Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

30 marzo 2012 5 30 /03 /marzo /2012 21:26

 

images.jpg

 

Domitila Barrios Chungara nació el 7 de mayo de 1937 en Pulacayo, zona minera de Potosí. Desde muy pequeña conoció la desventura, pero también encontró la fortaleza para salir adelante. Cuando aún era una adolescente, los rigores del trabajo minero acabaron con la vida de su padre; entonces tuvo que cuidar a sus cinco hermanas menores, pues su madre estaba muy enferma. Con el pasar de los años, dejó de ser una víctima de las circunstancias y pasó a convertirse en dueña de su destino. En 1952, como esposa de un trabajador minero, fue parte del Comité de Amas de Casa del Distrito Minero Siglo XX. Ya entonces su liderazgo era evidente, lo que la llevó a ser designada Secretaria General de ese organismo. En junio de 1967, el dictador René Barrientos Ortuño envió un contingente militar contra las comunidades de Catavi y Llallagua, para reprimir las reivindicaciones de los mineros parapetados contra la explotación y los abusos de los grandes empresarios. Tras la matanza, Chungara fue apresada y torturada por los militares. Producto de estos abusos perdió el bebé que llevaba dentro de su vientre. Estos hechos que se conocen como la Masacre de San Juan.

En la Navidad de 1977, Barrios inició una huelga de hambre junto con otras cuatro mujeres mineras contra la dictadura. Les siguieron los sacerdotes Luis Espinal y Xavier Albó; y en poco tiempo, más de 1.500 personas se sumaron a la huelga. Con el pasar de las horas, los huelguistas se multiplicaron por miles, y al régimen militar no le quedó otra opción salvo la de claudicar en favor de la democracia.

Logró doblegar a la dictadura militar del Gral. Hugo Banzer Suárez obligándole a iniciar una verdadera apertura democrática y no un simulacro, como era lo originalmente planeado.

Tan destacado papel, sin embargo, no fue el inicio sino el resultado de una trayectoria que ya entonces era notable. Como muchas de las mujeres de su extracción social y de su generación se sintió identificada con los proyectos revolucionarios de los años 60 y 70 y pagó un alto precio por ello, pues las fuerzas gubernamentales, como todas las que aspiran a eliminar a sus adversarios, o por lo menos sus ideas, no tuvieron contemplaciones en su afán de acallar su voz.

Pero como también suele suceder cuando la perseverancia y consecuencia con los propios ideales es superior a la tentación de hacer concesiones, la persecución de la que fue objeto la líder minera sólo sirvió para multiplicar el alcance de su palabra y de la causa que representaba. Así, en 1975 su voz llegó a ser oída en escenarios internacionales y cuando un año después su testimonio se plasmó en un libro titulado “Si me permiten hablar…” su prestigio trascendió nuestras fronteras.

Con esos antecedentes, en 1978 fue la primera mujer en encabezar, acompañando como candidata a la vicepresidencia al dirigente campesino Casiano Amurrio, una fórmula electoral en representación del hoy extinto Frente Revolucionario de Izquierda (FRI). Y aunque la fórmula no fue del todo exitosa en términos electorales, marcó todo un hito inaugural en el proceso democrático del que aún hoy somos testigos, pues en la figura de Domitila Barrios de Chungara se sintetizaron causas que aún hoy mantienen plena vigencia como la participación de las mujeres, los campesinos y los obreros en la conducción de nuestro país.

Estos testimonios fueron posteriormente recopilados en los libros Si me permiten hablar...Domitila, una mujer de las minas de Bolivia y ¡Aquí también Domitila!. En 1975 participó en la Tribuna del Año Internacional de la Mujer realizada por Naciones Unidas, siendo la única mujer de clase obrera que asistió al evento.3 En 1978 inició una huelga de hambre, a la que se adhirieron rápidamente decenas de personas de todo su país, que culminó con la caída del entonces dictador Hugo Banzer4 . También fue nominada para el Premio Nobel de la Paz 2005 junto con Ana María Romero de Campero y Nicolasa Machaca, entre 1.000 mujeres destacadas del mundo, un año antes creó el Movimiento Guevarista, agrupación política que pretende representar la lucha del pueblo.

Falleció de cáncer de pulmón el 13 de marzo de 2012 a la edad de 75 años, posteriormente el Gobierno Nacional de Bolivia declaró 3 días de duelo nacional. EL Gobierno Boliviano la condecoró de manera póstuma con la Orden del Cóndor de los Andes. La distinción que fue impuesta por el presidente Evo Morales, quien llegó al valle para rendir homenaje a la dirigente de las mujeres mineras.

Domitila Barrios, de 75 años, fue madre de siete hijos, y autora de dos libros testimoniales, “Si me permiten hablar” y “Aquí también Domitila” que tuvieron difusión universal, además de cuadernillos de capacitación sindical y política. Fundadora de la Escuela Móvil de Formación Sindical que lleva su nombre y que trabajó en Quillacollo y Cochabamba. Extraordinaria mujer que luchó incansablemente por una Bolivia más justa y un mejor futuro para los bolivianos; en especial para los estratos menos favorecidos. De origen humilde, le tocó nacer y vivir entre las penurias y sacrificios de las minas, a los que supo sobreponerse con un valor y entereza admirables.

 

343796_gd.jpg

 

0 defendemos 87.7

 

 

 

Compartir este post
Repost0
30 marzo 2012 5 30 /03 /marzo /2012 19:27

481451-original.jpg

La ley que protege los recursos hídricos de la comarca indígena Ngäbe-Buglé y que prohíbe la explotación minera y la construcción de hidroeléctricas en esta zona fue sancionada por el presidente panameño Ricardo Martinelli ayer, 26 de marzo.

Cuatro días antes la Asamblea Legislativa aprobó en tercer y último debate el proyecto Ley 415 sobre los recursos minerales e hídricos en la comarca, cuyos artículos fueron consensuados en las mesas de diálogo entre el Gobierno y los indígenas.

Para las autoridades estatales la norma “reúne lo consensuado por la Coordinadora Indígena y el Gobierno dentro de un diálogo que se mantuvo por varias semanas”. En efecto, los indígenas y el Gobierno habían sostenido reuniones con el fin de consensuar los artículos de la ley, semanas antes del debate en el Legislativo.

Así, el acuerdo alcanzado pone fin al proceso de diálogo iniciado a raíz de las protestas de los nativos que en el mes de febrero dejaron como saldo dos muertos y decenas de heridos entre indígenas y policías. “El pueblo ngäbé buglé es el mejor conservador del recurso agua para todos los panameños”, expresó la cacique Silvia Carrera, representante indígena en las conversaciones.

