Centro de Estudios y Desarrollo de las Lenguas Indígenas de Oaxaca (CEDELIO).

En la primera mesa de trabajo se acordó llevar a cabo actividades académicas y culturales que impulsen la convivencia de las diversas lenguas y culturas que se ubican en el estado de Oaxaca.

Asimismo, se concertó ampliar la convocatoria a las organizaciones civiles que deseen participar, e insistir a las instituciones gubernamentales para que se sumen a las actividades.

Al primer encuentro asistieron representantes del CEDELIO, la Secretaría de Asuntos Indígenas, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Culturas Populares, la Biblioteca “Francisco Burgoa” y la Facultad de Idiomas de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca,

Igualmente, estuvieron presentes el Instituto Nacional de Antropología e Historia, el Bachillerato Integral Comunitario, el Colegio Superior para la Educación Integral Intercultural de Oaxaca, Servicios del Pueblo Mixe A. C. y la Dirección de Educación Indígena.

Para una fecha próxima se ha previsto definir la programación de actividades a fin de invitar a las autoridades tradicionales, intelectuales y artistas indígenas; y a la comunidad oaxaqueña interesada en conocer las lenguas y culturas del estado.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando.

Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
30 enero 2011 7 30 /01 /enero /2011 16:45

http://www.juventudrebelde.cu/file/img/fotografia/2011/01/11329-fotografia-g.jpgMercedes Quesada, una natural de Jiguaní que conserva algunos rasgos de los indígenas, confesó hace varios años que en los lugares en los que ha vivido nunca ha faltado el caney. Foto: Juventud Rebelde

- La fundación del poblado de Jiguaní hace 310 años, el 25 de enero de 1701, cuando hipotéticamente ya no había indios en Cuba, despierta aún esta interrogante.

Por Osviel Castro Medel

29 de enero, 2011.- Tal vez a estas alturas, en pleno siglo XXI, la pregunta que titula estas líneas pudiera parecer fuera de lugar, pues bastante se ha repetido que aquellos pobladores primigenios del archipiélago quedaron exterminados prontamente por el látigo, las enfermedades y la espada de los colonizadores.

Sin embargo, en este pedazo de Cuba nombrado Jiguaní, la interrogante acaso no se mire como un disparate. Porque aquí —para asombro de los forasteros— aún se respiran ciertos aires indígenas.

Tales ambientes están relacionados con la comida, las costumbres, la artesanía y hasta con los rasgos físicos de muchas personas.

La sorpresa está vinculada también a la historia: este poblado, fundado el 25 de enero de 1701 —cuando hipotéticamente ya no había indios—, nació aborigen.

«Este lugar es una de las excepciones de Cuba. Mientras el resto de las villas, comenzando por Baracoa, se fundaron por deseos de los españoles, Jiguaní se creó por interés del indio Miguel Rodríguez, oriundo de Bayamo, quien junto al cura Andrés Jerez, decidió reconcentrar aquí, para protegerlos, a los naturales dispersos de estos territorios, situados entre los ríos Contramaestre y Cautillo», señala el historiador local Hugo Armas, quien lleva más de 30 años investigando sobre el legado aborigen en la región.

Él subraya que la zona, a principios del siglo XVIII era idónea como refugio de los indígenas que huían de la persecución de los colonizadores. Por eso, se estima que el curato de Jiguaní fue fundado, después de la aprobación de las autoridades de la metrópoli, con más de 20 familias indias.

Y si bien es cierto que otros dos pueblos —Caney y Guanabacoa— surgieron con rostro indígena, luego cambiaron su fisonomía debido a las migraciones negras, convirtiéndolos en sitios en los cuales lo aborigen fue desplazado.

Indios puros

¿Hasta cuándo hubo «indios puros» en Cuba y específicamente en Jiguaní? La pregunta es difícil de responder porque la mezcla de razas sobrevendría inevitable con el tiempo.

Pero Hugo Armas señala un fenómeno peculiar de la comarca: familias enteras como los Ferrales, Rivero, Reyes, Quesada, Anaya, Aguilera, Aguilar, Garcés, Leyva, Reyes, Sosa, Fuentes y Andino —todas con rasgos aborígenes— se entrecruzaron entre sí hasta una cuarta generación, y dieron lugar a grupos muy parecidos racialmente. Hoy, incluso, descendientes de estas parecen indios «puros», cosa de la que, con razón, se vanaglorian.

