Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

14 febrero 2011 1 14 /02 /febrero /2011 18:16

d217e2ddeebdafd5a435026e8f21bde3.mp3
 

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/fotos/imagen.php?filename=fichero_23024_20101210.jpg&ancho=230&alto=193&corto=0Por José Rafael Sáenz March*

14 de febrero, 2011.- España siempre ha sido multicultural, lo cual no significa que haya sido, ni sea, intercultural. Multiculturalidad e interculturalidad no son conceptos sinónimos, aunque muchos, incluso algún «especialista», los confundan. 

La talla sociológica, antropológica, pedagógica, política y ética de la interculturalidad dista tanto de la multiculturalidad como un sistema sanitario de una epidemia. La interculturalidad es una manera de vivir la diversidad cultural mucho más exigente que la mera coexistencia multicultural. El prefijo «inter» nos da la clave. «Multi» sólo significa «muchos» o «varios», pero «inter» implica interrelación, reciprocidad.

La interculturalidad requiere el respeto mutuo, pero también exige la convivencia constructiva y la cooperación de todos.

Una sociedad intercultural no obliga a nadie, nativo o extranjero, a renunciar a sus esquemas culturales y reemplazarlos por los de la sociedad receptora o los de la cultura en ella dominante (asimilacionismo). Tampoco consiste sólo en admitir en un territorio la presencia de grupos culturales diversos, aislándolos en guetos o condenándolos a ser ciudadanos de tercera (segregacionismo). Menos aún se trata de alcanzar una síntesis de culturas -ni siquiera entresacando «lo mejor» de cada una- para construir una «monoculturalidad», una cultura única universal (sincretismo).

El sincretismo cultural que pretenden implantar ciertos grupos o corrientes, como la masonería o la ‘new age’, son rodillos aplastadores de las diferencias culturales, de la gran riqueza que supone la diversidad cultural humana. Son formas de globalización descarada e indeseable que, paradójicamente, no son criticadas por los grupos anti-globalización, sólo preocupados por la también indeseable colonización cultural mundial, por el «estilo de vida norteamericano». Cada ser humano es único e irrepetible. Tan valiosa es nuestra igualdad como nuestra diversidad.

Una sociedad intercultural debe detectar y rechazar los prejuicios y estereotipos culturales y evitar el racismo y la xenofobia. Además, la interculturalidad exige que los distintos grupos culturales se relacionen entre sí con toda normalidad, más allá de la mera coexistencia pacífica, que exista una comunicación fluida entre ellos, que sean capaces de negociar objetivos comunes y perseguirlos juntos, y que la diversidad cultural, lejos de ser una dificultad social, se acepte como una riqueza humana de la que todos pueden beneficiarse si media la humildad y la buena voluntad.

La «tolerancia» se propone como un valor estelar de la democracia y de la interculturalidad, pero en ella está precisamente uno de los puntos en los que topamos con los límites que dan título a este artículo. Desde hace unos años, el hipertrofiado valor de la tolerancia ha tenido que ser «reajustado» con la aparición de numerosas «tolerancias cero», como las relativas a la violencia. No podía ser de otra forma, pues no todo es tolerable. En una democracia, cada uno puede pensar lo que quiera, pero de ninguna forma puede hacer lo que le venga en gana.

En los regímenes verdaderamente democráticos, debe existir la libertad de pensamiento y de expresión, pero igualmente necesitan unas normas estrictas para asegurar su propia esencia, para que los derechos y libertades de todos estén garantizados y no puedan ser aplastados por nada ni por nadie.

La democracia requiere imponer algunos implacables límites a la libertad. La libertad individual acaba exactamente en el punto donde resulta amenazada la libertad y los derechos del otro.

Un gigantesco logro de la sociedad noroccidental es haber conseguido consensuar y redactar una Declaración Universal de los Derechos Humanos que recoge el mejor sentir ético de toda una civilización. Los países que se han adherido a ella, como España, han trasladado esos principios a sus Cartas Magnas, como es el caso de la Constitución Española. Estos son los marcos normativos irrenunciables que deben presidir la convivencia social y la actividad política.

También la interculturalidad tiene límites, pues no toda costumbre o práctica puede ser aceptada y consentida, por muy propia que sea de ciertos grupos culturales. Por desgracia, siempre aparecen posturas extremistas, en casi todos los asuntos humanos, que sacan de quicio las cosas desde planteamientos ideológicos irracionales. Hay quien se empeña, por ejemplo, en negar todo derecho al inmigrante en igualdad con los de la sociedad receptora. Y en el otro extremo, hay quien justifica toda costumbre cultural, por muy cruel o indeseable que sea, incluyendo ablaciones y lapidaciones.

Pues miren, no, ni lo uno, ni lo otro. La interculturalidad también tiene sus «tolerancias cero», sus límites y sus exigencias, que obligan tanto a la sociedad receptora o mayoritaria, como a las personas y grupos culturalmente diversos que desean vivir en un país democrático. El respeto no es unidireccional, sino recíproco. Todos, sin excepción, sean nativos o extranjeros, mayorías o minorías, deben asumir los derechos humanos. Una sociedad intercultural no exige a nadie que renuncie a su forma de pensar, pero sí que se ajuste en su forma de actuar.

Bienvenido, por tanto, cualquiera que desee compartir nuestra tierra, nuestros fines, nuestras ilusiones, nuestros problemas y nuestro trabajo y respetar nuestros logros éticos, que siglos de historia y mucho esfuerzo y sangre nos han costado construir. Nuestra sociedad está llena de defectos, como todas, y también incumplimos muchas veces los Derechos Humanos de los que tanto hablamos, pero estos siguen siendo el ideal colectivo de humanidad al que queremos llegar y el contexto normativo en el que debemos movernos. Quién no los comparta, ya sabe dónde tiene la puerta.

* José Rafael Sáenz March es licenciado en pedagogía y máster en investigación psicopedagogo de menores y profesor universitario.

Fuente: Portal de noticias Las Provincias.es: http://www.lasprovincias.es/v/20110214/opinion/limites-interculturalidad-20110214.html

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2011 7 13 /02 /febrero /2011 21:32

97be95cd258f184c405a27cbf627b28e.mp3

http://antimperialista.blogia.com/upload/20110212164618-josemiguel11smetalico1.jpg(Esta obra es una de las que podrás ver en el Oncesetón, se llama "De bajo los escombros de las dos torres saldrá fortalecida la mano que pidió auxilio para cercenar la garra avariciosa que las hizo detonar" del artista José Miguel) El próximo 11 de septiembre de 2011 se cumplen 10 años del fatídico 11-S; un dramático suceso que sirvió a los gobiernos occidentales (especialmente a Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel), para justificar el desarrollo de la más sanguinaria y bárbara agenda imperialista de todos los tiempos.

Diez años después, son infinidad el número de pruebas que demuestran que el 11-S, así como posteriores atentados (como el 11-M, el 7-J, Mumbai…) fueron planificados y ejecutados por los servicios secretos occidentales. Sin embargo, la censura ejercida por el poder ha sido de tal magnitud (incluyendo el asesinato de multitud de testigos claves) que la verdad sobre la autoría de tales atentados no ha sido capaz de alcanzar a las grandes mayorías.

Es por todo esto que aquellas personas que deseamos que la verdad salga a la luz, para poner fin a este perverso mecanismo de control social. Llamado terrorismo internacional, muy útil para justificar el actual estado policial y las aventuras imperialistas del gran capital, debemos buscar nuevas vías para combatir este criminal sistema totalitario. Eso es lo que a partir del próximo 11 de septiembre hará un grupo de artistas en Madrid.

Con el nombre de oncesetón, el 11 de septiembre de 2011, tendrá lugar una exposición de obras de arte, para denunciar la gran mentira del llamado terrorismo internacional. Las bases para participar en la misma se concretarán el 11 de marzo de 2011, en el siguiente sitio web.

http://www.tiffotos.com/onceeseton/

Esta exposición no nace con la idea de limitarse en el tiempo, sino que pretende ser el punto de salida de una nueva forma de combatir el brutal e irracional orden capitalista-imperialista; una forma de combate destinada a afectar lo más profundo de la conciencia de los seres humanos, paso necesario e imprescindible si pretendemos afectar o alterar el actual orden.

Espero y deseo que ésta sólo sea una de las miles de nuevas iniciativas que ataquen desde todos los frentes al criminal orden mundial que nos esclaviza, y sirva para sacar a los opositores al mismo, del actual estancamiento en el que se encuentran.

 antimperialista

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2011 7 13 /02 /febrero /2011 21:13

4eaeb5d25bb7e904b0b1009c83d70913.mp3
 

http://www.cubainformacion.tv/images/stories/2011%20Fotos/noti_01_enfema/egipto-protestas_cartel-mubarak.jpgCubadebate, con información de Democracy Now!.- Cables divulgados por WikiLeaks revelan que funcionarios israelíes deseaban desde hace mucho que el recién nombrado presidente egipcio Omar Suleiman finalmente sucediera a Hosni Mubarak como presidente del país.

 

En un cable de agosto de 2008, un diplomático estadounidense decía: “No hay dudas de que Israel está más cómodo con la perspectiva de Omar Suleiman”.

 

 El informe revela que los delegados de Suleiman mantuvieron conversaciones con funcionarios militares israelíes varias veces por día a través de un “teléfono rojo”. También se afirma que Suleiman quería que se “aislara” a Hamas y que pensaba que Gaza “debía pasar hambre pero no en grado extremo”.

 

El gobierno de Barack Obama ya aceptó a su aliado de larga data. Suleiman desempeñó un papel fundamental en el programa de rendiciones extraordinarias de prisioneros de Estados Unidos.