»»Fin de las concesiones.- El proyecto de ley aprobado cancela todas las concesiones para la explotación de recursos naturales otorgadas a personas o empresas nacionales o extranjeras cuya área se encuentre dentro de la comarca.

Según la norma, el Congreso General Ngäbe Bluglé es el que deberá aprobar cualquier proyecto en la comarca y posteriormente llevar a cabo un referéndum para que las poblaciones involucradas tengan la última palabra.

“El pueblo es el que va a decidir a futuro el desarrollo de los proyectos y ponemos una serie de condicionamientos, porque antes trataban de imponer de manera inconsulta lo que querían desarrollar” agregó la dirigente.

Respecto al proyecto hidroeléctrico Barro Blanco, que ocuparía 6.8 hectáreas de la comarca, en la provincia de Chiriquí; se acordó que una comisión técnica integrada por ambas partes revise el estudio de impacto ambiental y realice un peritaje.

A partir de ahora, todo proyecto hidroeléctrico que se acuerde en la comarca, debe dar 5% de la facturación anual a un fondo para el desarrollo de la comarca. Además, al menos el 25% del personal no especializado contratado debe ser indígena o campesino del área.

La nueva norma modifica artículos del Código de los Recursos minerales y contempla indemnizaciones previas en casos de daños, afectaciones o traslados como consecuencias de proyectos hidroeléctricos en la comarca.

Por el momento, los indígenas de la comarca esperan la firma de la ley por el presidente Ricardo Martinelli y su publicación en la Gaceta Oficial para que entre en vigor. Los ngäbe buglés son el grupo étnico más numeroso de Panamá con más de 165 mil habitantes.

Ver Ley que establece un régimen especial para la protección de los recursos minerales, hídricos y ambientales de la comarca Ngäbe-Buglé.

Amílcar Castañeda, corresponsal de Prensa Indígena.org

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0
30 marzo 2012 5 30 /03 /marzo /2012 19:13

Comunidades-de-Las-Salinas.jpg

Por Darío Aranda

Los pueblos originarios y su rechazo a la minería de litio llegaron al máximo tribunal. En una audiencia extraña, por momentos tensa y enredada, las comunidades exigieron que se cumpla la ley. El gobierno provincial aseguró que no hay exploración de litio en la zona en conflicto.
Ante una Corte Suprema de Justicia diezmada, sólo cuatro de los siete jueces, la minería de litio llegó al máximo tribunal y dejó más preguntas que respuestas. A pesar de fotos y pruebas de perforaciones, el gobierno jujeño aseguró que no existe exploración minera en la zona denunciada (Salinas Grandes). Los jueces preguntaron, una y otra vez, qué implicaba la “participación indígena” (vigente y explicitada en la Constitución Nacional y tratados internacionales) e incluso dudaron de estar frente a un caso de su competencia (a pesar de que, contradicción mediante, celebraron la audiencia para tratar la causa). Las comunidades originarias señalaron como un paso adelante haber llegado hasta la Corte Suprema, solicitaron que se cumpla la legislación vigente y exigieron que se respete su derecho a decidir como pueblos indígenas.

El litio es un metal que se emplea en pilas y baterías de productos electrónicos y que comenzó a utilizarse como energía en la industria automotriz. En las Salinas Grandes-Laguna Guayatayoc, puna de Jujuy y Salta, donde viven comunidades kolla y atacama, los gobiernos provinciales identificaron la presencia de litio y dieron la bienvenida a empresas mineras.

Los pueblos originarios cuestionan que gobiernos y empresas violan leyes que obligan a informar previamente cualquier actividad que pudiera afectar sus territorio y alertan sobre el enorme consumo de agua de la minería, en una zona semidesértica como la Puna.

En noviembre de 2010, 33 comunidades indígenas recurrieron mediante un amparo a la Corte Suprema. Ayer, dieciséis meses después, se celebró la audiencia en el cuarto piso del Palacio de Tribunales.

“Por el litio entraron empresas mineras, hicieron exploraciones, pozos, hubo derrames de agua dulce, manchas en el salar, hicieron terraplenes. Y todo ha sucedido sin que pudiéramos opinar. Los gobiernos nunca nos ha consultado”, denunció Liborio Flores, del Pueblo Atacama, e hizo un recorrido histórico de la presencia indígena en las salinas (desde antes de la llegada española), las luchas de los pueblos andinos (Batalla de Quera, en 1875, y Malón de la Paz, durante el primer gobierno de Juan Perón) hasta la actualidad.

“Con la reforma de la Constitución de 1994, cuando el Estado reconoció a los pueblos indígenas, nos dieron una esperanza de recuperar nuestros territorios, el salar y poder trabajar. Sin embargo, la instrumentación de ese entramado constitucional se ha hecho demasiado largo en las provincias, no tenemos el reconocimiento de los territorios”, cuestionó.

Recordó que hace dos años las empresas llegaron hasta la comunidad y hablaron con pocas familias. Ofrecieron trabajo y mejoras a esas familias. “Eso ha hecho que nuestra en comunidad se produzcan divisiones”, lamentó y recordó que nunca se cumplió la consulta libre, previa e informada que establece la ley nacional e internacional.

“Queremos preservar integridad cultural de nuestros pueblos, pero para eso necesitamos preservar la integridad de nuestros territorios. Queremos cuidar el medio ambiente, que es la vida de nuestros pueblos”, afirmó mientras miraba a los jueces y, en el máximo tribunal del país, hizo un llamado básico: “Pedimos el cumplimiento de los derechos indígenas”.

Cerró su alocución y, de inmediato, sobrevinieron los aplausos de la sala.

El presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, advirtió que no se trataba de una “tribuna”, y pidió que no haya aplausos al final de las exposiciones.

La abogada de las 33 comunidades indígenas, Alicia Chalabe, explicó el rol central que las salinas tienen en la cultura de los pueblos andinos, “es el elemento central de su identidad, se referencian con las salinas”. Confesó que para las culturas no indígenas es difícil entenderlo, pero llamó a intentar comprender que el ambiente tiene una dimensión “casi humana” para las comunidades.

Cuando abordaba el aspecto cultural-indígena, a dos minutos de comenzar a hablar, Lorenzetti cortó la exposición. Y comenzó un proceso de pregunta-respuesta (donde intervinieron también los jueces Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda) que abortó la exposición planificada por la abogada de las comunidades.

“Se pide derecho a participar. ¿En qué los beneficiaría?”, preguntó el Presidente de la Corte.

Chalabe: “Lo que se pide es que se cumpla el derecho a la consulta establecida en normas internaciones de derechos humanos y en el Convenio 169 de la OIT. Las comunidades no han sido consultadas”.