Lo cierto es que Jiguaní, en 1818, dejó de ser, por decreto de España, pueblo aborigen. Pero 18 años después, como bien señala el investigador, había pruebas de la existencia de indígenas, pues ese año el alcalde Miguel Íñiguez, ascendiente de Lucía Íñiguez (la madre de Calixto García), planteó la «necesidad de mantener a los protectores de los indios».

No obstante, más allá de la fecha de extinción de la raza, lo que importa es darnos cuenta de toda la huella aborigen que tenemos ante los ojos.

Por ejemplo, en los caseríos de La Seca, Santa Cruz, Palmarito, Cañadón, Monte Alto y la Seiba (con «S») y el propio Jiguaní, habitan personas como Miguel Fajardo, de 96 años, que hablan con orgullo de sus antecesores primitivos:

«Mi tía pasaba el día fumando o mascando tabaco, tenía el pelo largo y negro y la piel cobriza, tomaba café en una vasijita de güira, comía mucho casabe y usaba zapatos tejidos», cuenta él con alegría.

Mientras, la anciana Mercedes Quesada expresa con aires de satisfacción: «En el patio de las casas en que he vivido nunca ha faltado un caney, y siempre hemos tenido afición por la hayaca, plato elaborado a partir del maíz».

Hugo Armas agrega que en la zona existen otros preparados a partir de ese grano, como el atol y el revuelto (en este se condimenta la harina y se añade carne, en aquel tiempo preferentemente de jutía) y el ajiaco (cocer viandas y carne en una misma vasija).

Y acota que, además de la cultura culinaria, hay una «gran tradición de elaborar cestos, jibes, zapatos y otros utensilios a partir de fibras de plantas», tal como lo hacían los indios cubanos.

Otras huellas

Siempre se ha dicho en Cuba que «el que no tiene de congo tiene de carabalí», frase con la que se acuña nuestra ascendencia africana y el consiguiente mestizaje negro-europeo.

Pero con regularidad se olvida que en un principio los colonizadores debieron unirse y tener hijos con indias, no con africanas. En esa interacción las madres, siempre más cerca de los vástagos, tuvieron que transmitir, aunque fuera furtivamente, sus tradiciones y hasta parte de su léxico.

Este tipo de mezcla, luego desaparecida como tendencia por la llegada de numerosos negros, se mantuvo, sin embargo, en estas regiones del valle del Cauto.

Hoy en esta región de Cuba se emplean vocablos como: tubonuco (azul se asienta cerca del ojo), nacío (cosa dura está ahí), sabana (pocos árboles dentro), ñata (no hecha), manía (no gusta al indio), areíto (mejor paso del indio en la noche) y otros con significados no traducidos al arauco: hayaca, sobaco, cutara, macana, fututo, jigüe, caguayo, bayoya, güira, guayaba, yagua, guano, yarey, entre otros.

Y la toponimia resulta abundante en términos aborígenes: desde el propio Jiguaní (río de oro), hasta Bayamo, Guacanayabo, Yara, Babatuaba, Babiney, Cupaynicú, Maboa, Macanacú, Jatía, Mabay, Jagua, Casibacoa, Cupey, Ceiba, Vija, Pepú…

Entre los aportes que nuestros primitivos dejaron están las construcciones basadas en el empleo de la tabla de palma y la yagua. No se ha de olvidar que constituyeron el núcleo de lo que más tarde sería el campesinado. Ellos dejaron para la posteridad los llamados caneyes, construcción de guano de ocho lados, aún presente en unas pocas viviendas de Jiguaní y en lugares recreativos de Bayamo. Incluso, una instalación de las más concurridas por la población en esa ciudad lleva justamente ese nombre: Los caneyes.

Otros tres elementos de la cultura material de aquellos antepasados han vivido hasta hoy y, acaso porque se han hecho universales, no reparamos en su procedencia: el tabaco, la hamaca y la canoa.

Agreguemos algunas de las leyendas fantásticas conocidas hoy, como las del jigüe o güije, que tienen raíces aborígenes. Para nuestros primitivos el jigüe (la etimología de la palabra dice mucho) era un duende enano que hacía que se perdieran los caminantes en lugares cercanos a ríos o lagunas, en los que él tenía su hábitat.

