Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

18 abril 2011 1 18 /04 /abril /2011 12:56

http://www.revista.serindigena.org/noticias/wp-content/photos/Incas3.jpgOrganización Panamericana de la Salud

 

Estudio de caso realizado en Per segn el proyecto "Marcos de Referencia para la Promoción de la Medicina y Terapias Indígenas en la Atención Primaria de la Salud", que se formuló en 1999 respondiendo a las recomendaciones de los participantes en el Grupo de Trabajo OPS/OMS sobre Medicinas y Terapias Tradicionales, Complementarias y Alternativas realizado en Washington, D.C. en noviembre de 1999.

 

PRESENTACIÓN

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el marco de la Iniciativa de Salud de

los Pueblos Indígenas de las Américas

 

, está promoviendo un proceso que contribuirá al mejor conocimiento de los factores condicionantes y estrategias comunitarias que influyen en el mantenimiento y restauración de la salud de la población indígena de las Américas. Esto se hace en cumplimiento del numeral 2, inciso D de la Resolución CD37.R5 que recomienda

“instar a los Gobiernos Miembros a que promuevan la transformación de los sistemas de salud

y apoyen el desarrollo de modelos alternativos de atención de la población indígena, dentro de

la estrategia de los sistemas locales de salud, incluyendo la medicina tradicional y la

investigación sobre su calidad y seguridad” y de los enunciados de la Resolución CD40.R6 que, entre otros puntos, resuelve “exhortar a los Estados Miembros que han iniciado el proceso de reforma del sector sanitario a ser persistentes en los esfuerzos para detectar, vigilar  y eliminar las inequidades en el estado de salud y en el acceso a los servicios sanitarios básicos de los grupos vulnerables, en especial de los pueblos indígenas”.

La serie Salud de los Pueblos Indígenas se ve enriquecida con los estudios de caso que en

esta ocasión se presentan como publicaciones individuales. Su utilidad es obvia pues nos

obliga a afinar nuestros instrumentos de análisis al tener que confrontar la teoría y perspectiva generales con las condiciones particulares de un pueblo indígena y, más aún de una comunidad o grupo de comunidades.

Los estudios se realizaron según el proyecto “Marcos de Referencia para la Promoción de

la Medicina y Terapias Indígenas en la Atención Primaria de Salud”, que se formuló en 1999

respondiendo a las recomendaciones de los participantes en el Grupo de Trabajo OPS/OMS

sobre Medicinas y Terapias Tradicionales, Complementarias y Alternativas, realizado en

Washington, D.C, EUA, del 15 al 16 de noviembre de 1999. Los estudios se tuvieron que

ajustar a términos de referencia comunes para obtener resultados comparables.

Estos estudios se hicieron con el pueblo Nahuat Pipil en El Salvador; con el pueblo

Mapuche en Chile; con el pueblo Maya en Guatemala; con el pueblo Garífuna en Honduras;

con el pueblo Ngöbe-Buglé en Panamá y con el pueblo Quechua en el Perú.

 

 Las recomendaciones del I Taller Hemisférico sobre Pueblos Indígenas y Salud llevado a cabo en Winnipeg,

Canadá en 1993, se agruparon en una propuesta que dio lugar a la Iniciativa de Salud de Pueblos Indígenas cuyos principios son el abordaje integral de la salud, el derecho de los pueblos indígenas a la autodeterminación, el derecho a la participación sistemática, el respeto y la revitalización de las culturas indígenas, y la reciprocidad en las relaciones.

La Resolución CD37.R5 aprobada el 28 de septiembre de 1993 por los Gobiernos Miembros de la OPS representa el compromiso político de los mismos y de la Organización para priorizar la atención integral de los pueblos indígenas de la Región.

 

 La Resolución CD37.R5 fue ratificada por medio de la Resolución CD40.R6 aprobada el 25de septiembre de 1997 por los Gobiernos Miembros de la OPS.PRODUCCIÓN DE LA MEDICINA Y PRÁCTICAS INDÍGENAS EN LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD: EL CASO DE LOS QUECHUA DE PERÚ

En el anexo D se describen los términos de referencia enviados a las representaciones de

la OPS/OMS para ser entregados a los investigadores responsables de la elaboración de los

estudios de caso. La información que se presenta en los documentos preparados, responde a

los procesos seguidos en cada país, a la disponibilidad de documentación y datos, y al criterio

profesional de los autores.

La muestra de las comunidades estudiadas es representativa ya que los estudios analizan

situaciones tanto de Mesoamérica como del sur del continente. Tanto los pueblos

descendientes de las antiguas y centralizadas sociedades incaicas, mayas o aztecas, como otros pueblos menos estudiados y más localizados como los Ngöbe-Buglé y los Garífunas se encuentran en la muestra que se presenta en estas publicaciones.

Particularmente interesantes son los pueblos garífunas. Ellos representan  el importante

componente de origen africano que contribuyó a la base sobre la cual se edificaría la identidad

étnica de las Américas y el carácter multilingüe, multiétnico y multicultural de la población de

la Región.

Aunque los procesos son diferentes, se observa en los estudios de caso una cosmovisión

común que fundamentalmente entiende la salud como el equilibrio entre las fuerzas naturales

y las espirituales entre los individuos y las comunidades. La enfermedad, en esta concepción,

es una alteración de dicho equilibrio. Sin embargo, como los pueblos no se sienten aislados,

junto a las enfermedades de etiología de filiación cultural, están aquellos desequilibrios

producidos por las causas que son entendidas desde los paradigmas convencionales como son

las carencias, los microorganismos, los procesos orgánicos y los factores relacionados con las

sociedades envolventes. En la restauración de los equilibrios perdidos, buena parte de los

estudios, precisamente, apunta a poner de relieve la complementariedad necesaria entre las

perspectivas, conocimientos y estrategias de los sistemas de salud indígenas y el sistema de

salud convencional.