Maqueda preguntó, respecto al derecho a consulta referido a los recursos naturales, en qué debiera consistir la intervención de las comunidades previo a los permisos de exploración.

La respuesta es el ABC del derecho indígena.

La abogada de las comunidades explicó que el Estado “y no las empresas mineras” debe cumplir la obligación de consultar, pero no de cualquier manera. “Con un procedimiento muy detallado”, advirtió y marcó como jurisprudencia a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Enumeró:

-Lo debe hacer el Estado.

-Se consulta a los representantes que los pueblos deciden que los representen.

-Debe haber una adecuación cultural con una evaluación de impacto social y ambiental de acuerdo a las pautas de los pueblos indígenas.

-Se debe evitar la desigualdad entre las partes. “No puede haber 15 representantes del Estado y de las universidades, y un sólo delegado indígena, como prevé el gobierno de Jujuy”, graficó.

Aún no había finalizado la descripción del proceso de consulta en base al derecho indígena, y Maqueda volvió a preguntar: “¿El Estado ha realizado esas consultas?”

Chalabe fue tajante: “No. Y hay un mapa de la empresa Orocobre (que pretende extraer litio), del 11 de marzo este año, que muestra 47 perforaciones en Salta Y jujuy…”.

Volvió a cortarla Maqueda: “¿Cuáles serían los recursos naturales que esas exploraciones autorizadas por la Provincia afectarían?

“La sal. Y el agua”. Resumió la abogada. Recordó que un estudio del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) alertó respecto al uso de agua en minería y explicó la fragilidad del sistema de salinas, con aguas superficiales y subterráneas, dulces y saladas. “La posibilidad que se mezclen aguas dulces y saladas significa la pérdida del salar, que será la pérdida de esta cultura andina de siglos”.

Las constantes preguntas de los jueces, una suerte de ping-pong supremo, había hecho mutar el clima de la audiencia. Nadie había imaginado (al menos los vinculados a los pueblos indígenas) que esa sería la metodología del tribunal.

Este redactor asistió a otras tres audiencias de la Corte Suprema respecto a la realidad indígena (por la desnutrición en Chaco, los desmontes en Salta y, el 8 de marzo último, por el Pueblo Qom de Formosa) y siempre los jueces permitieron exponer sin interrupciones. Las preguntas siempre fueron al final de cada exposición.

La ausencia del juez Eugenio Raúl Zaffaroni, el más cercano a la realidad indígena, también fue un factor negativo para las comunidades.

Enredos

Los momentos más tensos fueron cuando comenzó a preguntar la jueza Highton de Nolasco. En poco menos de 15 minutos, intervino en 24 oportunidades para preguntar y/o repreguntar. La crónica sería, de citarse textual, de insoportable lectura.

Algunos tramos de Elena Highton de Nolasco (EHN) y la abogada Alicia Chalabe (AC):

EHN: La provincia de Jujuy dice que no se ha dado permiso para litio. ¿Es así?

AC: Ojalá pudiera contestarle con certeza de documento escrito. La Provincia no nos ha contestado. En las páginas web de las empresas mineras sí aparece (la exploración).

EHN: ¿Pero lo ven en territorio? ¿Hay gente intentando explotar o es algo puramente preventivo la demanda?

AC: En la comunidad Santa Ana hubo una perforación. En la zona cercana a Cangregillos se está explorando.

EHN: ¿Qué han peticionado al Gobierno?

AC: Se ha pedido en agosto de 2010 que se cumpla el derecho a la consulta.

EHN: Lo entiendo como algo genérico el derecho a consulta, pero en concreto del litio y el borato, piden consulta pero sobre todo participación. ¿En qué consistiría? ¿En si se explota o no? Aparentemente no habría oposiciones a la explotación sino que se quiere una explotación limpia. ¿O es también tener trabajo para la comunidad? Para entender en concreto.

AC: No se está solicitando el ejercicio de un derecho ambiental, sino el ejercicio de un derecho indígena, establecido y desarrollado por la Corte…

EHN: Sí, pero concreteme un poco. Actos concretos que se esperan de la Provincia o de esta Corte, de la sentencia. Porque es una forma muy general el derecho a la participación, ¿pero en concreto?

AC: En concreto es un proceso de consulta que cumpla con los estándares internaciones de derechos humanos. Proceso que no lo lleven adelante las empresas mineras, sino el Estado, con pautas claras.

EHN: ¿Hay alguna exploración o es algo preventivo, un temor?

AC: Existen los permisos de exploración en las informaciones de las empresas mineras. Tienen declaraciones de impacto ambiental, es información de las empresas, no del Gobierno.

EHN: Digamos que por ahora nadie ha pedido nada al Gobierno o no sabemos. Esta demanda contra el Gobierno es en realidad por las páginas web de las empresas.

AC: Y por las actividades (de las empresas) en la zona des salinas (… ) Todo está en la documentación (del expediente).

EHN: Lo he leído completo, pero me queda volando qué es lo concreto que pretenden frente a una exploración. ¿Qué el Gobierno los consulte o que el Gobierno los consulte en general antes de empezar nada? No tengo claro.

AC: El pedido es que se cumpla el proceso de consulta. Y que se haga antes de iniciar…

EHN: Para la Corte tiene que haber un caso, un conflicto concreto. Esto ni siquiera es una demanda meramente declarativa, que es lo mismo que surge del expediente, que está todo muy en general, como hipotético, pero no veo un caso, un conflicto concreto… usted es abogada…

AC: Por eso se ha pedido la información a la Corte. La información no ha sido cedida a la comunidad.

¡Ayuda!

El presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti, resumió. “Está claro que piden el derecho a consulta y participación”. Y preguntó: “¿Quieren que el Gobierno les pida una opinión? ¿Autorización para entrar a explorar? ¿Participación qué significa? ¿Debe ser el Estado? ¿El Estado debe pedir permiso? ¿Y si no se da permiso no se puede realizar? ¿Los pueblos originarios tendrían ese derecho? ¿O consulta y participación es un debate donde después decidiría el Estado?”

La abogada de la comunidad, Alicia Chalabe, explicó que la participación se debe dar antes, durante y después de la exploración, en todo momento que se decida sobre los recursos naturales en territorios indígenas. Y remarcó que la jurisprudencia internacional, a que Argentina adhirió, prevé como “salvaguarda especial el consentimiento. No se trata de una participación informativa o de un solo proceso de conversación con las comunidad”.

Lorenzetti redondeó la idea (sujeta a derecho indígena). “En concreto, usted plantea que para explotar debe haber consentimiento de las comunidades indígenas. Y si no lo hay no se puede explotar, como si fuera propiedad originaria”.

Chalabe cerró: “Sí”.