Y nos inclinamos a que debió ser jigüe, como se dice en Jiguaní y otras regiones orientales, y no güije, que es la expresión de la parte occidental donde la herencia aborigen fue menor.

Con la leyenda del jigüe pasó como con la de la Virgen de la Caridad: el enano, con el tiempo, se convirtió en negrito, lo que hizo pensar equivocadamente en su procedencia africana.

Otro de los cautivadores mitos de los taínos que traspasó centurias está relacionado con los llamados cagüeiros, leyenda aún viva en Jiguaní, Bayamo y zonas colindantes. Los cagüeiros eran hombres capaces de convertirse en animales, transfiguración inherente a la mitología de los indios.

«Para ellos, como explica el prestigioso investigador Aldo Daniel Naranjo, muchos seres animados o inanimados poseían propiedades sobrenaturales: las piedras podían hablar, los árboles cantar».

También de ese mundo religioso, del que a veces se dice no quedó nada, proviene el llamado espiritismo de cordón.

Otra huella tangible está en la manera descriptiva e informativa de expresarse de cientos de pobladores de Granma, Las Tunas y Holguín; como también resulta peculiar la forma de entonar la lengua, con cierta musicalidad, diferente a otras regiones del país, musicalidad que se les debe obviamente a los naturales antillanos.

Además, aún en el lenguaje tropológico de la región se aprecia esa sombra indígena, como señaló la especialista en lingüística Libia Peña Roblejo. Frases como «te comiste la guayaba», comunes aquí, merecen su interpretación. Maquetaure Guayaba, era el dios de los muertos, de los ausentes; y las guayabas eran los alimentos predilectos de las opías: los muertos.

Hoy Jiguaní, después de 310 años justos de vida, no tiene el rostro aborigen como aquel que surgió con el nombre original de San Pablo de Jiguaní. Y muchos de sus pobladores ni siquiera recuerdan la raíz india del pasado. Sin embargo, otros cientos sí viven orgullosos de sus ancestros. Ellos saben que laten en el centro de una historia que los hace únicos, llenos de leyendas hermosas que deberíamos apuntalar más allá de la fecha de la fundación.

Fuente: Juventud Rebelde, diario de la juventud cubana: http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2011-01-24/todavia-tenemos-aborigenes-en-cuba/

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando.

Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
28 enero 2011 5 28 /01 /enero /2011 20:48

Servindi, 27 de enero, 2011.- Con una marcha que congregó a cientos de personas en la provincia de Chiquirí, los indígenas panameños manifestaron su rechazo al nuevo Código Minero, impulsado por la administración Martinelli y que alienta la depredación del cobre en ese país.

La movilización fue fuertemente reprimida por las fuerzas del orden en el Cruce de San Felix, donde se informó que los manifestantes recibieron impactos de bombas lacrimógenas y gases pimienta lanzados por la Policía Nacional.

Los reclamos se deben a la reapertura del proyecto de Cerro Colorado, que albergaría cerca de 17 millones de toneladas de cobre –equivalente al 85% de la demanda mundial prevista para el 2011–, y que ha puesto a Panamá en la mira de inversionistas de Corea del Sur, Singapur y Canadá.

Los pobladores Ngöbe-Buglé no quieren repetir la experiencia vivida con Panacobre S. A. y Codemin, los cuales dejaron un irreparable daño en su medio ambiente luego de extraer las riquezas naturales.

“No podemos permitir que vengan compañías extranjeras a quitarnos las tierras y los recursos que nos pertenecen”, sostuvo Pedro Rodríguez, presidente de la comarca Ngöbe-Buglé.

Los defensores de la reforma del Código Minero alegan que es una medida que beneficiará económicamente al país, atraerá las inversiones, y que las mineras apoyarán con obras sociales a las comunidades afectadas.

La iniciativa sostiene que las mineras serán gravadas con mayores multas por la contaminación, entre 5 mil y 250 mil dólares.

Asimismo, se dice que el canon recibido por el Estado será de entre 1 y 3 dólares por hectárea explorada, y entre 1, 5, y 8 dólares por hectárea para extracción, mientras que las regalías por la producción serán del 4 al 8%.

Roberto Henríquez, ministro de Comercio e Industrias, argumentó que el aumento de cánones, tasas y regalías permitirá que “las comunidades reciban mucho más de lo que están recibiendo”.