 

Asimismo, en la década de 1980 recibió entrenamiento en la escuela y centro de guerra especial John F. Kennedy, en Fort Bragg, Carolina del Norte.

 

Tantawi: El favorito del Pentágono queda al mando en Egipto

 

Fernando Navarro - El País.- En el Ejército egipcio, ningún militar ha sido tan fiel a Hosni Mubarak y al mismo tiempo tan trascendental para conseguir su salida de la presidencia como el poderoso ministro de Defensa egipcio, Mohamed Husein Tantawi, quien ha quedado al frente del Consejo Supremo militar que ha asumido el poder en el país árabe.

 

Este veterano general de 75 años ha simbolizado más que nadie la división existente en la cúpula militar, que se ha debatido durante semanas entre ser leal a Mubarak o satisfacer las demandas populares y las presiones internacionales.

 

Conocido por algunos oficiales como “el perrito faldero de Mubarak”, Tantawi lleva desde 1991 como máximo responsable de Defensa en Egipto. Nunca ha fallado a su gran benefactor y, como el rais y el vicepresidente Omar Suleimán, tuvo un papel destacado en la guerra del Yom Kippur contra Israel en 1973. Ascendió al vértice de la pirámide militar egipcia, aunque más le ayudó ganarse la confianza de Mubarak.

 

Su fidelidad al régimen no ha sido nunca cuestionada y, por eso, Washington veía en él un candidato potencial a suceder al presidente egipcio en los próximos años si, en el curso natural de los acontecimientos, no hubiesen estallado las revueltas. A partir de ese momento, y con la calle pidiendo enfurecida la cabeza de Mubarak, Tantawi se fue soltando de las riendas del presidente para erigirse en la voz más autorizada entre la cúpula militar egipcia en las intensas negociaciones con la Casa Blanca.

 

En las últimas dos semanas, estuvo en contacto directo con el secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates. Según fuentes estadounidenses, ambos estudiaron el plan de salida de Mubarak. Tantawi, que presidió el primer Consejo Supremo militar sin el presidente, también intentó controlar a la oposición durante el proceso de cambio. Con Mubarak todavía en el poder, se le pudo ver en la plaza de la Liberación, como un claro signo de que el Ejército no iba a enfrentarse a los manifestantes, a los que pidió que abandonaran las protestas de forma pacífica.

 

No fue el único gesto de los militares. Antes de la salida del faraón, al centro de El Cairo también acudió el general Sami Hafez Enan, jefe de las Fuerzas Armadas, que se rodeó de multitudes cuando apoyó las demandas del pueblo y aseguró que el Ejército salvaguardaría su seguridad.

 

Cayó Mubarak, que el festejo no permita que le roben al pueblo su gran victoria

 

Carlos Aznárez - Resumen Latinoamericano.- Finalmente el tirano Mubarak ha sido derrocado. El pueblo, o por lo menos esa gigantesca parte del mismo que desbordó durante 17 días la Plaza Tahrir con sus gritos de “Fuera, Fuera” y sus cánticos, no cedieron en la embestida, y lograron hacer caer al otrora hombre fuerte de las castas gobernantes. Ahora, los millones de ciudadanos movilizados reclaman para sí el protagonismo principal de esto que algunos medios (que hasta ayer mimaban a Mubarak) califican de Revolución, pero que sin dudas tiene todas las características de una rebelión pot el hartazgo de un gobierno que siempre estuvo al lado del imperio yanqui y sirvió de felpudo a las políticas sionistas en la zona.

 

Lo dijimos al comienzo de este levantamiento popular: Mubarak puede irse o quedarse, pero indudablemente Egipto ya no será el mismo, sus jóvenes y sus trabajadores deberán ser la garantía de que ningún Suleimán o Baradhei intente quedarse con el rédito de la sangre derramada, de los cientos de encarcelados, de los torturados por ese Ejército que hoy, como si la gente no tuviera memoria, intenta en autoerigirse en custodio de la voluntad popular.

 

Recordemos: Omar Suleimán es el hombre que servía de garante a la CIA para las entregas de prisioneros acusados de “terrorismo” y que llegados desde otros confines en aviones de la Agencia norteamericana, iban a engrosar la fila de detenidos “ilegales” en las mazmorras del Guantánamo egipcio.

 

Suleimán es ahora el funcionario aplicado que no deja de consultar ninguno de sus pasos con sus tutores de Washington y que se mantiene al habla diariamente con el gobierno sionista de Tel Aviv.

 

Recordemos: este Ejército egipcio que a través de sus altos mandos trata de mostrar un rostro conciliador y que ayer mismo les expresaba a los manifestantes que “comprendía sus razones”, es el mismo que ha asesinado y torturado a miles de ciudadanos que a lo largo del poder de Mubarak se rebelaban contra sus injusticias. Ese Ejército es el que reprimió a sangre y fuego a los palestinos de Gaza que intentaban, desesperados, romper el cerco fronterizo que Mubarak les impuso en combinación con el premier sionista Netaniahu, para asfixiar a los rebeldes de Hamás.

 

O sea, los “herederos” que ahora continuarán a Mubarak son parte del mismo tinglado que hasta ayer ha gobernado con mano dura y que, ayudados por Obama y sus muchachos, intentarán hacer un recambio ordenado, para preservar que el Canal de Suez siga siendo un paso tutelado por EEUU y que las alianzas internacionales abreven en lo que dicta el Pentágono.

 

Que esto no ocurra, que las esperanzas de los que en estos días no han abandonado las calles de El Cairo o Alejandría, no sean traicionadas, depende de la fuerza que el pueblo tenga para revertir el actual panorama. Muchas veces se han visto en el mundo movilizaciones como las de Egipto, que con el correr de los días y en el marco de las triquiñuelas orquestadas por los poderosos, han sido derrotadas en las mesas de negociaciones o en las “transiciones” (vaya término que se inventan los de arriba para seguir esclavizando a los de abajo), y de esa manera se vieron frustrados procesos de indudable raiz revolucionaria.

 

Por ello, la movilización popular es la garantía para evitar cualquier tentación continuista y generar, poco a poco, la organización que, a través de una alianza de todos los sectores de la población (jóvenes, trabajadores, campesinos) puedan gestar un gobierno que les pertenezca. De esa manera, esos cientos de miles que hoy llenan la Plaza Tahrir convertirían sus deseos de cambio en realidad, y se sacudirían de una vez y para siempre los tutelajes pro imperialistas y pro sionistas que desde aquella tristemente célebre Guerra de los 6 Dias, vienen humillando y hambreando al pueblo egpicio.

 

Mientras se ganan fuerzas para seguir la lucha, no hay que escatimar alegría en el festejo: Mubarak ha caído y con él Israel y EEUU pierden una baza importante en la región. Lo que queda es impedir que la reemplacen con otros monigotes.

 

Anuncian en Egipto "mensaje urgente e importante"

 

Moises Saab - Prensa Latina.- Medios informativos egipcios acaban de anunciar que en breve darán a conocer "un comunicado urgente e importante" de la Presidencia.

 

El anuncio sobreviene poco después de confirmarse que el presidente egipcio, Hosni Mubarak, se trasladó en medio de fuertes medidas de seguridad a su residencia oficial en la ciudad de Charm el Cheij. 

 

Minutos después del anuncio, la Presidencia de la República confirmó el aviso adelantado.

 

Pocas horas atrás, Mubarak dijo en una transmisión televisiva al país que transfirió algunas de las prerrogativas ejecutivas a su vicepresidente, Omar Suleimán, pero sin abandonar el cargo, decisión que provocó frustración entre los manifestantes.

 

Hoy viernes, día sagrado musulmán dedicado a la oración, varias instalaciones oficiales en esta capital y Suez, entre otras, fueron ocupadas por manifestantes.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2011 7 13 /02 /febrero /2011 20:49

12c7acb696846971784548f7d76fb193.mp3

http://www.surysur.net/sites/default/files/MujicLima1_0.jpgJosé Muiica es el Presidente de la República Oriental del Uruguay, y éste es el discurso que pronunció en Lima tras ser condecorado con el Gran Collar de la Orden del Sol de Perú. Dijo, y es una lección:

Amigos peruanos,

Autoridades, cargo, qué sé yo… Soy la cosa menos adecuada para el protocolo, para la formalidad.

 

Pero tengo que tomar esto como un reconocimiento para mi pueblo. Yo no merezco medallas, la medalla mas grande es estar vivo. La vida es un milagro, un maravilloso milagro y si el transcurrir fuera una pulpería, quisiera que al llegar al final, le pudiera pedir al pulpero dar otra vuelta para seguir viviendo.

Está todo por hacer. Se ha hecho mucho, pero cuánto falta. Así que hay que seguir soñando.

 

Y saben una cosa, esta medallita es hermosa. El sol esta en nuestra bandera, el sol es un viejo símbolo que viene de la prehistoria, de los verdaderos dueños de América y que ha quedado prendido pero es una deuda, es también una deuda, es un futuro, es un quehacer; el sol de los latinoamericanos, es que tienen una lengua, una tradición.

 

Y por eso quisiera vivir un tranco más para poder luchar y ayudar a que queden gurises soñadores, luchadores, porque los mejores dirigentes no son los que hacen más. Son aquellos que dejan una barra que los suplanta con ventaja, lo que tendrán que venir, tendrán que ser mejores que nosotros, porque podrán aprender sobre nuestros errores y cometerlos ellos porque así es la vida.

 

Entonces, el simple hecho de estar vivo es un milagro, y yo respeto mucho. No se si tengo religión, no sé si creo en Dios, como me estoy poniendo viejo y me acerco a la muerte, es posible que lo ande buscando como para consolarme pero me siento panteísta, adoro la naturaleza. Si Dios existe, está en la fotosíntesis, en el aire, en la naturaleza profunda, y estos homenajes se los tengo que retribuir a mi pueblo.