Gobierno

En representación del gobierno jujeño expuso el fiscal de Estado, Alberto Matuk, que enfrentó las mismas preguntas, repreguntas e interrupciones que la abogada de las comunidades indígenas.

Explicó que en la zona hay seis explotaciones de boro, pero que una sola afecta a una comunidad y que ésta dio su visto bueno “y participó en todas las etapas” de exploración, instalación y explotación.

“No existe ni exploración ni explotación de litio en la zona de Laguna Guayatayoc-Salinas Grandes. Existen pedimentos, varios, diversos, pero sin ninguna clase de trámite”, señaló sin inmutarse –por la contradicción– el Fiscal de Estado. Es una misma oración reconoció pedidos de exploración, pero no trámites. Los jueces, incisivos en toda la audiencia, no repreguntaron.

Cerró la audiencia la joven kolla Modesta Rosana Calpanchay, de la comunidad Puesto Rey. Respaldó las afirmaciones del gobierno provincial y dio la bienvenida a la minería en la región. “El Gobierno nos entregó título y nos consultó siempre (…) No sólo queremos fuentes de trabajo, queremos ser proveedores de servicios locales, queremos educación, capacitación. Si tenemos abogados y geólogos podremos controlar mejor”.

La comunidad de Calpanchay, reconocida en la zona por su cercanía al gobierno provincial, está ubicada a 90 kilómetros de la zona de conflicto, en Susques, región que no está incluida en la amparo ante la Corte Suprema y, por lo cual, no se entendió su participación en la audiencia.

Epílogo indígena

Los delegados de las 33 comunidades regresaron anoche a la Puna. Antes de partir, Liborio Flores, 49 años, padre de siete hijos, del Pueblo Atacama, hizo su balance, a título individual (avisó que la próxima semana habrá asamblea y allí surgirá una lectura colectiva). “La audiencia fue una oportunidad, es la primera vez que la Corte recibe a los pueblos andinos, planteamos nuestra realidad y pudimos recordar las luchas de nuestros abuelos. Llegar a la Corte Suprema es parte de esa misma lucha”, explicó.

Consultado sobre el gobierno provincial, Flores sonrió. “Conocemos sus dobles discursos. Se muestran como corderitos y en el territorio ya le conocemos bien el cuero. Dicen que no hay exploración, pero todos sabemos que sí hay, incluso se le escapó al decir que hay ‘pedidos’”, alertó.

Y, sin nombrarlos, Flores recordó a los jueces supremos. “Parecía que querían que dijéramos otra cosa. Nosotros no estábamos pidiendo plata ni trabajo, no pasa por ahí nuestra vida. Nosotros queremos que nos dejen decidir nuestro futuro”.

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0
30 marzo 2012 5 30 /03 /marzo /2012 19:04

CIDH_InfDDHH2012ok.jpg

En especial situación de riesgo se encuentran los líderes y lideresas indígenas y afrodescendientes del continente americano debido a que son víctimas constantes de agresiones, ataques y hostigamientos según registró la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En su Segundo informe sobre la situación de las defensores y los defensores de los derechos humanos en las Américas, la CIDH señala que muchos de los ataques contra la vida e integridad personal de los líderes indígenas tienen la intención de reducir las actividades de defensa y protección de territorios y recursos naturales.

A esto se suma que cuando los familiares u otras personas de un líder indígena asesinado tratan de que investigue el crimen son víctimas de amenazas y seguimientos. Estas son formas de amedrentamiento en contra de las comunidades, ya que será difícil que se retome la protesta que defendía el líder.

Asimismo, en procesos de desalojo de comunidades indígenas las fuerza pública emplea la violencia y, en muchas ocasiones, los manifestantes son detenidos ilegalmente, indica el informe de la CIDH.

Por ejemplo, en el caso de cerca de 70 personas del pueblo Rapa Nui que ocupaba pacíficamente en la plaza Riro Kainga en el centro de Hanga Roa, Chile, para la reivindicación de sus derechos ancestrales territoriales, fueron desalojadas por un centenar de carabineros armados.

Por este motivo es que la CIDH otorgó medidas cautelares a favor del Pueblo Rapa Nui en febrero del 2011, y solicitó a Chile al Estado de Chile que haga cesar inmediatamente el uso de la violencia armada en la ejecución de acciones estatales administrativas o judiciales contra miembros del pueblo Rapa Nui.

El informe también da cuenta de que el desplazamiento forzado en Colombia ha afectado profundamente a los líderes y lideresas afrodescendientes.

Otro de los hostigamientos comunes contra líderes indígenas es iniciación y acumulación de acciones penales sin fundamento en contra de ellos.

Agresiones contra defensores del medio ambiente

Otra parte del informe de la CIDH se dedica a informar sobre la situación de los líderes defensores del medio ambiente, y señala que las agresiones contra ellos se han visibilizado más en relación con el informe de la CIDH del 2006.

Por otro lado, el documento señala que como parte de la obligación general de adoptar medidas para proteger los derechos humanos, las autoridades tienen el deber de implementar los estándares de protección medioambiental nacionales e internacionales que el Estado ha promulgado o aceptado.

Ello porque “los ataques, agresiones y hostigamientos a defensoras y defensores ambientales visibilizan la problemática sobre el incumplimiento de sus obligaciones en materia de protección medioambiental del Estado”.

“De acuerdo a la información recibida por la Comisión, gran parte de los proyectos desarrollados por industrias extractivas se ha dado como consecuencia de la conclusión de tratados de libre comercio y los compromisos de aumento de la inversión extranjera en algunos Estados”, señala el informe.

Ver informe completo en PDF

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0
29 marzo 2012 4 29 /03 /marzo /2012 05:27

563911 10150641457961238 678341237 9610756 1596852367 n28 de marzo, 2012.-El Avatar

verdadero es un trabajo documental de 45 minutos sobre la

situación de los pueblos indígenas, los recursos naturales y

la explotación de hidrocarburos y minerales en la amazonía

peruana, dirigida por el científico y documentalista

canadiense David Suzuki.

 

The real Avatar, como también se le conoce al film, fue muy bien recibida en varias partes del mundo en que fue exhibida porque refleja la versión de los afectados por la contaminación y el deseo desmedido por explotar los recursos en suelo amazónico. Fue filmada en la Cordillera del Cóndor.

En Lima se ha programado el primer estreno de esta película para el viernes 30 de marzo en el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú, ubicado en la avenida Camino Real 1075, San Isidro, a las 6:30 de la tarde.