Para Raisa Banfield, de Fundación Sostenible, “Se está hablando del aumento de tasas sin tener en cuenta los costos ambientales que nos deja la actividad y donde las mineras han incumplido innumerables veces con la normativa ambiental”.

Diversos grupos ambientalistas presentaron el pasado martes un anteproyecto de ley en el Congreso, para pedir una moratoria para la minería metálica a cielo abierto.

Según Paco Gómez Nadal, de Human Rights Everywhere, Panamá “está en venta hace tiempo”. Detalló que “cada ciudadano cuando compra una bolsa de papas, paga un 7% de impuestos y muchas mineras van a dejar un 4%”.

27 de enero: Marcha popular

El día de hoy se realizará una Marcha convocada por los sectores populares, que saldrá del Parque porras, a las 4:00 p.m., con rumbo a la Presidencia, con el objetivo de denunciar las reformas del Código Minero.

La marcha también tiene la finalidad de expresar indignación por los jóvenes quemados en el incendio del Centro de Cumplimiento de Menores, el cual fue propiciado por las fuerzas del orden.

Otro de los temas a tratar será la carencia de agua que afronta el país, que afecta de manera particular a las comunidades indígenas, puesto que no cuentan con los recursos suficientes para comprar agua embotellada.

Además la especulación de las empresas ha provocado el encarecimiento exagerado del líquido vital.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando, Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
27 enero 2011 4 27 /01 /enero /2011 20:54

http://www.surysur.net/sites/default/files/Fredi.jpgUn caso, un testimonio y una realidad que no admiten calificarse con otros términos que no sean los de terrible, socialmente vergonzante y en cuanto al "funcioinamiento de las instituciones" lisa y llanamente aterrador. En Chile se muere por ingerir un alimento médico defectuoso y ningún médico, ninguna autoridad paga su irresponsabilidad; los niños son arrastrados al horror y los fiscales y policías beben su vino o hacen el amor en un charco de sangrienta pestilencia y nadie dice nada.

 

En Temuco, a 19 de enero de 2011, las instituciones y organizaciones de derechos humanos y sociales que formaron parte de la Misión de Observación al Centro de Internación Provisoria y de Reclusión Cerrada (CIP-CRC) de Chol Chol, en la Región de La Araucanía, declaramos que:

Dicha Misión de Observación tuvo como objetivo acercar a instituciones de derechos humanos, de la niñez, de pueblos indígenas y a organizaciones sociales, a interiorizarse de la situación de los tres jóvenes mapuche imputados por la Ley Antiterrorista en internación provisoria en dicho centro.

Es importante consignar que J.Ñ.P., obtuvo su libertad con arresto domiciliario total el día viernes 14 de enero de 2011.  Mientras que C.C.M., obtuvo su libertad el día de hoy, con arresto domiciliario total.  Sin embargo, L.M.C., permanece recluido en este centro en internación provisoria, con él la Misión de Observación se entrevistó.

La Misión de Observación fue coordinada por Fundación ANIDE y la RED de ONGs de Infancia y Juventud - Chile.  En ella participaron, además de las organizaciones coordinadoras, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, Observatorio Ciudadano, ONG Liberar, Centro de Salud Mental y Derechos Humanos CINTRAS, Corporación Opción, ONG La Casona de los Jóvenes, Comisión Nacional de Pastoral Indígena de la Conferencia Episcopal de Chile, Comité Obispo Oscar Romero, Agrupación de ex Presos Políticos de La Araucanía, Comisión Ética Contra la Tortura y Centro de Estudios Simón Bolívar.

En la entrevista que el joven mapuche L.M C. sostuvo con la misión, denunció haber sido detenido el 13 de abril de 2010 por personal de civil no identificado, mientras se encontraba asistiendo a clases en el Liceo de Pailahueque, donde cursaba el tercer año medio; fue trasladado a un vehículo blanco sin identificación, donde fue brutalmente golpeado e insultado.

Las instituciones participantes de la Misión califican de tortura el trato vejatorio utilizado por las instituciones policiales y descrito por L.M.C., quienes además de golpearlo, lo insultaron en forma permanente, y le interrogaron de forma irregular sobre el paradero de otros comuneros mapuche supuestamente involucrados en el denominado “conflicto mapuche”.