 

Entiendo que el Perú me agradece, me da reconocimiento, a nuestro pequeño rinconcito allí, en la esquina del Río de la Plata. Humilde nación, muy rica en un territorio fértil, con ciertas tradiciones. Vivió la primera experiencia social demócrata del continente, por lejos, y tuvo la suerte haber vivido un modelo muy especial. Pero yo pertenezco a una generación donde sentíamos que aquello se desmoronaba y soy de los que me puse una pistola al cinto y quise alcanzar el cielo con la mano y cambiar la realidad.

 

Estábamos muy apurados. Y volvimos a empezar, pero el hombre aprende mas del dolor y de la derrota que de los triunfos porque los triunfos lo único que hacen es multiplicar la vanidad, y las derrotas enseñan el camino de la sabiduría que en el fondo es el camino de la humildad, de la que nuestras verdades son relativas y provisorias y hay que tener en cuenta las verdades de los demás.

 

Por eso, gracias Perú, gracias presidente, gracias a todos, la medalla no es para el Pepe, es para el pueblo uruguayo, y para mi pueblo, que además de saber jugar el fútbol sabe soñar también, a su manera, también sabe soñar y gracias.

 

La gran causa se llama América, nuestra América, nuestro continente, nuestro compatriotas, los que no saben leer, los que están olvidados, los que están frivolizados, los que están prisioneros de la droga, los que están en los arrabales viviendo en un submundo, los que creen que es posible triunfar sin esfuerzo y en fin, los distintos grados de sometimiento que hay arriba de la tierra.

 

La libertad es una novia esquiva que apenas logramos parte, siempre está delante de nosotros. La libertad según cada época y cada tiempo, nos obliga a dar un paso más y más y más. Nuestra democracia es muy imperfecta pero no será mejor hasta que la sabiduría este en el seno de las masas, hasta que tengan pueblos prácticamente universitarios, donde va a ver problemas, pero no van a ser hijos de la ignorancia.

 

Cuánto nos queda por hacer, y digo estas cosas por lo siguiente: no debería haber jóvenes sin causa, hay una causa que es querer a la humanidad, porque a la vida hay que darle contenido. La diferencia que tienen los seres humanos de los bichos es que los seres humanos hasta cierto punto pueden ser autores de su propia vida, hasta cierto punto. Y este es nuestro desafío y  nuestra responsabilidad.

 

Para vivir hay que tener contenido, hay que tener zanahoria, hay que tener misión, hay que tener escalón, y eso no se arregla pagando cuota y consumiendo más.

 

 

Hay un sentido del honor y del orgullo adentro, muy metido dentro de este animalito tan complicado que se llama hombre, pero vale la pena querer a la humanidad, a nuestras mujeres, a nuestros hijos, a nuestros hermanos, aun a aquellos que discrepan con nosotros y sobre todo a los que discrepan, son a los que mas tenemos que querer, porque son a los que tenemos que respetar y aprender que  jamás se debe de abusar porque eso es degollar la libertad humana.

Gracias compatriotas.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2011 7 13 /02 /febrero /2011 20:39

8bb62a40384e11ce419514369760642e.mp3

http://www.surysur.net/sites/default/files/img_thumbnails/15810_8884.jpegUn avión militar estadounidense intentó ingresar a Argentina un cargamento no declarado de armas de guerra, equipos de comunicación encriptada, programas informáticos y drogas narcóticas y estupefacientes. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ordenó abrir una valija, que los estadounidenses se negaban a entregar. El gobierno reiteró así la negativa a militarizar la seguridad interior.

 

El gobierno argentino impidió el ingreso de “carga sensitiva” secreta que arribó al aeropuerto internacional de Ezeiza en un vuelo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y sobre cuyo empleo no se ofrecieron explicaciones satisfactorias. La expresión carga sensitiva fue utilizada el lunes pasado por la Consejera de Asuntos Administrativos Dorothy Sarro al solicitar autorización para que un camión con acoplado pudiera ingresar a la plataforma operativa.

El enorme C17, un carguero Boeing Globmaster III, más grande que los conocidos Hercules, llegó en la tarde del jueves con un arsenal de poderosas armas largas para un curso sobre manejo de crisis y toma de rehenes ofrecido por el gobierno de Estados Unidos al Grupo Especial de Operaciones Especiales de la Policía Federal (GEOF), que debía tener lugar durante todo febrero y marzo. El gobierno estima que el costo total del transporte y el curso ronda los dos millones de dólares. El curso estaba autorizado por el gobierno argentino, pero cuando el personal chequeó que el contenido de la carga coincidiera con la lista entregada de antemano, aparecieron cañones de ametralladora y carabina y una extraña valija que no habían sido incluidas en la declaración.

Aunque el curso estaba destinado a fuerzas policiales argentinas, la carga llegó en un transporte militar y en Ezeiza la recibieron los agregados militar y de defensa, coroneles Edwin Passmore y Mark Alcott. Todas las cajas tenían el sello de la 7ª Brigada de Paracaidistas del Ejército con sede en North Carolina. Intentaron pasar en forma clandestina mil pies cúbicos, equivalentes a un tercio de la carga con que llegó el avión, luego de escalas en Panamá y Lima.

Doce expertos militares

La nota que la embajadora Vilma Martínez envió en noviembre al ministro de Justicia Julio Alak, quien por entonces también se encargaba de la seguridad, recordaba que la primera fase del entrenamiento al GEOF para el rescate de rehenes se había realizado en abril, “por lo cual se nos solicitó realizar otro más avanzado”. En otra nota, dirigida el 21 de diciembre a la ministra de Seguridad Nilda Garré, que había asumido el cargo cinco días antes, Vilma Martínez le informó que Alak había aprobado la realización del curso y que para dictarlo llegarían doce “expertos militares estadounidenses”.

Cursos similares se realizaron en 1997 y 1999, bajo la presidencia de Carlos Menem, y 2002, durante los meses en que el ex senador Eduardo Duhalde cumplió un interinato a cargo del Poder Ejecutivo. No los hubo durante el gobierno de Néstor Kirchner y se reanudaron en 2009, bajo el actual gobierno. El nuevo curso, de cinco semanas, estaba programado para agosto de 2010, pero debió postergarse por un episodio similar.

En aquel momento fue la embajadora Vilma Martínez la que se negó a recibir el cargamento porque la numeración de las armas no coincidía con la del listado previo, lo cual muestra los conflictos que esta práctica produce dentro del propio gobierno estadounidense. “Esto es una vergüenza”, dijo entonces Martínez, antes de devolver la carga a North Carolina. Por orden de la presidente CFK, funcionarios de la Cancillería y de los ministerios de Planificación Federal y de Seguridad, de la AFIP y de la Aduana supervisaron el procedimiento. Luego se sumaron técnicos de los ministerios de Salud y del Interior.

Los muchachos de la valija

En su libro ya clásico The Mission. Waging War and Keeping Peace with America’s Military, publicado en 2003, la periodista del diario The Washington Post Dana Priest describió la dramática primacía del Pentágono en la formulación y ejecución de la política exterior estadounidense.

Con más de un millar de personas, el Comando Sur supera la cantidad de especialistas en América Latina de las Secretarías de Estado, de Defensa, de Agricultura, de Comercio y del Tesoro sumadas. Este desequilibrio no ha cesado de crecer y Estados Unidos intenta exportarlo a los países bajo su influencia, que son casi todos. Como ya había caído la noche del jueves, Cristina ordenó precintar la valija y reanudar la tarea al día siguiente, para lo cual dispuso que la Cancillería y el ministerio del Interior enviaran al lugar personal técnico capacitado para entender de qué se trataba.

http://www.surysur.net/sites/default/files/img_thumbnails/15810_8882.jpegDurante seis horas del viernes, varios de los marines de los Estados Unidos se sentaron en forma rotativa sobre la valija, lo cual sugiere la importancia que le asignaban a su contenido. Según los estadounidenses se trata de software y material sensitivo para la seguridad. Un coronel dijo que no debía abrirse a cielo abierto porque podría revelar secretos a los satélites que sobrevolaran en ese momento. El avión también contenía una caja con merchandising para regalar a los policías argentinos, que incluía gorras, chalecos y otras baratijas.

 

El canciller Héctor Timerman permaneció casi todo el día en el aeropuerto, junto con el secretario de transporte Juan Pablo Schiavi, en cumplimiento de instrucciones presidenciales, junto con personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, de la Aduana y de la AFIP y con los principales directivos de las direcciones de Informática, de Tecnología y Seguridad y de Sistemas del ministerio del Interior. También intervinieron dos inspectoras del Instituto Nacional de Medicamentos (Iname) y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

Tomó intervención el juez en lo penal económico Ezequiel Berón de Estrada. La embajada retiró del aeropuerto a su personal jerárquico y se negó a consentir la apertura de la valija. Luego de un día completo de tira y afloje, Timerman informó que usaría sus facultades legales para abrirla. Lo acompañaba la oficial principal Patricia Adrianma Rodríguez Muiños, de la sección Importaciones de la Policía Federal, a la que estaba dirigida la carga. Al comprobar la decisión oficial de proseguir, y vencido el plazo final de una hora que fijó Timerman, la embajada pidió diez minutos de prórroga hasta el arribo a Ezeiza de la jefa de prensa, Shannon Bell Farrell.