 

 

La Amazonía es un ecosistema único que se ha conformando desde hace más de 12.000 años entorno a un inmenso río: el Amazonas. Desde su nacimiento en la cordillera de los Andes hasta su

desembocadura en el la Isla de Marajó en la costa atlántica de Brasil, el río Amazonas recorre 6.868 Km., la distancia entre Nueva York y Berlín. Por el estuario del río Amazonas pasa la quinta parte de toda el agua dulce del planeta.

Los 600 millones de Ha. que abarca la Cuenca Amazónica se extienden por varios países. La mayor parte del Amazonas - el 60% - recorre Brasil pero también discurre por Perú, Bolivia, Ecuador, Surinam, Guayana Francesa, Guayana, Venezuela y Colombia.

Unos 350 millones de Ha. se encuentran en Brasil, estando el 80% del territorio cubierto por bosques. Es decir, el bosque tropical amazónico brasileño tiene una extensión 30 veces superior a la superficie ocupada por las masas arboladas españolas.

Esta región contiene uno de los mayores bosques tropicales del Planeta, pero también sufre una de las más diversas gamas de amenazas: incendios forestales, talas, construcción de grandes infraestructuras, expansión de la agricultura y la ganadería, plantaciones de soja, de eucaliptos, minería, prospección petrolífera, etc

En 470 años, sólo el 1% de la parte brasileña de la selva amazónica fue deforestada., en los últimos 30 años, la deforestación ha aumentado hasta alcanzar un total del 14% en la Amazonía brasileña, un área mayor que toda Francia.

1978 y 1996, 52 millones de Ha. de selva fueron destruidas (el 12,5% de los bosques intactos de esta región). (5 millones de Ha. en zonas intactas de selva) de la Amazonía fueron ocupados para la Reforma Agraria.

El mayor peligro para la selva amazónica es la explotación forestal comercial para

fabricar productos derivados de la madera ya que es el comienzo de la cadena de actividades que deforestan la selva.

Las talas intensivas y los incendios están incrementando la fragmentación y la vulnerabilidad de la selva a la propagación de incendios cada vez mas intensos y virulentos.

La densa selva tropical desaparece a un ritmo de 5.200 Ha al día, es decir 8 campos de fútbol por minuto

Enormes extensiones de selva se pierden para siempre.

ALTERNATIVAS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

Es preciso convencer a todos los habitantes de la Amazonía de que es posible vivir de la selva sin destruirla, tal y como vienen haciendo algunos de ellos (pueblos indígenas, caucheros, etc.) desde hace mucho tiempo. Conservar la selva significa mantener intactas todas las opciones de desarrollo abiertas para ellos.

existen soluciones potenciales en la Amazonía, y necesitan un mayor apoyo. Entre ellas están: Caucho - extracción de látex de los árboles del caucho - las heveas - . Comercialización de frutas, nueces y otros productos no forestales. Pesca ecológica Silvicultura próxima a la Naturaleza Ecoturismo

 

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0
29 marzo 2012 4 29 /03 /marzo /2012 05:17

181a4665c76fea4e6ed488a9f3d6c6cf_L.jpg

 

 

Resolución aprobada por unanimidad en el XVI Seminario Internacional del PT de México, a propuesta del Movimiento Popular Unificado y el Partido del Pueblo

RESOLUCIÓN DE APOYO A PUEBLO NGÄBE-BUGLÉ
Propuesta por el Movimiento Popular Unificado y el Partido Partido del Pueblo

Los Partidos Políticos, Movimientos Sociales y Personalidades participantes del XVI Seminario Internacional “Los Partidos y Una Nueva Sociedad”, realizado en la ciudad de México D.F., del  22 al 24 de marzo de 2012.

CONSIDERANDO
1- Que los Pueblos Indígenas de Abya Yala han resistido por más de 500 años a las políticas de exterminio, racismo y  exclusión practicada en casi todos los países a raíz de su lucha en defensa de la Vida y la Madre Tierra como valores fundamentales de su cosmovisión.


2- Que en los últimos meses, en la República de Panamá, los Pueblos Indígenas de ese país, a través  de la Coordinadora por la Defensa de la Recursos Naturales de la Comarca Ngäbe-Buglé y Campesinos y  el Congreso General, representado por la Cacica General Silvia Carrera, primera mujer en ocupar tan relevante cargo, han librado grandes jornadas de lucha por el reconocimiento de sus derechos  ancestrales y jurídicos sobre sus recursos naturales con el fin de que los mismos sirvan al desarrollo de su nación.


3- Que la movilización del Pueblo Ngäbe-Buglé en las calles, ha sido objeto de una gran represión de parte del gobierno derechista de Ricardo Martinelli, con saldo trágico de muertos, heridos, muchos de los cuales han perdido la vista parcial o completamente, lo cual a todas luces, ha sido una violación del derecho a la protesta que tienen los ciudadanos de cualquier país que se precie de democrático.


RESUELVE
1- Apoyar la demanda del Pueblo Ngäbe-Buglé  por el respeto a su derecho de disponer de los recursos naturales ubicados en sus tierras ancestrales, frente a los intentos del gobierno panameño de ponerlos a la disposición de los grandes intereses de  transnacionales que hoy se dedican al negocio minero e hidroeléctrico  con lo cual se profundiza  aún más, la política de despojo  y empobrecimiento propia del neoliberalismo.


2- Condenar la dura represión y las declaraciones racistas del gobierno presidido por Ricardo Martinelli y sus Ministros, a raíz de la movilización indígena en defensa de sus recursos naturales y exigir el respeto de las Leyes nacionales e internacionales que protegen los derechos de los Pueblos ancestrales.


3- Llamar a los Pueblos de Abya Yala a coordinar  esfuerzos  para enfrentar los planes de las transnacionales mineras e hidroeléctricas de disponer de sus recursos naturales, sin tomar en cuenta los intereses de las comunidades tanto en lo económico como en lo del cuido a la naturaleza.

Dado en la ciudad de México D.F. a los 24 días del mes de marzo del 2012.

 

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0
29 marzo 2012 4 29 /03 /marzo /2012 01:08

wirikuta.jpg

Nos presentan el video “Wirikuta No Se Vende, Se Ama y Se Defiende!!!!!” dónde nos hablan de la problemática del pueblo Wixarika.

 

 

“Aho Colectivo”, integrado por Rubén Albarrán (Café Tacvba), Poncho Figueroa (Santa Sabina), Roco Pachukote (ex-Maldita Vecindad, Sonidero Meztizo), Lengualerta, Hector Guerra (Pachamama Crew), Moyenei Valdés (Sonidero Meztizo), Valle González (22), Memo Méndez Guiu (22), Luix Saldaña y Venado Azúl., nos presentan el video “Wirikuta No Se Vende, Se Ama y Se Defiende!!!!!” dónde nos hablan de la problemática del pueblo Wixarika..