Las instituciones participantes manifiestan además su preocupación por el lento desarrollo del proceso que se imputa a L.M.C.  Al respecto, cabe señalar que la etapa de investigación fue cerrada hace ya cuatro meses, en septiembre de 2010, sin que hasta ahora se haya fijado fecha para la audiencia de preparación del juicio oral.

L.M.C. manifestó también su impotencia por la injusticia de la cual está siendo objeto, al aplicársele la Ley Antiterrorista, razón por la cual él permanece privado de libertad, y sujeto a procedimientos que no respetan el debido proceso, siendo la única prueba en su contra el testimonio de un testigo protegido. 

Debido a esta situación, se constata una sintomatología depresiva, con ánimo variable, irritabilidad, fragilidad emocional y perplejidad.  A pesar de ello, L.M.C. manifiesta su voluntad de seguir resistiendo con un alto costo psicológico, de acuerdo al diagnóstico de los especialistas del Centro de Salud Mental y Derechos Humanos CINTRAS, que formaron parte de la misión.

Otro aspecto relevante es la preocupación extrema por su familia, radicada en la Comunidad Cacique José Guiñón, comuna de Ercilla, compuesta por su madre y siete hermanos.  Por un lado, le preocupa la situación económica de su familia, ya que su madre trabajó formalmente hasta el terremoto de febrero de 2010, y dado que él, antes de su detención, era un aporte económico fundamental para el sustento familiar.  Por otro, el distanciamiento de sus seres queridos y su comunidad, al sostener sólo una visita al mes con ellos, ha menoscabado su situación emocional, pese a la entereza mostrada al sostener esta entrevista.

Asimismo, la misión se hace eco de la preocupación expresada por L.M.C. sobre la existencia de otros niños y niñas mapuches en su comunidad y otras comunidades de la zona que hoy sienten un justificado temor a ser detenidos, golpeados, ser víctimas de interrogatorios irregulares y a vivir experiencias traumáticas similares a las vividas por él.

Recordando los estándares impuestos a los estados por los sistemas internacionales de protección de los derechos de las niñas y niños, así como lo planteado por el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas respecto a la aplicación de la ley Antiterrorista a menores de edad, en carta remitida al embajador permanente de Chile en Ginebra.

De igual modo, la preocupación planteada al Estado chileno por el Comisionado Relator para los Derechos de la Niñez de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.  Quien específicamente refiere a la violación a los artículos 1.1, 2, 5, 7 y 19 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, donde se establecen las medidas especiales que los Estados deben adoptar para propender al interés superior del niño, y en las que se incluyen el respeto irrestricto por las garantías, lineamientos y principios establecidos en instrumentos como la Convención de los Derechos del Niño y las reglas mínimas de las Naciones Unidas para la administración de justicia de menores de edad, para el ejercicio de la acción penal en caso de adolescentes.

En este contexto, los asistentes a la Misión de Observación manifiestan su preocupación por la persistencia del Ministerio Público en invocar la Ley Antiterrorista a menores de edad, pese a que la ley señalada en su artículo 3 indica que ésta no puede ser aplicada en estos casos.

Por ello, si bien la Misión declara su satisfacción por la modificación de las medidas cautelares en los casos de J.Ñ.P. y C.C.M., lo que les permitió obtener la libertad pero con arresto domiciliario total, se mantendrá en estado de alerta mientras persista la internación provisoria para L.M.C. y mientras estos jóvenes sigan siendo imputados por la Ley Antiterrorista, como es la realidad que deberán enfrentar cuando se realice su juicio oral, dada la insistencia del Ministerio Público antes aludida.

Es así, que los asistentes a la Misión hacen un llamado para que se realice a la brevedad una audiencia que permita revisar las medidas cautelares de L.M.C., único joven mapuche imputado por delitos terroristas que desde hoy continuará en internación provisoria en el CIP CRC de Chol Chol.

Hacemos un llamado también a las legisladores para que logren los acuerdos necesarios que permita hacer nuevas modificaciones a la Ley Antiterrorista, que se corrijan las deficiencias que subsisten en éstas, haciendo específica referencia a que dicha normativa especial no se puede aplicar a menores de edad en ninguna etapa del proceso, esto es, durante la investigación, internación provisoria y el juicio mismo.