Tanto ella como el agregado Stephen Knute Kleppe dijeron que no tenían la clave del candado, por lo que Timerman dispuso que la Aduana lo cortara con un alicate. Cuando ello ocurrió, en la tarde del viernes, aparecieron equipos de transmisión, mochilas militares, medicamentos que según los funcionarios estaban vencidos, pen drives, sobre cuyo contenido deberán dictaminar los expertos, y drogas estupefacientes y narcóticas y estimulantes del sistema nervioso. Entre el material había tres aparatos encriptadores para comunicación. Dentro de la valija secreta también apareció un sobre supersecreto, de tela verde.

Como el personal de la embajada dijo que no tenía la llave del sobre, también fue abierto por medios expeditivos. En su interior se hallaron dos pen drives rotulados “Secreto”, una llave I2 de software para información; un disco rígido también marcado como “Secreto”. Códigos de comunicaciones encriptadas y un gracioso folleto traducido a quince idiomas, con el texto: “Soy un soldado de los Estados Unidos. Por favor, informe a mi embajada que he sido arrestado por país”.

Ninguno de esos materiales coincide con las especificaciones que la embajada envió a la Cancillería sobre la índole del curso que debía impartirse para el rescate de rehenes. Luego de presenciar esos hallazgos, los funcionarios de la embajada decidieron retirarse, pese al pedido oficial para que permanecieran allí, y no firmaron el acta.

 

El jueves el coronel Alcott dijo que no sabía que algo similar hubiera sucedido en ningún lugar del mundo. Las armas y la valija no declarada fueron requisadas y mañana lunes 14 continuará la verificación de su contenido. Por ejemplo, los antibióticos, antihistamínicos, complejos vitamínicos, protectores solares y hormonas hallados, estarían vencidos según la información de sus envases. Pero el gobierno quiere verificar si se trata de los medicamentos que dicen los envases y si es cierto que están vencidos. El resto del material, que coincidía con la declaración previa fue transportado en un flete de la embajada hasta la sede de la Policía Montada en la calle Cavia.

Fuentes de la embajada dijeron que en Washington se estaba preparando un documento con la posición oficial y que consideraban que el entrenamiento sería suspendido. El Departamento de Estado citó al embajador argentino Alfredo Chiaradía y le expresó su “sorpresa” por el procedimiento ya que “Estados Unidos desea mantener relaciones amistosas con la Argentina”. Curiosa forma de lograrlo. Cualquier argentino, civil o militar, que intentara ingresar armas y drogas no declaradas a los Estados Unidos iría preso en forma inmediata.

Estupefacientes
La requisa del material no declarado dispuesta por el gobierno nacional incluyó un bulto repleto de drogas narcóticas y estupefacientes, según este detalle:

Epinefrina Es un estimulante del sistema nervioso.
Ketamina inyectable Droga alucinógena disociativa, que produce efecto anestésico y alucinaciones.
Morfina sulfato inyectable Alcaloide que proviene del opio.
Midazolam inyectable Sedante e hipnótico de efecto rápido.
Naloxona inyectable Antagonista de la morfina, que se emplea en caso de intoxicación con esa droga.
Oxicodona en comprimidos Es un opiáceo sintético.
Nalbuphina inyectable Analgésico opiáceo sintético, que produce una adicción muy fuerte.

Antes de que lleguen las respuestas de Casal, Montenegro, El Salvador y Estados Unidos, Timerman recibió un informe de la máxima experta legal de la cancillería, la ex ministra de Relaciones Exteriores de Alfonsín, Susana Ruiz Cerruti: luego de revisar todos los convenios bilaterales firmados entre ambos países, concluyó que ninguno prevé el entrenamiento de fuerzas policiales, lo cual indica que se trata una vez más de la política de hechos consumados con la que se manejan desde Washington las relaciones con Sudamérica.

Horacio Verbitsky Periodista, dirigente humanitario

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
13 febrero 2011 7 13 /02 /febrero /2011 20:28

b55256316eee2c82650605c23269543d.mp3

http://www.surysur.net/sites/default/files/img_thumbnails/15812_8887.jpegLa celebración del comienzo del nuevo Egipto continuó ayer, el primer día post régimen, con euforia. Mientras algunos manifestantes comenzaron a retomar el ritmo de vida que llevaban hasta hace 19 días, cuando empezaron a reclamar el fin del gobierno de Hosni Mubarak, otros decidieron permanecer en la plaza Tahrir para exigir a los militares, a cargo del poder, que no dejen de oír sus demandas.

En el único comunicado público emitido ayer, el gobierno militar garantizó los tratados y acuerdos internacionales, prohibió el abandono del país a un grupo de ex integrantes del régimen y la transición hacia un Estado democrático.

 

El primer día de Egipto libre de Mubarak estuvo marcado por un considerable relajamiento del ampliamente ignorado toque de queda. Al cierre de esta edición corría entre la 0 y las 6, en lugar del extendido hasta las 20 que rigió durante los días más ásperos de las protestas. Los bancos reabrieron sus puertas la semana pasada y la Bolsa de Valores planea hacer lo mismo el miércoles, a casi tres semanas de haber cerrado. La mayoría de los comercios en El Cairo regresaron a su actividad habitual y el Canal de Suez ya funciona normalmente.

 

Aunque reflexivo, el pueblo siguió de fiesta. “No me preguntes ahora. Dejame celebrar mi libertad y la de mis hermanos. Mañana hablamos”, respondió a un cronista Ahmed Naguib, un joven ingeniero desde el centro de Tahrir. Junto con la continuada euforia llegó el comienzo de la limpieza de las calles de El Cairo. Brigadas de soldados se encargaron de remover barricadas y remolcar carrocerías de autos quemados. Grupos organizados de civiles, por su parte, se calzaron barbijos y comenzaron a barrer las calles y sacar de allí toneladas de basura. Muchos de ellos portaban placas en las que se leía: “Perdone las molestias. Estamos construyendo un nuevo Egipto”.

 

Sólo unos pocos desarmaron las carpas que los cobijaron en la plaza durante 18 días y emprendieron el camino a casa. Muchos otros insistieron en permanecer allí, en el centro de la capital egipcia, hasta que el gobierno militar completara el traspaso hacia una democracia completa. “El Ejército está con nosotros, pero debería notar nuestras demandas. Las revoluciones por la mitad asesinan naciones enteras”, opinó Ghada Elmasalmy, una farmacéutica, a la prensa local. En dos comunicados, un grupo de manifestantes que lograron organizarse demandaron el levantamiento del Estado de Emergencia, la conformación de un gobierno de transición que prepare las condiciones necesarias para concretar elecciones y el croquis de una nueva Constitución democrática.

 

Hacia el final del día acordaron regresar a sus casas y reencontrarse allí un día a la semana –señal de que no es una revolución demasiado definida–. El rey puede estar muerto, pero aún no existe ningún otro que llene el espacio; sólo la regencia del Ejército. Los militares que ahora manejan el Estado no hicieron nada por afectar el eufórico ambiente. El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas le solicitó al actual Gabinete que continúe en sus funciones, un recurso provisional para mantener al Estado y su economía en funcionamiento mientras se ultiman los detalles de la nueva administración. El Ejército también se hará cargo de “garantizar la transición pacífica del poder en el marco de un sistema libre y democrático que permita la elección de un gobierno civil que aplique todo su poder en la construcción de un estado libre y democrático”.

 

En el mensaje del Ejército también hubo, para el alivio de Tel Aviv y Washington, una promesa de que “todas las obligaciones y tratos regionales e internacionales” se mantendrían, incluida la paz firmada con Israel en 1979. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, celebró la noticia: “El tratado es una piedra angular para la paz y la estabilidad en todo Medio Oriente”. Por su parte, el presidente estadounidense Barack Obama saludó la promesa hecha por el ejército egipcio.

 

 

Menos tranquilizante fue la posición del actual comité gubernamental militar para ministros y oficiales del gobierno de Mubarak que juguetean con la idea de acceder a un pasaje de ida al exilio. Por eso, enviaron a los aeropuertos una lista de varios ex y actuales miembros del régimen que no pueden abandonar el país sin un permiso de un fiscal o del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

El ex presidente, Hosni Mubarak, no se hallaba entre los turistas internacionales. El se quedó en Egipto, tras los muros de su palacio residencial en la playa Sharm el Sheikh, y sin una pizca de autoridad más que para ordenar a qué hora quiere desayunar. Seguramente, debe estar preguntándose si su derrocamiento es el único motivo de humillación que recayó sobre su figura. Los bancos suizos congelaron las cuentas donde supuestamente descansa su multimillonaria fortuna, y él debe estar calculando, por estos momentos, las probables chances de ser sometido a arrestos, cargos y juicio.

 

Detrás de las celebraciones existe aún un halo de precaución sobre hasta qué punto las Fuerzas Armadas, bajo el ala del veterano ministro de Defensa de Mubarak, Marshal Mohamed Hussein Tantawi, están preparadas para permitir la democracia, en especial cuando la opositora Hermandad Musulmana es uno de los movimientos más organizados.

 

“Este es el fin del comienzo”, esbozó Jon Alterman, del Centro de Estrategia y Estudios Internacionales. “Egipto no está avanzando hacia la democracia, sino que ya se movió a la ley marcial y su destino es sujeto de debate”, amplió. La Hermandad Musulmana reiteró el viernes que no estaba detrás de la búsqueda de poder y elogió los esfuerzos de los nuevos regentes militares para transferir el poder a los civiles. “La Hermandad Musulmana no persigue beneficios personales, anunciaron que no participarán de las elecciones presidenciales y que no buscarán obtener mayoría en el Parlamento, ya que en realidad se consideran sirvientes del pueblo decente”, explicó Alterman.

 

Mientras caía la noche en El Cairo, los tanques del Ejército y los soldados permanecieron en las calles vigilando las intersecciones estratégicas y los edificios de gobierno. Con la amenaza de una confrontación entre la fuerza y los manifestantes ya fuera de toda realidad posible, los cairotas se fotografiaron con soldados, todos sonrientes, para grabar en la memoria y en la cámara de fotos el primer día de la era post Mubarak.