 

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0
12 marzo 2012 1 12 /03 /marzo /2012 23:27


http://www.cebra.com.uy/presponsable/adjuntos/2008/08/16-laureles.JPGhttp://3.bp.blogspot.com/_aeduXaMN1qU/S_hfjA0sqFI/AAAAAAAACWg/oB4F4vtPmXY/s1600/ArtigasJose1.jpg

Hay una biografía india de José Artigas que todavía no pudo entrar a los textos de enseñanza. Y sin embargo es en esa relación con los charrúas donde están las claves para entender su vida y su revolución.

Los eruditos se niegan a reconocerlo;, les da vergüenza, porque los indios son despreciables; y les da tristeza, porque es feo quedares solos, habiendo admitido que el Jefe de los Orientales no es de aquí; que venía de visita al sur y estaba siempre, deseando volver a casa, para estar rodeado por su gente, aliviado y seguro, en medio de los desiertos del Lejano Norte.

No voy a referirme en esta nota a "la vida suelta" de Artigas (¡que va de sus 14 años hasta los 32!); sucede en la Sierra, lugar misterioso, más allá del río Negro; un vasto territorio al cual no podían llegar los habitantes de Montevideo y donde eran desconocidos el alfabeto y la medicina alópata.

Es innegable que Artigas cruzó la línea de las culturas y convivió con los charrúas y recibió de ellos una formación que, por momentos lo hace superior y absolutamente inexplicable en medio de sus coetáneos de Montevideo.

Me propongo contar hechos concretos, sucedidos entre 1805 y 1815; todos, irrefutablemente documentados.

La estancia de Artigas

 

El día 14 de febrero de 1805, el comandante del norte, el coronel Francisco Javier de Viana resolvió conceder "el uso y propiedad de un terreno a don José Artigas".

Por ese acto solemne, le donó el "rincón entre el arroyo Valentín que desagua en el Arapey Grande y las puntas de la cuchilla que sale al Daymán y hace rincón con otro arroyo llamado de Las Cañas, que nace del propio Arerunguá y contiene en si, seis leguas de fondo y una y media de frente" (sin excepción, los nombres geográficos citados se mantienen toda vía).

Esta estancia descomunal, más grande que el departamento de Montevideo, tiene 105.000 hectáreas de superficie y fue formalmente escriturada a nombre de Artigas. Constituye la única fortuna que tuvo en toda su vida y lo transforma en uno de los terratenientes con mayor extensión de tierra, en la Banda Oriental. (1).

Y sin embargo, algo rechina.

Resulta absurdo, que de pronto, Artigas haya decidido ser estanciero en un lugar imposible, en medio de la Sierra inhabitable. No tenía posibilidades, ni codicia suficiente para plantearse el negocio cruel de los pioneros.

El hecho es muy raro. No conozco ejemplos de donaciones semejantes, hechas en ese tiempo.

Pero se puede explicar: la adquisición increíble recae (precisamente, sugestivamente) sobre la zona donde merodee ¡a nación charrúa; en Arerunguá, en el ángulo que forman los arroyos Valentín y Cañas, están los últimos potreros donde una tribu nómade puede sobrevivir.

Arerunguá (palabra clave para entender la historia de este país). será, en toda la trayectoria pública de Artigas (de 1811 a 1820), el centro de su acción; es de allí, exactamente, que parte el federalismo, cuando su fundador se ha quedado solo, sin ejército oriental y en medio del desierto.

A esa situación desesperada Artigas le llama orondamente: estar "en centro de mis recursos".

No conozco ningún estudio histórico que coloque la capital de Artigas en su verdadero lugar.

Carta a Manuel Artigas, llamado el Caciquillo

 

En la primavera de 1945, yo tenía 23 años y estaba con Maneco Flores Mora, en Buenos Aires, trabajando como ayudante de investigador del Archivo Artigas.

Edmundo Narancio, que era el jefe de misión, encontró entonces una carta de Artigas, absolutamente extraordinaria, que hicimos microfilmar y remitimos a Montevideo.

Esa carta, dirigida a un indio charrúa que hablaba español pero que no sabía leer (circa setiembre del 1812) dice: "Cuando tengo el gusto de hablar al noble cacique don Manuel Artigas, lo hago con toda la satisfacción que me inspiran sus dignos pensamientos. Yo estoy seguro de estar siempre con vos, así como vos debés siempre contar conmigo.

Nada habrá capaz de dividir nuestra unión y cuando los enemigos se presenten al ataque, nos verá el mundo ostentar nuestra amistad y la confianza que mantenemos.

Yo estoy convencido de tus buenos sentimientos; por ellos y por las demás condiciones que te adornan, será siempre un amigo tuyo y de los que te siguen, tu padre, Artigas". (grafía actualizada por mi).

En su formidable libro "La independencia del Uruguay" (2) Narancio agrega esta nota que, asombrosamente, no ha despertado la menor reacción:

"Por razones que ignoramos, en el Archivo Artigas, tomo décimo, pp 185 -186, se publica el documento de (Baltasar) Vargas a Sarratea remitiendo copia del texto citado) pero se omite la carta de Art¡gas al cacique indio, de obvio interés" página 88).

Parecería que nuestra historia oficial no quiere indios metidos en la revolución, y los borra.

Los más grandes historiadores "demuestran" muy seguido que el Jefe de los Orientales peleó contra los charrúas.

Los papeles dicen que Artigas jamás atacó a la nación charrúa, aún cuando tuviera ordenes concretas de hacerlo. 

Los robos de caballada

 

No todas las repeticiones son fruto del azar inescrutable. Cada vez que Artigas está en una situación comprometida a su contrincante le sucede la misma desgracia: le roban los caballo. Es la pérdida peor y la más difícil de infligir.

Un ejército de esa época no puede pelear, ni moverse, si esta falto de cabalguras; y lo que es peor: no puede comer, porque alcanzar y voltear una vaca chúcara era tarea reservad a los grandes jinetes.

Cuando Artigas era un oficial de blandengues (policía montada de la frontera norte) un coronel de nombre Rocamora sitúa un batallón numeroso en Arerunguá, en Salto, cerca de Tacuarembó. Pretende ejercer la policía del lugar contra los contrabandistas de ganado y, más precisamente, contra los indios infieles, minuanes y charrúas.

Artigas clama ante sus superiores, en cartas sucesivas, pidiendo que se desplace hacia la frontera, esa vigilancia situada en los mejores potreros, algo inaguantable para los charrúas que viven allí, cazando bichos sin dueño.

Pero fue inútil.

Visto que el militar no cejaba en su empeño, una noche los caballos del ejército del señor coronel, desaparecen. Es un hecho asombroso.

