Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

5 noviembre 2010 5 05 /11 /noviembre /2010 03:07

f896dce8ad2db1100fbd7a54c16f3e4e.mp3

http://www.guayubira.org.uy/images/CdelAguila/Arrayan.jpgEste tipo de monte se desarrolla en el litoral platense y oceánico del país, desde Colonia hasta la frontera con Brasil. En el litoral oceánico se encuentra a cierta distancia del mar (nunca a menos de 600 metros), al resguardo de los médanos, debido a los fuertes vientos y salinidad reinantes, en tanto que en el litoral platense el monte se aproxima más a la costa, ubicándose en el primer cordón de médanos, a unos 100 metros del agua.

Se trata de un monte relativamente bajo, conformado por árboles, arbustos, tunas, hierbas, enredaderas y epífitas. Si bien su composición de especies no difiere sustancialmente de la de los montes ribereños y serranos del sur, "por su particular asociación y localización, constituyen formaciones únicas en la región" (Alonso y Bassagoda, 1999). Entre los árboles destacan el canelón, molle, aruera, coronilla, tala, arrayán y chal chal, pero también son típicas especies como las tunas, la espina de la cruz y la envira. Estas tres son particularmente importantes para asegurar la supervivencia de este tipo de monte.

En efecto, el monte psamófilo está en grave peligro de desaparición por varias razones. En primer lugar porque, a diferencia de otros montes del país, le ha resultado muy difícil resistir a la acción combinada del ser humano y el ganado. Ello se debe a que se trata de un ecosistema en equilibrio muy inestable por las peculiaridades del sitio que ocupa, caracterizado por arenas móviles, fuertes vientos, recalentamiento de la arena, elevada salinidad en el aire. Sin embargo, salvo en las zonas más turísticas, ha logrado sobrevivir gracias a las tres especies que mencionábamos en el párrafo anterior. En efecto, prácticamente la totalidad de estos montes han sido cortados por lo menos una vez. Los árboles indígenas rebrotan luego de cortados, pero el ganado se va comiendo los rebrotes, por lo que impide su crecimiento. Y aquí es donde entra a jugar su papel la envira, que no es consumida por el ganado. Dado que se trata de una planta bastante extendida horizontalmente, protege del ganado a las plantas de otras especies que nacen entre su follaje, por lo que asegura así la supervivencia de las otras especies del monte. Un papel similar es cumplido por la espina de la cruz y las tunas, que con sus espinas no permiten que el ganado pueda comerse las plántulas de otras especies.

Pero si bien la tala para la obtención de leña y el pastoreo han sido dos factores negativos muy importantes para la conservación de este tipo de monte, el principal problema ha estado (y sigue estando) constituido por el desarrollo turístico, en particular en el este del país. En muchos de los actuales balnearios, la división en solares fue a menudo precedida por la plantación de pinos y acacias para contener el movimiento de las dunas. Esas y muchas otras especies introducidas ahora se reproducen espontáneamente y han invadido prácticamente toda la costa, ocupando así el espacio que le corresponde a este tipo de monte. Al mismo tiempo, la creación de balnearios implicó la construcción de carreteras, ramblas, calles y viviendas, que seguramente acabaron definitivamente con los pocos montes que allí quedaban.

Los remanentes que se han salvado siguen corriendo grave peligro, ya que se encuentran ubicados en zonas de alto valor económico debido a su potencial para el desarrollo urbanístico para el turismo. Urge entonces la adopción de medidas para asegurar la conservación de este tipo de monte, que sólo se desarrolla en nuestro país.

Fuente: Grupo Guayubira


                  Apoyemos a Bernardino García, Abuelo Charrúa,                 cuenta ABITAB 17508, Mas información AQUÍ

Compartir este post
Repost0

Comentarios