 

En un cambio rotundo de posición, diarios, señales de televisión y estaciones de radio que hasta el viernes apoyaban al gobierno, giraron su política editorial 180 grados y felicitaron al pueblo egipcio. El diario alguna vez pro Mubarak Al-Ahram imprimió en titular de tapa: “El pueblo destituyó al régimen. La juventud egipcia forzó la salida de Mubarak. Los egipcios estuvieron celebrando hasta las primeras horas de la mañana con victoria en la primera revolución de su historia”.

 

David Randall Publicado en Página 12, Argentina

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
12 febrero 2011 6 12 /02 /febrero /2011 20:16

d5e9fa8ec6a38508c9d84e2d31d4fe8f.mp3

http://a6.sphotos.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-snc6/180790_1792838667931_1448603815_1945495_6461394_n.jpgREPORTAJE: Ola de cambio en el mundo árabe - El debate de los intelectuales

La revolución de la dignidad
Seis escritores árabes se pronuncian en EL PAÍS sobre las sublevaciones de los pueblos de Túnez y Egipto - Prevén que se extenderán por toda la región

No todos son optimistas sobre el futuro de las revoluciones en curso, pero los seis escritores norteafricanos que escriben a continuación para EL PAÍS sí resaltan al unísono que Túnez y Egipto viven acontecimientos históricos que de una forma o de otra se propagarán a toda la región.

BOUALEM SANSAL (ARGELIA) "Soy pesimista"

"De un confín al otro, el mundo árabe se encuentra en un estado de efervescencia que ha llegado a niveles críticos o los ha sobrepasado, como en Túnez y en Egipto, donde reina una situación revolucionaria patente. Esta evolución, que muchos presentían, es el resultado de la decadencia extrema en la que se encuentran estos países desde hace mucho tiempo, bajo la mirada fascinada, indiferente o cómplice de los Gobiernos occidentales.

Por una parte, tenemos regímenes desgastados por la edad, la enfermedad y el vicio, pero capaces de una gran violencia, y por otra, unos pueblos pisoteados que se debaten en la miseria. Entre los dos, un vacío espantoso que ha sido ocupado poco a poco por los islamistas y por organizaciones mafiosas (ligadas al poder de los islamistas) que prometen el paraíso. Los partidos de oposición democráticos tolerados proporcionan la fachada democrática de las dictaduras y los rebeldes han sido obligados a exiliarse en Europa.

Por lo que a mí respecta, soy pesimista: sin una sociedad civil organizada y decidida, sin el apoyo activo de los demócratas de todo el mundo, los poderes actuales y los islamistas van a aprovecharse de la rabia de los pueblos y a adueñarse de la apuesta. El clan de los dictadores y la internacional islamista se van a movilizar para vencer e imponerse a los pueblos y esta vez los islamistas estarán en primer plano. Por eso debemos ganar esta batalla. El asunto no es solamente un asunto árabe, es mundial".

MAHI BINEBINE (

MARRUECOS)

"Desprecio y arrogancia"

"La palabra hogra es intraducible a las lenguas románicas. Es un sentimiento que conjuga el desprecio y la arrogancia del dominador con la impotencia temerosa del dominado. Un sentimiento ancestral heredado del feudalismo y que el periodo colonial no hizo otra cosa que reforzar.

Los colonos nos clavaron un cuchillo en la espalda, y al marcharse solo se llevaron el mango, reemplazado en seguida por otro: el de las presidencias monárquicas, el de los clanes, el de las mafias sanguinarias que han seguido chupando con deleite la sangre de los anémicos bajo la mirada cómplice de un Occidente que, a la vez que cantaba el himno de la democracia y de los derechos humanos, continuaba apoyando, por interés, a esos regímenes que negaban las libertades elementales.

En el pasado, la guerra denominada fría provocó la miopía complaciente, hoy es el fantasma del peligro islamista el que domina y atormenta las buenas conciencias.Hogra es un sentimiento que incluye también la sed de justicia. Los regímenes pantalla ya no pueden nublar las miradas fijas sobre la suerte de los palestinos en Gaza y en otros lugares. El pueblo tunecino al que nosotros, magrebíes presuntuosos, hemos calificado de cobarde y sin personalidad, nos ha mostrado el camino. Egipto está a punto de seguir sus pasos. Y otros inevitablemente seguirán esa senda. Un mundo globalizado no solo tiene inconvenientes. ¡La rebelión popular de Túnez ha cambiado ya el sentido de la historia! ¿Quién entre nosotros habría imaginado ver en tan breve plazo el final del miedo y el rechazo radical de la injusticia y de la humillación? Estoy convencido de que, más que una revuelta socioeconómica, es una sublevación a favor del respeto y por el fin de la injusticia, es una apuesta por la dignidad, el respeto y la libertad, contra la hogra".

HABIB SELMI (TÚNEZ) "Revolución del jazmín"

"La revolución de los jazmines en Túnez (yo prefiero llamarla la Revolución de la Dignidad) es un acontecimiento sin precedentes. Ha sorprendido a todo el mundo, incluidos los políticos de la oposición e intelectuales, lo que demuestra, si es que había necesidad de demostrarlo, lo alejada que está la élite del pueblo, sobre todo del de esas regiones lejanas como Sidi Bouzid o Kasserine, de donde partió esta revolución. Lo que pasó en Túnez y en Egipto, y puede ser que pase muy pronto en Argelia, prueba que los árabes, contrariamente a todo lo que se dice en Occidente con una certidumbre teñida de cierta arrogancia, sienten un profundo apego por la libertad y la democracia.

En mi opinión, tres factores contribuyeron a que la revolución en Túnez haya sido posible. El más importante es la juventud tunecina que desencadenó esta revolución y pagó un alto precio (la gran mayoría de los asesinados por la policía y las milicias armadas del antiguo régimen son jóvenes). Túnez es el país magrebí con la tasa de alfabetización más alta. El segundo factor es la existencia de una clase media, en contraste con lo que sucede en la mayoría de los países árabes. El último factor reside en el lugar tan importante -en comparación con los demás países árabes- que ocupa la mujer en Túnez.

Sé que el camino es todavía largo hasta que Túnez se convierta en un verdadero país democrático, pero soy bastante optimista, y cómo no serlo después de todo lo que este pequeño país nos ha demostrado.

OMAR EL KEDDI (LIBIA) "Emigrar al mundo virtual"

La gran similitud de las revueltas tunecina y egipcia confirma que vamos a contemplar otras más en los países árabes, que en ocasiones tendrán perfiles diferentes, según sea la naturaleza de los pueblos y la estructura de sus sistemas políticos.

Los elementos más importantes para conseguir que triunfe cualquier revuelta son los siguientes: un número cvonsiderable de jóvenes activistas en las redes sociales, como Facebook y Twitter; un número considerable de organizaciones de la sociedad civil, porque son indispensables para negociar con el régimen e incorporarse al nuevo Gobierno; asegurarse de que el Ejército no apoyará al régimen, como ha sucedido en Egipto, y mejor aún si se coloca a favor del pueblo, como en Túnez.

Los jóvenes árabes tenían varias opciones: emigrar legal o ilegamente a Occidente; emigrar a Afganistán, Irak, Yemen, etcétera, y luchar allí; emigrar hacia la corrupción y pisotear a la gente de su propio país. Pero lo último que hicieron fue emigrar hacia un mundo virtual. Allí pueden expresarse con libertad aunque sean ateos u homosexuales.

Este mundo les da el coraje que necesitan para cambiar el mundo real. Como no tienen experiencia política, no son capaces de convertir su revuelta en una completa revolución. Sin embargo, ahora han descubierto su fortaleza y probablemente se meterán en política, como los estudiantes europeos del 68.

Con seguridad, estos jóvenes transmitirán su esperanza a sus pueblos, lo que quiere decir que no solo acabarán con las dictaduras, sino también con el fundamentalismo islámico. Sin embargo, si se les roba su revuelta, habrá una nueva ola de terrorismo.

En Libia no hay suficiente sociedad civil, ni partidos, ni Constitución desde 1969. Por el contrario, sí hay gran activismo en Internet y el Ejército es demasiado débil para medirse con las brigadas de seguridad del régimen. El Estado tiene mucho dinero para resolver cualquier problema y comprar las voluntades de las tribus. Creo que, a menos que trabajemos para resolver estos problemas, veremos muchas revueltas, pero sin apenas resultados positivos.

GANA NOURI (TÚNEZ) "El terreno está abonado"

El 14 de enero, las protestas masivas en Túnez obligaron a Ben Ali a huir a Arabia Saudí. Ahora el país está dirigido por un Gobierno de coalición y se van a celebrar elecciones dentro de seis meses. La revolución tunecina ha iniciado un proceso irreversible de democratización en todo el mundo árabe, ejemplificado por lo que está pasando en Egipto.

Todos los árabes tienen tantos deseos de cambio como los tunecinos o los egipcios, pero cada revolución tiene su momento, su contexto y sus causas específicas. Es difícil predecir en qué otro lugar del mundo árabe habrá una próxima revolución, pero es fácil afirmar que el terreno está abonado para que suceda en cualquier lugar y en cualquier momento. Para mí es un motivo de regocijo este gran paso hacia adelante, este sentimiento de esperanza y posibilidad tras décadas de decadencia árabe; y esto es el último logro de la revolución tunecina.

Pero el camino a seguir es todavía arduo, como demuestra el caso tunecino. No serán solo las elecciones las que aseguren la salud de la democracia, sino la práctica cotidiana de la democracia ejercida por el pueblo. Más que nunca, Túnez necesitará toda la asistencia y ayuda de la comunidad internacional y de la ONU para superar el delicado periodo posterior a esta revolución popular.