Se investiga a fondo y resulta, leyendo el expediente, primero que el jefe militar despojado queda en muy mala posición, se le ve como incapaz; y segundo: que el charrúa que robó la caballada a vista y paciencia de la guardia es, justamente, un indiecito joven, llamado Manuel Artigas, el Caciquillo.

Ocho años después, en 1812, se producen las famosas desavenencias de Artigas (jefe oriental) con Sarratea ( prohombre de Buenos Aires) y el entredicho culmina frente a Montevideo, que está sitiada por los patriotas.

Son tres las fuerzas de la revolución emancipadora que convergen sobre la plaza defendida por los españoles, pero tales fuerzas están divididas: Rondeau en el Cerrito de la Victoria, aguantando solo el asedio; Sarratea, que viene del litoral con un batallón numeroso y artillería; y Artigas con los pocos orientales que le van quedando, porque el porteño lo debilitó de a poco, quitándole oficiales y tropa.

Sucede entonces lo inesperado: durante la noche del 16 de enero de 1813 a Sarratea le roban milagrosamente, 2.700 caballos y 700 bueyes, llevándoselos a vista y paciencia de su guardia militar.

La agresión, aunque incruenta, es intolerable.

La relación empeora de tal modo que el 2 de febrero Artigas es declarado traidor de la patria y ambos jefes están al borde de la guerra.

Entonces vuelve a suceder lo imposible: al ejército porteño le roban los pocos caballos y los pocos bueyes que le quedaban. El porteño queda de a pie, es decir, absolutamente perdido.

"A eso de las dos de la mañana, tuve aviso de que habían sorprendidos los dragones que cuidaban los 300 caballos del cuarto escuadrón, por una partida numerosa del señor Artigas que se los llevaba; además arreaban los bueyes..." -así da cuenta Nicolás de Vedia, un oriental inteligente, servidor de los porteños y agrega: "También se me avisa que los caballos pertenecientes al señor coronel y otros oficiales, también han sido llevados..." (3).

Observo nueve indicios coincidentes: 

1) No está al alcance de ningún gaucho arrear 2.700 caballos y 700 bueyes sin un relincho, sin una espantada, pisando con pies de seda, en medio de la noche, bajo las narices de la guardia enemiga. Esa obra de arte, es cosa de indios sutiles. (Era común que los infieles vinieran a las afueras de Montevideo a realizar demostraciones circenses, basadas en su dominio sobre los caballos).

2) Pero hay más. No está al alcance de nadie, mover esa animalada sin dejar huellas. Y lo cierto es que al día siguiente, el ejército porteño no pudo localizar lo sustraído.

3) El único camino que ese arreo inmenso pudo seguir, es el rastro que día a día se traían de una mimas estancia, para abastecer al ejército sitiador. La tierra del camino de las tropas está tan pisoteada, que es imposible para el mejor rastreador, leer las huellas.

4) Y sucede, como está probado, que es de la estancia "La Calera", de García de Zúñiga, de donde vienen las vacas de consumo para el ejército de Rondeau y está probado que es allí donde está, secretamente acampada, la tribu charrúa, cuyo cacique es el Caciquillo.

5) Cuatro días después del robo maestro, Artigas le escribe a García de Zúñiga, en clave: "No olvide usted de decirme algo de esos señores que usted ha alojado allí".

6) A la semana siguiente, en otra carta con el mismo destino dice Artigas: "Hago un deber mío, disculpar delante de usted los perjuicios que pueden habérsele inferido durante nuestra mansión (estadía) en esas inmediaciones" (4).

7) Después de la desaparición de la segunda tanda de bichos, Sarratea dura en su altísimo cargo 9 días. Buenos Aires lo destituye y nombra jefe de las fuerzas orientales a don José Artigas.

8) Entonces, Artigas y los charrúas se incorporan al sitio de Montevideo.

9) El curita Muñoz, que lleva un diario del sitio, consigna: "Llegaron hoy los charrúas; fue preciso hacerlos acampar a tres leguas de distancia por su conducta incivil, aunque su jefe, el Caciquillo, don Manuel Artigas, muy tratable" (5).

La marcha secreta

 

No supe nunca que las hazañas memorables de los charrúas reconocidas. Hubo 500 jinetes que derrotaron sistemáticamente a los porteños, hasta hacer inexpugnable la provincia oriental, frente a las pretensiones de Buenos Aires, y esa es, en buena medida, la causa más admirable de la independencia de este país; y sin embargo...

Nadie explica cómo pudieron los orientales derrotar a Sarratea para incorporarse victoriosamente al segundo sitio de Montevideo o cómo lograron derrotar a Dorrego cuando corrió locamente hacia Arerunguá, para deshacer al Jefe de los federeles y se encontró aislado; y por eso resultó deshecho en Guayabos.

Pero lo que menos aclaran los señores redactores de la historia en uso, es "la marcha secreta".

La historiografía científica uruguaya (siempre infiel con los infieles) no dice nada del destino insólito que Artigas le dio a su huida, cuando abandona el sitio de Montevideo (20 de enero de 1814) y se transforma en un desertor.

Sin charrúas, nadie podrá explicar nunca por qué el Jefe de los orientales abandona a su gente (aun a su hermano) y se quita el uniforme y se va solo, en medio de la noche, vestido de gaucho, llevando una chuza y así atraviesa todo el país (del día 1 al 24, hace 400 kilómetros en tres días) para situarse en las cercanías de Arerunguá, en las costas del Tacuarembó chico, y afincado allí, en ese inhóspito lugar del Lejano Norte, proclama una y otra y otra vez: "estoy en el centro de mis recursos", "estoy en el seno de mis recursos".

Mucho menos se puede explicar que desde esa zona, en medio de un desierto, rodeado de indios analfabetos, haya difundido una nueva idea: el federalismo, que resultó incontenible, y que se impuso, hasta ahora, en esta parte del mundo; aún a costa del sacrificio que implicó nuestra secesión.

Artigas, caso único en la revolución americana, contaba con una formidable caballería ligera, los charrúas.

Sólo así se entiende la desesperación porteña por conseguir la invasión de una potencia extranjera. No tenían otra.

Artigas era invencible en el Lejano Norte y los incendiaba.

(1) Carlos Maggi, "Artigas y su hijo el Caciquillo", Ed. Fin de siglo, Montevideo, 1992, pág. 27

(2) Colección independencia de iberoamérica, José Andrés Gallego, director coordinador; Demetrio Ramos, director de la Colección, Ed. MAPFRE, Madrid.