Finalmente hacemos un llamado al ejecutivo, para que cumpla a cabalidad los acuerdos que fueron establecidos tras la reciente huelga de hambre de comuneros mapuche, en la que también participaron estos jóvenes.

La imagen de apertura corresponde a una fotografía del niño Freddy Marileo, también encarcelado, junto con su hermano, por la democracia chilena y sus autoridades.

Fuente: Surysur

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando, Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
26 enero 2011 3 26 /01 /enero /2011 21:24
 

http://farm4.static.flickr.com/3390/3548116606_16e1fde68e_o.jpgPor Heiber Barreto Sánchez

25 de enero, 2011.- El pasado sábado 08 de enero el presidente Hugo Chávez Frías explicó la medida tomada de encargar a cada ministerio la responsabilidad de emprender y ejecutar obras para el mejoramiento urbanístico en cada una de las parroquias que integran el área metropolitana de Caracas. Sustentó esta decisión, así como la de crear el Ministerio de Estado para la Transformación Revolucionaria de la Gran Caracas a cargo del ministro Farruco Sesto, aduciendo la imposibilidad de que una alcaldía como la del Municipio Bolivariano Libertador pudiera por sí sola responder a las ingentes problemáticas y complejidad urbana, socioeconómica y política del principal municipio de Venezuela.

Este honesto reconocimiento del equivocado cálculo de la capacidad de gestión del gobierno municipal de Libertador, puede también trasladarse a lo ocurrido en los 10 años de gobierno revolucionario en cuanto a las políticas públicas destinadas a la población indígena de nuestro país.

La gran ineficiencia, desviaciones y torpezas mostradas en la ejecución de políticas para los pueblos indígenas es fácilmente corroborable en la gran mayoría de los casi 40 pueblos indígenas del país con tan sólo acercarnos a sus comunidades. Claro está, siempre que no sean aquellas pocas que nos muestran algunos medios de comunicación oficial, que escogidas como vitrinas propagandísticas, son utilizadas y abusadas para invisibilizar la dramática situación depauperada en la que se encuentran nuestros pobladores ancestrales.

La promulgación de más de 10 Leyes que juridificaron los derechos de los pueblos indígenas en Venezuela en estos años del gobierno bolivariano, ha servido más como demostración de voluntad que para el actuar con voluntad; más para reivindicar la identidad que para identificar al expoliador; más para exaltar la revolución que para lograr la liberación; más para el folclorismo mediático y ocultar la discriminación. Leyes que se han convertido en una inmensa fuente de derechos y también de frustración gracias a los despropósitos cometidos en todos estos años por el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, principal responsable de su malograda instrumentación.

A estas alturas de la revolución bolivariana tenemos que reconocer, y en primer lugar el Presidente, de manera similar al fracaso con la alcaldización de Caracas, que la ministerialización de los indígenas, por así decir, ha sido una medida insuficiente para abordar y resolver los ingentes y recurrentes problemas sociales, económicos, culturales y políticos que históricamente han enfrentado y siguen padeciendo nuestros hermanos aborígenes.

Se hace necesario por tanto una indigenización de los ministerios como medida de emergencia para avanzar en el diseño de una efectiva política pública de atención y apoyo, verdaderamente integral, a nuestros pueblos ancestrales y sus más de 500 mil indígenas (Censo 2001), tal y como lo establece expresamente nuestro, tan ilustre como desconocido, Proyecto Nacional Simón Bolívar. Primer Plan Socialista. 2007-2013. De manera similar a la acertada decisión de distribuir y encargar a los diferentes ministerios el construir y adaptar espacios de refugio para los 130.000 damnificados por las lluvias de los últimos meses, el Ejecutivo Nacional podría escoger un grupo de ministerios, institutos y organismos gubernamentales entre los cuales distribuir, por conjuntos, los pueblos indígenas a los cuales deberán atender de manera integral y, sobre todo, con el apoyo profesional interdisciplinario requerido, lo cual no ha sido posible, hasta ahora, desde el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, y menos aún desde la inoperante y olvidada Misión Guaicaipuro.

La distribución de los pueblos indígenas entre el conjunto de ministerios llamados a indigenizarse y escogidos para este fin, podría realizarse atendiendo a diversos criterios. Algunos de los criterios pueden ser la infraestructura ya existente y desplegada en el territorio nacional, la capacidad de gestión, el tipo de competencias y facultades de los organismos y las instancias gubernamentales que han estado y están relacionadas directa o indirectamente con los pueblos indígenas.