AHMAD YAMANI (EGIPTO) "El cambio ya está aquí"

Lo que está ocurriendo ahora en Egipto es algo totalmente nuevo; desde la revuelta egipcia en 1919 contra la ocupación inglesa, no ha habido ninguna otra revolución popular con la intensidad de la actual. Hay ya quién lo llama "mayo del 68 árabe". Jóvenes modernos llamados "los de Facebook", la mayoría de los cuales carece de adscripción política, decidieron comenzar la revuelta el día 25 de enero, día nacional de la policía egipcia, lo que se convirtió en un símbolo contra la violencia y la tortura. Lo deciden y lo logran, tomando la chispa tunecina para llevarla a un país al que le cuesta tanto moverse y de gran importancia tanto geopolítica y como demográfica. Jóvenes que han sentido la necesidad de un cambio radical a todos los niveles. Hemos escuchado el legítimo grito común de un pueblo, tras 30 años de brutal dictadura, contra un Estado policial en el que regía la ley de emergencia: "¡El pueblo quiere derrocar al régimen!". Pase lo que pase, el cambio ya está aquí.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
12 febrero 2011 6 12 /02 /febrero /2011 20:13

73740e9ef835b8f9b3836dad561b1f4c.mp3

http://www.surysur.net/sites/default/files/Tepito1.jpgFrancisco Marín.*

 

 

Ministerio Público y Carabineros realizan desalojo violento e ilegal del Clan Hito, sin tener aprobación de un juez y con apoyo logístico de empresarios  hoteleros. Tras seis meses de ocupación el ministerio público y la policía invocan delito flagrante de los apresados, entre ellos una colaboradora de Prensa Rapas Nui, golpeada, insultada y arrastrada por el suelo.

La información —los hechos se produjeron en la mañana del seis de febrero— no mereció ni merece mayor interés por parte de la "prensa seria"; acaso sea normal que a las ocho de la mañana de un domingo un nutrido contingente policial proceda a desalojar las tierras de la familia Hito, donde se emplaza el Hotel Hanga Roa. Esta acción ocurre poco antes que se realice en el Juzgado de Garantía de Isla de Pascua, la audiencia de formalización contra 17 miembros de clan Hito acusados por el Ministerio Público de usurpación de tierras, y que estaba fijada para el 8 de febrero (causa rol 306-2010).

 

Los agentes se desplazaban en dos furgones de Carabineros, y en dos minibuses Mercedes Benz, sin patente, pertenecientes al Grupo Schiess, inversionistas del Hotel. Vestían equipos de asalto e iban provistos de una orden de desalojo emitida por el fiscal Samuel Yañez. En esta se sostenía que, “conforme a las normas contenidas en el artículo 83 del Código de Procedimiento Penal”, relacionadas con el accionar policial ante delitos flagrantes, se ordenaba el desalojo del recinto. El supuesto delito flagrante sería la acción de reivindicación de tierras que los Hito mantienen desde el dos de agosto, hecho que es público y notorio.

 

 

Saña y violencia precisa y desatada

El desalojo fue violento. Los policías detuvieron a Marisol Hito y a Angela Tuki Atán. Para hacerlo rompieron los vidrios de la puerta de entrada del Lobby del Hotel. Ellas fueron trasladadas por la fuerza a la Comisaria de Mataveri y luego liberadas, sin que se les hiciera el control de detención. De acuerdo al abogado de los Hito y ex fiscal de Isla de Pascua, Oscar Vargas, este “ilegal proceder” buscaba evitar que esta detención pasara por el control jurisdiccional del Tribunal de Garantía.

 

Los otros miembros de la familia fueron sacados del Hotel sin ser detenidos, como fue el caso de la matriarca del clan Magdalena Hito. Cabe tener presente que desde el 14 de enero pasado el hotel estaba sitiado por Carabineros que actuaban por orden de fiscalía. Esta decretó aquel día no permitir ingreso de personas al Hotel, en base a la proximidad de la audiencia. Después de algunos días sin dejar pasar ni alimentos ni remedios, autorizó el ingreso de estos, tomando registro y fotografías de quienes lo entregaban. Este bloqueo y hostigamiento a los Hito motivó pronunciamientos del relator para pueblos Indígenas de la ONU, James Anaya; de la Cruz Roja Internacional y de miembros del Congreso de Estados Unidos, entre otros.

 

El terreno en disputa, fue prestado por los Hito al Estado hace 40 años, sin que nunca les haya sido devuelto. Más grave: el Estado de Chile lo vendió a un empresario no rapanui, en 1981, sin ser el dueño y vulnerando en forma alevosa la Ley Pascua de 1966, que reserva la propiedad de la tierra a los rapanui y al Estado.

 

Más tarde, cuando en la Isla eran las 14, el hotel se encontraba acordonado por un gran número de fuerzas policiales que impedían acercarse a él. En ese contexto fue detenida por diez funcionarios policiales y arrastrada por el suelo Trinidad Ferrada de Tuki-Hito, miembro del mencionado clan y principal colaboradora de Prensa Rapa Nui. Su delito: intentar fotografiar el accionar policial. La brutal acción trató de ser impedida por miembros del clan lo que fueron repelidos por Carabineros sin que se produjeran mayores incidentes, debido a la actitud pacífica que en todo momento tuvieron los Hito.

 

 

Según la vocera de los Hito, Marisol Hito, “por la vía de los hechos consumados, el gobierno del presidente Sebastián Piñera, y su ministro de Interior Rodrigo Hinzpeter han intentado consagrar, con el desalojo ilegal de hoy, la más importante norma no escrita de la institucionalidad chilena: el poder económico está por sobre las leyes, los pueblos y el bien común. Y eso es inaceptable”.

El encargado de Prensa Rapa Nui y representante de los Hito en el continente, expresó además su protesta ante el maltrato contra “Trini” y ante “la constante actitud de carabineros de impedir que queden registros de sus procedimientos violentos”. Hizo un llamado a los organismos internacionales a cautelar la libertad de información en Rapa Nui la que está siendo seriamente vulnerada.

 

Es importante destacar que en los últimos meses y en dos ocasiones el Ministerio Público solicitó al Juzgado de Garantía de Isla de Pascua permiso para ingresar al Hotel con el fin de registrarlo, lo que le fue denegado por el Tribunal.

 

Asimismo la Corte Suprema determinó —el 14 de enero— rechazar un recurso de protección presentado en agosto pasado por los Schiess y que buscaba se ordenara el desalojo.  El máximo Tribunal afirmó en la ocasión que no puede prosperar una acción cautelar por la toma de los terrenos, ya que el conflicto jurídico entre los propietarios del Hotel Hanga Roa y los integrantes de la familia Hito está siendo solucionado por otras vías legales. Se refería al juicio originado en una acción reivindicatoria de los Hito contra los Schiess que se tramita desde 2007 en el Juzgado de Isla de Pascua.

 

 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) era la única instancia internacional que podía haber detenido este proceso de desalojos contra el pueblo Rapa Nui. Desde el 9 de septiembre la CIDH tramita una solicitud de medidas cautelares a favor del pueblo rapanui que hasta el momento del último desalojo ilegal, nunca llegó, a pesar de la enorme evidencia existente. Y de los violentos desalojos ocurridos el 3 y 29 de diciembre pasados que provocaron el espanto y la repulsa internacional. Según Marisol Hito, esto “demuestra la precariedad del sistema interamericano de justicia y la desprotección a la que está expuesto el pueblo rapanui (entre otros pueblos originarios), que está siendo avasallado sin que los organismos competentes, como la Comisión, hagan algo para detenerlo”.

Con este desalojo se termina por ahora la última de las recuperaciones de tierras realizadas por los rapanui y que tuvieron lugar tras el eclipse del 11 de julio pasado.

 

El actual proceso de recuperación de tierras es el más fuerte movimiento reivindicativo de los rapanui, desde que en 1964 partieran las movilizaciones que derivaron en la dictación de la Ley Pascua de 1966.

 

* Periodista. Encargado de Prensa Rapa Nui. Despacho del 6 de febrero de 2011

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
12 febrero 2011 6 12 /02 /febrero /2011 20:09

3c47fec13de3cbb83c4081df3d91d466.mp3

http://www.surysur.net/sites/default/files/eg%20jubilo.jpgRobert Fisk*

 

 

En el mismo momento en que la renuncia de Mubarak se expandía como fuego entre los manifestantes, afuera de la estación de televisión estatal los militares se peleaban por los ministerios. En algunos países esto se llama “golpe de Estado”.

De pronto todos comenzaron a cantar. Y a reír y llorar y gritar y rezar, arrodillándose en la calle y besando el sucio pavimento justo en frente de mí, bailando y agradeciéndole a Dios por librarlos de Hosni Mubarak –un gesto generoso, pues fue su coraje más que la intervención divina lo que libró a Egipto de su dictador–. Era como si cada hombre y mujer se hubieran casado recién, como si la alegría pudiera borrar todas las décadas de dictadura y dolor y represión y humillación y sangre. Para siempre se conocerá como la Revolución Egipcia del 25 de enero –el día que comenzó la revuelta– y por siempre será la historia del pueblo que resucitó.

 

El viejo se había ido finalmente, entregándole el poder no al vicepresidente sino –curiosamente, aunque los millones de revolucionarios no violentos no estaban en condiciones de apreciar eso anoche– al consejo del ejército de Egipto, a un mariscal de campo y a un montón de brigadieres generales, garantes, por ahora, de todo por lo que los manifestantes prodemocracia habían luchado, y en algunos casos muerto. Y hasta los soldados estaban felices. En el mismo momento en que la renuncia de Mubarak se expandía como fuego entre los manifestantes afuera de la estación de televisión estatal en el Nilo, la cara de un joven oficial estalló de alegría. Todo el día, los manifestantes habían estado diciéndoles a los soldados que eran hermanos. Bueno, veremos si es verdad.