(3) Carlos Maggi, op. cit., pág. 147

(4) Idem, pág. 144

(5) Idem, pág. 151

 

Carlos Maggi

El País

9 de enero de 1994

 

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0
12 marzo 2012 1 12 /03 /marzo /2012 23:22

Memorial Salsipuedes

Memorial Charrúa en Salsipuedes


 Nuestro Pueblo Charrúa venia luchando por su independencia desde la invasión de nuestro territorio, por parte de españoles y portugueses, en el siglo 16

Como tampoco se sabe que en el proceso de emancipación de las colonias hispanoamericanas, hubo dos proyectos antagónicos, uno continental, de patria grande, de construcción de un estado y una sola gran nación diversa, desde México hasta el sur del continente, lo encabezaron los pueblos y sus líderes: los padres Morelos e Hidalgos en México, acaudillando las masas indígenas; Francisco Morazán, uniendo a los pueblos de la Republica Centroamericana; el General Simón Bolívar, en el norte de la América del Sur; el mestizo Guaraní José de San Martín, en las Provincias Unidas del Río de la Plata, Chile y Perú; y José Gervasio Artigas, en el corazón del territorio Charrúa: el Uruguay actual, toda la región entrerriana y sur de Brasil.

Para estos hombres la soberanía residía en los pueblos, y la patria era América. Pero el proyecto triunfante fue otro, que respondía a patrones colonialistas, y la liberación de los pueblos de América Latina y el Caribe quedo inconclusa, constituyéndose en el principal reto del siglo 21

La clase dirigente que se adueño del proceso de emancipación de los pueblos en nuestra América estaba formada por terratenientes y comerciantes, quienes al calor de la construcción de los estados latinoamericanos, devendrían en las opulentas minorías oligárquicas, que gobernarían convirtiendo a nuestros países en proveedores de materias primas y a nuestros pueblos en esclavos de las potencias europeas.

No solo despedazaron el continente, dando nacimiento a una veintena de estados, sino que convirtieron al proceso de emancipación continental de los pueblos latinoamericanos y caribeños, en una extensión de la colonialidad española, en un simple cambio de amo, en el segundo golpe de estado.

El triunfo del proyecto liberal capitalista significó para los pueblos indígenas, afrodescendientes, campesinos y mestizos de Nuestra Abya Yala, el paso de un colonialismo externo, a uno interno.

Nuestro pueblo Charrúa en armas fue protagonista indiscutible del proceso de liberación continental, en nuestro territorio ancestral.

Fuimos parte de la Liga de los Pueblos Libres, que abarco las actuales provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Córdoba y la Banda Oriental del Uruguay, liderados por el General José Gervasio Artigas, que entre 1813-1820 representó la alternativa a los proyectos imperiales en nuestra región. La misma, fue una alianza heterogénea de incipientes estados provinciales, pueblos indígenas, afrodescendientes, criollos pobres y algunos europeos. Su espíritu estuvo basado en la integración de pueblos y culturas soberanas, sin hegemonismos, para ser libres  sin dominar a nadie.

El pueblo Charrúa en armas fue la columna vertebral del artiguismo en la Banda Oriental del Uruguay. Pero este proyecto de liberación contó con demasiados y fuertes enemigos, y fuimos derrotados, y exiliado nuestro líder José Artigas en Paraguay.

Esto significo el reparto de nuestro territorio, por parte de Argentina, Brasil y Uruguay; y el aniquilamiento de nuestras comunidades. En la Republica del Uruguay por el presidente Fructuoso Rivera; y en Entre Ríos por el Gobernador Justo José de Urquiza, quien nos utilizo en las luchas civiles contra los unitarios; despojándonos así, de nuestro territorio ancestral, nos vimos obligados a ocultar nuestra identidad en el criollo.

El estado liberal, eurocentrista y oligárquico nos invisibiliza históricamente, a través de su lógica, de igualdad, orden y progreso con: genocidios estadísticos, despojos de territorio, un sistema educativo orientado a la negación de nuestra identidad, la imposición de celebraciones religiosas y patrióticas, perdida de nuestras lenguas indígenas e imposición  de la lengua castellana, destrucción de la sabiduría de nuestros ancianos. Festejan la propiedad privada de los recursos naturales, donde cualquiera que tenga dinero pueda comprarlos, poseerlos y usufructuarlos, aun siendo bienes colectivos como los ríos, el aire, la diversidad biológica y la madre tierra. Patrones que atentan contra nuestra cultura

La larga noche de silencio para nuestro pueblo duro poco más de un siglo, nuestra gente oculto hacia afuera nuestra identidad Charrúa, hacia adentro distintos mecanismos de resistencia permitieron sobrevivir y dar lugar al renacimiento.

 

Se habla y se festeja en distintos países de independencia, del bicentenario, cuando lo que han hecho es cambiar de patrón. el imperio se encargo de respaldar dictaduras en todo el continente, y luego de endeudar a cada país,respaldo las salidas democráticas, así le llamaron. Y hoy cada gobierno hace los mandados. ¿De que independencia se habla? Los que realmente lucharon por la independencia, fueron traicionados como el caso de Artigas que termino en el Paraguay. Rivera planifico su muerte, esta documentado en el archivo Artigas en la Biblioteca Nacional, con una carta de su puño y letra, fue el responsable de la matanza a los Charrúa en Salsipuedes. Pero en Uruguay sigue siendo héroe nacional. Desde su gobierno que fue el primero hasta el actual, nadie toco las infames mentiras históricas. Haciéndose cómplices de delitos de lesa humanidad.

Este 11 de abril, nos visitara la historia, y estaremos presentes en Salsipuedes, generaremos mas conciencia de la lucha por la reivindicación histórica, por nuestros abuelos. 

Pero también tenemos que detenernos a pensar, en los personalismos, y egocentrismos, que tienen que desaparecer, para poder ser la Nación Charrúa. Somos críticos de la cultura accidental, en la cual nos hicimos hombres y mujeres, amando profundamente nuestra descendencia indígena. Sus valores, la cosmovisión que compartimos con nuestros hermanos en Nuestra Abya Yala. Pero sufrimos de ego, de individualismos, de hacer chacritas para unos pocos. Sufrimos de romanticismo, con falta de actitudes. Nos llamamos inchala (hermano en Charrúa) y estamos todos separados, en grupos, se forman coordinadoras que duran cinco minutos. Mientras hallan dueños de la pelota, que decidan quien juega y quien no, seremos grupos y grupillos, mas nunca la Nacion Charrúa. 

 

Ricardo Silva (Caio) para Marquemos un Norte

 

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0
5 marzo 2012 1 05 /03 /marzo /2012 13:27

justicia.jpg

Mismo modelo, mismo pensamiento, distinto discurso-copia-1

0 defendemos 87.7

Compartir este post
Repost0