Así, por ejemplo, el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores podría aprovechar sus oficinas y sus competencias en materia de frontera, para atender a los pueblos indígenas pumé, hiwi y cuiva, situados en la frontera colombo-venezolana por el estado Apure; y los pueblos wayú y yukpa en la misma frontera por el estado Zulia.

Por su parte, el Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior podría aprovechar la gran cantidad no sólo de oficinas sino, más aún, de todo el plantel de universidades y tecnológicos que están bajo su dirección y administración, para atender, por ejemplo, los pueblos indígenas en los seis estados del país en que se agrupa esta población, apoyándose incluso en las demás instituciones de educación superior existentes en esas zonas, como en Bolívar, en la Universidad Indígena de Venezuela en el Tauca.

Bien podría ese ministerio, además, instruir, promover, organizar, apoyar y supervisar todo lo conducente para que las universidades e instituciones de educación superior creen unidades de investigación-acción con los pueblos indígenas, a través de las cuales, valga la explicación, se investigue y genere el conocimiento oportuno y pertinente que sustente, al mismo tiempo, la formulación y ejecución de proyectos de intervención práctica que redunden en la constatable mejoría de las condiciones de salud, nutrición, producción, organización y desarrollo político y cultural de nuestras comunidades aborígenes.

Indigenizar los ministerios es enraizarlos a un espacio, en otras palabras, que se identifiquen con la gente de allí, significado primero de la palabra indígena.

Tomar esta medida o cualquier otra es urgente y necesario, no hacerlo significa para los indígenas que están tan lejos del poder seguir padeciendo y muriendo, sin que haya estadísticas ni responsables, como los veinte niños y niñas de las comunidades Pumé del estado Apure que en los comienzos de este nuevo año 2011 ya han muerto de fiebre, vómito y diarrea, afecciones prevenibles que como todos los años por esta misma época siguen causando este alarmante número de muertos, situación dolorosa y de las más vergonzosas en estos tiempos de gobierno revolucionario. Ya estos niños y niñas no serán más los de allí sino los del más allá.

Fuente: aporrea.org: http://www.aporrea.org/actualidad/a116393.html

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando, Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0
25 enero 2011 2 25 /01 /enero /2011 22:16

http://81.25.120.50/EFEAgroDescargasD/1404785/3/fotos/20101112-3468801min.jpgEl directivo del Consejo de Ayllus y Marqas del Qollasuyo (Conamaq), Rafael Quispe, señaló que el Gobierno fomenta el encarecimiento y la especulación de los productos de la canasta básica familiar. Agregó que esa medida es consecuencia del fallido gasolinazo.

 

“Los productos como el azúcar, arroz, harina están sobre las nubes. Sin embargo, la papa y la quinua no han subido se mantienen. En algún momento volverá a subir el precio de la gasolina, lo que resultará un atentado a la economía del pueblo porque el hambre no se puede soportar, más aún cuando se tienen quintales y quintales almacenados a la espera del reajuste de la gasolina”.

Ante el alza de precios de los productos alimenticios, la población ya comenzó a protestar. Quispe puso como ejemplo la violencia con asalto a tiendas comerciales ocurrida en la población de Llallagua. “¿No le dará pena al gobierno indígena abusar del pueblo con una medida neoliberal? Lo que el pueblo está reclamando es justo”, sostuvo.

El líder indígena dijo además que en su mensaje del último sábado, el presidente Evo Morales tampoco manifestó cómo llenará la canasta familiar y creará empleos. Añadió que el mandatario admitió en su informe que no existe una inversión en la cadena productiva agrícola, ni indica cuánto de inversión realizará en este sector, y si no se invierte en la cadena productiva se profundizará la crisis de alimentos.

Finalmente, dijo que tras la presentación del informe, comprobó que el Presidente vive de cifras que no tienen relación alguna con la pobre realidad económica de la gente común. “Morales y su entorno viven en un país distinto cuando dice que en Bolivia todo anda bien, que hay superávit, que no hay crisis económica. Nosotros manifestamos lo contrario porque sólo se preocupan de las ciudades y no del campo”.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando, Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM

Compartir este post
Repost0