 

Hablar de un día histórico de alguna manera no expresa la verdad de lo que la victoria de anoche realmente quiere decir para los egipcios. Con mero poder de voluntad, con coraje frente a la odiosa policía de seguridad de Mubarak, con la comprensión de que a veces hay que luchar para derrocar a un dictador con algo más que palabras y facebooks, con el mismo acto de pelear con puños y piedras contra policías con armas y gas lacrimógeno y balas de plomo, lograron lo imposible: el fin –y deben rogarle a su Dios que sea permanente– de casi 60 años de autocracia y represión, 30 de ellos de Mubarak. Los árabes, difamados, maldecidos, abusados racialmente en Occidente, tratados como retrasados y sin educación por muchos de los israelíes que querían mantener el gobierno a veces salvaje de Mubarak, se habían levantado, abandonaron su temor y tiraron al hombre al que Occidente quiere como un líder “moderado” que haría lo que se les antojara por el precio de 1500 millones de dólares por año. No son sólo los europeos de Oriente los que pueden tolerar la brutalidad.

 

Que este hombre –menos de 24 horas antes– había anunciado en un momento de locura que todavía quería proteger a sus “hijos” del “terrorismo” y que se quedaría en funciones, hizo que la victoria de ayer fuera mucho más valiosa. El jueves a la noche, los hombre y mujeres que exigían democracia en Egipto blandían sus zapatos en el aire para mostrar su falta de respeto por el decrépito líder que los trataba como niños, incapaces de dignidad política y moral. Luego, ayer, simplemente huyó a Sharm el Sheik, un lugar de descanso estilo occidental sobre el Mar Rojo, un lugar que tiene tanto en común con Egipto como Marbella o Bali.

 

 

Así que la Revolución Egipcia estaba anoche en las manos del ejército del país, mientras una serie de declaraciones confusas y contradictorias del ejército indicaban que los mariscales de campo, los generales y los brigadieres de Egipto estaban compitiendo por el poder en ruinas del régimen de Mubarak. Israel, de acuerdo con varias prominentes familias militares de El Cairo, estaba tratando de persuadir a Washington de que promocionara a su egipcio favorito –el ex “capo” de inteligencia y vicepresidente Omar Suleimán– para la presidencia, mientras que el mariscal de campo Tantawi, el ministro de Defensa, quería que su jefe de Estado Mayor, el general Sami Anan, gobernara el país.

Cuando Mubarak y su familia fueron enviados a Sharm el Sheik, ayer a la tarde, sólo se confirmó que su presencia era más irrelevante que provocativa. Los cientos de miles de manifestantes en la plaza Tahrir olían la misma decadencia de poder y hasta Mohamed el Baradei, el ex inspector de armas de la ONU y ambicioso Premio Nobel, anunció que “Egipto iba a explotar” y que “el ejército debía salvarla”.

 

Los analistas hablan de una “red” de generales dentro del régimen, aunque es más bien una telaraña, una serie de altos oficiales competitivos cuya propia fortuna personal y privilegios celosamente guardados fueron ganados por servir al régimen, cuyo líder de 83 años ahora aparece tan demente como senil. La salud del presidente y las actividades de los millones de manifestantes pro democracia en Egipto son, por lo tanto, menos importantes que las salvajes luchas internas del ejército.

 

Pero si bien se deshicieron del “rais” –el presidente– el alto comando del ejército está formado por hombres del viejo orden. La mayoría de los oficiales del rango más alto del ejército fueron absorbidos dentro del núcleo del poder del régimen. Durante el último gobierno de Mubarak, el vicepresidente era un general, el primer ministro era un general, el viceprimer ministro era un general, el ministro de Defensa era un general y el ministro de Interior era un general. Mubarak mismo era comandante de la fuerza aérea. El ejército llevó a Nasser al poder. Apoyó al general Anwar Sadat. Apoyó al general Mubarak. El ejército introdujo la dictadura en 1952 y ahora los manifestantes creen que se convertirá en la agencia de la democracia. Vaya esperanza.

 

 

Por lo tanto –tristemente– Egipto es el ejército y el ejército es Egipto. O por lo menos eso quiere creer. Por eso desea controlar –o proteger, como reiteran constantemente los comunicados del ejército– a los manifestantes pidiendo que Mubarak se vaya. Pero los cientos de miles de revolucionarios democráticos de Egipto –furiosos por la negativa de Hosni Mubarak de abandonar la presidencia el jueves por la noche– comenzaron su propio golpe militar en El Cairo ayer, desbordando la plaza Tahrir, no sólo alrededor del edifico del Parlamento sino en el lado del Nilo, donde está la televisión estatal y las centrales de radios, y por donde pasa la carretera que lleva a la lujosa residencia de Mubarak en el caro suburbio de Heliopolis. Miles de manifestantes en Alejandría llegaron a las mismas puertas de uno de los palacios de Mubarak, donde la guardia presidencial entregaba agua y comida en un dócil gesto de “amistad” hacia la gente. Los manifestantes también tomaron la plaza Talaat Haab en el centro comercial de El Cairo, mientras cientos de académicos de las tres principales universidades de la ciudad marchaban hacia Tahrir a media mañana.

Después de la furia expresada durante la noche por el paternalista y profundamente insultante discurso de Mubarak –cuando habló largamente sobre él mismo y su servicio en la guerra de 1973 y se refirió sólo vagamente a los deberes que supuestamente debería reasignar a su vicepresidente, Omar Suleimán– las manifestaciones de ayer comenzaron en medio del humor y una extraordinaria civilidad.

 

Si los secuaces de Mubarak esperan que su casi suicida decisión del jueves provocaría la violencia en los millones de manifestantes por la democracia en todo Egipto, estaban equivocados: alrededor de El Cairo, los jóvenes hombres y mujeres que eran la base de la Revolución Egipcia se comportaron con la moderación que el presidente Obama pidió ayer. En muchos países, hubieran quemado edificios del gobierno después del discurso desmedido presidencial; en la plaza Tahrir, leyeron poesía. Y luego escucharon que su desgraciado antagonista se había ido.

 

Pero el verso árabe no gana revoluciones, y cada egipcio sabía ayer que la iniciativa no estaba más con los manifestantes que con la remota, ligeramente demente figura del ex dictador. Pues el futuro cuerpo político de Egipto está compuesto por hasta cien oficiales, cuya antigua fidelidad a Mubarak ahora ha sido abandonada totalmente. Un comunicado militar de ayer a la mañana –leído, curiosamente, por un presentador civil de la televisión estatal– pedía “elecciones libres y justas”, añadiendo que las fuerzas armadas egipcias estaban “comprometidas con las demandas del pueblo”, que debería “reasumir su forma normal de vida”. Traducido al lenguaje civil, esto significa que los revolucionarios debían empacar mientras un círculo de generales se divide los ministerios del nuevo gobierno. En algunos países esto se llama “golpe de Estado”.

 

* De The Independent de Gran Bretaña.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0
12 febrero 2011 6 12 /02 /febrero /2011 19:57

a4b8f4b816a5e9b04845ecf9d1aee83a.mp3

http://www.surysur.net/sites/default/files/televista.jpgEl informativo Televistazo del Canal 8 de Quito (Canal 2 - Guayaquil) que se supone el más serio y equilibrado de la televisión privada, dedicó la  parte más dramática y de denuncia de sus noticieros del 3 y 4 de febrero/2011, a una crónica sacada “sigilosa y periodísticamente” del mundo de la demanda de atención prioritaria en el viejo Hospital Guayaquil, de esa ciudad, y de una actitud poco menos que irresponsable de sus médicos de turno.

Una reportera joven y algo simpática (por lo joven) y un camarógrafo, también joven,  lograron “colarse” entre los numerosos pacientes que demandaban atención de urgencia del hospital público, por diferentes dolencias, en  horas de la noche. Por supuesto, la joven periodista y su camuflado camarógrafo, no perseguían una noticia que refleje este problema o que exija del Estado una eficaz y pronta atención.

 

Como fiscales mediáticos y como periodistas “independientes” de una prensa “más independiente aún”, lo que en realidad buscaban era demostrar que este nuevo servicio no es como lo pintan el gobierno-de Correa y su Ministerio de Salud Pública; y que en las salas de atención emergente reinan la desidia, el quemimportismo y hasta la deshumanización

 

No pudo haber sido una casualidad que la pareja detectivesca-periodística se haya  concretado, entre los muchos pacientes que esperaban atención urgente, en un anciano que yacía tendido e inconsciente en un camastro, afectado de un infarto cerebral, diagnóstico que los mismos investigadores dieron a conocer. La “exclusiva” del Canal (a día seguido) fue que, ni el médico de turno, ni las enfermeras, hicieron nada  por “salvarle la vida” al anciano, que falleció horas después, en el mismo hospital. Y al siguiente día, con ese dato y esa grabación en video, la diligente pareja sorprendió al director del hospital (un médico que había sido nombrado hace un par de semanas) con la “evidente” denuncia.

 

El pobre funcionario reaccionó iracundo ante tan contundente denuncia y ofreció mano dura contra los elementos que, esa noche, estaban de guardia.

 

Consultado un médico de urgencias respecto de si el anciano habría salvado la vida si recibía atención inmediata, dijo más o menos lo siguiente: “Si el paciente ya llevaba horas desde que la familia se dio cuenta que era un caso grave de infarto cerebral (hemorragia interna en el cerebro) y además era una persona mayor, las probabilidades de vida eran muy escasas, así le hubieran atendido inmediatamente y con los mejores recursos técnicos actuales. En el mejor de los casos, si la persona era joven, habría sobrevivido un tiempo, en la inconciencia, y quién sabe con qué secuelas.

 

"La mayor parte de este tipo de pacientes termina falleciendo días o semanas después, así se les atienda de inmediato; y si están en una clínica particular, a un alto costo (10.000, 15.000, 20.000 dólares, depende). Muchas veces, por cansancio de quienes le cuidan, la propia familia termina implorando que 'taita Dios se lo lleve y pronto'".

 

Es decir, ¿así lo hubiesen atendido de inmediato, el caso era grave?

 

“Si y no. Tendría que revisar su hoja clínica, su diagnóstico, para poder decir si o no”

 

De todas maneras, la joven periodista, el camarógrafo y el propio canal, habían logrado una “primicia informativa” que Televistazo  la pasó a día seguido, como en las mejores entregas de suspenso de un periodismo de investigación.

 

Desde luego, quedó “demostrado” que el gran culpable de que el anciano infartado se haya muerto sin la debida atención, no podía ser otro que el Presidente de la República ya que ofrecía al pueblo-pueblo, atención eficaz, inmediata y gratuita. Este ofrecimiento, para el canal y  los autores de la primicia, demostraba que “nadie debe morirse en un hospital público” sin que el gran culpable sea el Jefe de Estado; y de paso, demostraban también que el Presidente Correa “miente y exagera” cuando habla de que al fin el pobre ya tiene un sistema de salud gratuito y eficiente. ¿Está claro?

 

Hay que anotar que, en el Ecuador, este tipo de casa asistencial se ha visto desbordada por el número de dolientes que demanda atención inmediata, en todos los servicios y órdenes, ya que el Gobierno - Correa ha dispuesto que la atención sea gratuita para cualquier persona que lo solicite; y que, además, se les entregue medicamentos, también gratuitos.

 

Se comprenderá que, si hasta hace poco tiempo, este tipo de asistencia no existía o era muy deficiente; y que las clínicas y hospitales privados ofrecían atención pero pagada (¡y a qué costos!) era inevitable que se dé una sobre demanda de estos servicios, en los viejos y anticuados hospitales y dispensarios públicos. Y si a esta  demanda agregamos que los responsables de esta nueva política social, no pudieron o no previeron semejante crecimiento, pues, lo obvio es que se produzcan aglomeraciones de pacientes, en busca de esta atención totalmente gratuita. O que, en una noche cualquiera, se den casos “de desatención criminal” como descubrieron los jóvenes pesquisidores.

 

Denuncias políticas o la política de las denuncias

 

La denuncia del canal sipiano (de la SIP-CIA) viene de la mano con una política empresarial mediática, que, desde hace años, a través de la llamada “gran prensa” continental, actúa contra los gobiernos que pintan —en el discurso y/o en los hechos— como gobiernos progresistas, que tratan de cambiar la dura, inequitativa y terrible situación en la que han sobrevivido los pueblos latinoamericanos.

 

Digo esto porque no hay día en que, por ejemplo, El Comercio de Quito o el Universo de Guayaquil (dos de los principales diarios sipianos) no arrojen dardos contra el Gobierno-Correa, igual que contra Hugo Chávez, de Venezuela, o Morales, de Bolivia; y hasta la pobre viuda de la Cristina Fernández, por haber tratado de eliminar el monopolio que, del papel, tenían dos diarios (La Nación y Clarín, muy ligados a la terrible dictadura militar de Argentina).

 

Y no hay que olvidar que la prensa impresa, en nuestros países,  sigue teniendo enorme vigencia en medios audiovisuales, ya que, por comodidad o por falta de presupuesto, sus informativos siguen leyéndolos, como si fueran propios..

 

Grandes temas, grandes mentiras

 

En el caso de Ecuador, amén de que hay temas de todos los días que se prestan para la manipulación, el manoseo y, con frecuencia, la mentira, pura y simple,  hay informaciones en las que se  insiste, una y otra vez, a sabiendas de que lo que se desea es descalificar al gobierno, quién sabe si hasta lograr su destitución o derrocamiento, para sustituirlo con otro pero que sea “más leal” a los intereses económicos, políticos y sociales de la clase derrocadora.

 

Uno de estos temas es el del hermano Fabricio de quien, hace unos dos años, escribí un ensayo titulado “Con esos hermanos, para qué enemigos” Un periodista descubrió (o le dieron descubriendo) que este hermano del presidente Rafael Correa había firmado contratos con diferentes entidades del sector público, por unos 80 millones de dólares.

 

Esta denuncia motivó que el propio presidente se viera obligado a declarar que no había conocido que su hermano mayor andaba en estos logros, de una indudable falta de ética elemental, por decir lo menos, y que pedía que el nuevo  poder del Estado (el Consejo de Participación Ciudadana) encargue a una veeduría una investigación exhaustiva de la denuncia, especialmente en dos planos: que si él como Presidente de la República había conocido, peor patrocinado, semejante favoritismo; o si se había causado algún perjuicio al Estado, mediante estos contratos.

 

Hay que recordar que este episodio dio lugar a que aparezca en el escenario de la política doméstica ecuatoriana, este hermano Fabricio, con ínfulas de padrino del  presidente, de su hacedor y de su consejero de confianza. Al parecer, la denuncia se cerró con la versión de que el presidente ni había prohijado ni recomendado a su hermano ni este había perjudicado en las obras contratadas al Estado, de ninguna manera.

 

La oposición, sin embargo, le tenía reservada al Presidente Correa una sorpresa; una sorpresa que apareció justo cuando propuso una consulta popular y un referéndum, a la Corte Constitucional, que es el organismo que debe calificar, según la nueva Constitución, este tipo de recursos constitucionales. Un señor Pablo Chambers, a nombre de la veeduría pedida por el presidente, sacaba a la luz un informe mediante el cual aseguraba que el monto de los contratos dados a Fabricio Correa ascendía a 700 millones de dólares (casi 10 veces la cifra inicial) y, sobre todo, que el presidente sí conocía de estos contratos.

 

Poco importa que los medios sipianos insistan e insistan en esta nueva versión sobre este caso, sin tomar en cuenta o desestimar, en textos escondidos o disimulados, que nunca la veeduría en pleno conoció de este informe o lo aprobó; y que el propio Consejo de Participación Ciudadana tampoco lo hizo; y que el informador, solo por un supuesto, afirma que Correa si conocía de los contratos de su hermano, como quien dice que destapaba una olla maloliente que por poco se guardaba para siempre.

 

Por supuesto, para el objetivo sipiano, el objetivo está logrado y de nada vale que el presidente haya desafiado al veedor a que le demuestre en qué se basa para afirmar que si conocía de este tinglado; o que  el señor Chambers se haya tomado el nombre de una Comisión que nunca conoció —peor aprobó— el manipulado informe, o que este señor haya sido un hombre de confianza del gobierno de Lucio Gutiérrez (uno de los opositores más beligerantes de Rafael Correa).

 

Ya el mal está hecho; la versión ha sido recogida, analizada y difundida, por doquier; y, seguramente en el ánimo de mucha gente, ha vuelto a calar aquello de que el  gobierno de Correa está manchado de corrupción y de que no se diferencia de los anteriores regímenes.

 

Desde luego, es muy posible que en este gobierno haya una secuela de aquello que fue norma en los gobiernos neoliberales; es decir, que los pelucones en el poder se dieron modos para el enriquecimiento ilícito; enriquecimiento que, en los pocos casos en que fueron denunciados (especialmente por ser demasiado evidentes o por la torpeza de los actores) quedaron en escándalos; y los que no (caso de los Isaias de Filanbanco o de Alberto Dahik y otros) “alcanzaron” a ponerse a buen recaudo, huyendo del país, especialmente a Miami, que al parecer es el paraíso de los desfalcadores y ladrones del mundo; pero de alta alcurnia y prosapia.

 

Yo pienso que se haría un gran favor, a este gobierno de la revolución ciudadana, que tanto cuida su ética y moralidad, si las acusaciones de corrupción se dieran con todos los agravantes del caso y con los nombres y circunstancias de sus beneficiarios.  Porque, de lo contrario, todo queda en generalidades; y, las generalidades hieren mucho más a aquellos que no están inmersos en el delito que a los propios incursos, que se ríen de la denuncia.

 

Esto me recuerda también que, hace años, alguien que estuvo muy cerca del ya fallecido Presidente Carlos Julio Arosemena (1961-1963) contaba en televisión que le habían acusado de alguna “indelicadeza” pero con el ánimo de calumniarle. Y, muy suelto de huesos, el aludido remataba: “Y como de la calumnia algo queda, a mi me quedó una finquita (una propiedad) aquí, cerca de Quito”.

 

Estoy seguro que contra el Gobierno de Rafael Correa, la SIP-CIA, el Grupo de Diarios de América (GDA) la NED, el Coro, y tantos otros membretes que han aparecido en los últimos tiempos, una vez que ha quedado descartada la posibilidad de vencerlo en elecciones libres y democráticas y que tampoco les dio resultado el golpe del 30 de septiembre/2010, pues hay que aplicarle la fórmula del “desprestigio” el descrédito, la desconfianza. Que a lo mejor, a corto o mediano plazos, da mejores resultados.

 

Al fin y al cabo, no hay derecho para que del 30-S solo hayan sido llevados a la picota (enjuiciados y detenidos) solo los pobres policías. ¿Y los demás?

 

Alberto Maldonado S. Periodista.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando. Envía el enlace del Blog a tus amigos: CAIO.UY.OVER-BLOG.COM.

Compartir este post
Repost0