 

1. INTRODUCCIÓN

En la sociedad peruana como en las sociedades de América Latina en general, se presenta

una dualidad extrema entre un sistema oficial de salud y educación y el sistema tradicional

ancestral. Por un lado el fácil acceso de los sectores de clase alta y media a una gama de

servicios oficiales de salud y educación y por el otro lado el acceso difícil de los sectores de

clase media y baja a los mismos servicios, debido a la persistencia de las deprimidas

condiciones económicas, la incomunicación geográfica y las barreras culturales de la

población que vive en comunidades de áreas rurales o en barriadas peri-urbanas. La dualidad

también se manifiesta desde el punto de vista indígena, ya que se siguen manteniendo

elementos de la tradición ancestral precolombina sumamente valiosos, pero al ser

contradictorios con el sistema oficial son practicados de manera clandestina y/o se van

perdiendo lentamente, especialmente cuando los jóvenes se deslumbran con la oferta del

sistema dominante.

Ante esta dualidad proponemos un trabajo en conjunto en el cual los elementos de ambas

culturas se puedan aplicar en cada situación específica de la manera más óptima. Incidimos

especialmente en la salud materno-infantil, ya que en toda cultura, en la mayoría de los casos, es la mujer la encargada de transmitir los valores culturales de una generación a otra.

Precisamente es durante las etapas del embarazo, parto y puerperio, cuando se inicia la base

de la transmisión cultural. También es en este período, cuando se observa que con mayor

detalle se mantienen en las comunidades indígenas elementos muy ancestrales y no se aceptan elementos modernos. En los hospitales se rechazan de manera sistemática cualquiera de estos elementos tradicionales, habiéndose elaborado un sistema totalmente artificial para la atención del parto. Esta dualidad aparentemente contradictoria es el enfoque de nuestro Estudio de Caso.

1.1 ANTECEDENTES HISTÓRICOS

El Perú es un país donde coexisten múltiples y diferentes aspectos que se interrelacionan

entre sí. Así, en el campo de la salud reconocemos la existencia de dos sistemas médicos, el

sistema tradicional (antiguo, ancestral) y el sistema oficial (académico, científico, universitario).

Mientras éste último tiene algo más de cuatrocientos años de desarrollo, el sistema médico

tradicional, el más importante para este trabajo, es tan antiguo como la aparición misma del

hombre en estas tierras.

1.1.1 El Estado, el Ministerio de Salud, el Instituto de Medicina Tradicional

Por mucho tiempo, el Estado, a través del Ministerio de Salud, ente rector de la medicina

oficial, ha planteado estrategias de intervención y políticas de salud para estas poblaciones, sin incidir en la importancia de esta realidad.

Hace diez años se creó el Instituto Nacional de Medicina Tradicional (INMETRA),

teniendo entre sus funciones las de “investigar, rescatar y revalorizar aquellos conocimientos y PRODUCCIÓN DE LA MEDICINA Y PRÁCTICAS INDÍGENAS EN LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD: EL CASO DE LOS QUECHUA DE PERÚ experiencias tradicionales de las diversas etnias del país, así como los métodos  yprocedimientos para la recuperación de la salud.”

Es de esta manera que el INMETRA responde a las políticas y necesidades del Estado y de

la sociedad, siendo su finalidad la de articular la Medicina Tradicional con la Medicina Oficial.

En este sentido, desde agosto de 1998, el INMETRA, a través de su Dirección Ejecutiva de

Programas y Servicios, en conjunto con el Programa Nacional de Salud Materno Perinatal del

Ministerio de Salud, impulsa el Programa “Formación de una Red de Salud Materno Infantil

con Articulación de Medicina Tradicional y la Medicina Oficial” con el objeto de contribuir a

hacer frente a la alarmante realidad materno infantil.

Marco legal para la medicina indígena en el país

· Constitución Política del Estado

· Ley General de Salud. Art. XVII

· Decreto Legislativo N° 584, Ley de Organización y Funciones

del Ministerio de Salud

· Decreto Supremo N° 002 92 - SA

· Reglamento de Organización y Funciones del Ministerio de Salud

· Ley N° 27300

· Ley de Aprovechamiento Sostenible de las Plantas

Medicinales, 8 de Julio de 2000

1.1.2 La mujer y su rol primordial en la sociedad

Podemos decir, en relación a la atención de la mujer, concretamente a la atención del

parto, que existe aproximadamente un 50% de mujeres que se atienden domiciliariamente, en

su mayoría con familiares y con parteras bajo el ámbito de la medicina tradicional. El

porcentaje restante corresponde a la atención del parto en los establecimientos de salud, es

decir en los hospitales y centros maternos donde ésta es dada por los profesionales de salud

(médicos, obstetrices, enfermeras, etc.).

Las estadísticas demuestran que a lo largo de los últimos cien años, la medicina académica

progresivamente ha ido ganando terreno en la atención de la mujer; pero actualmente se

puede afirmar que esa paridad en los porcentajes de atención por parte de ambos sistemas

médicos aún existe.

La mujer dentro de este contexto, mantiene de alguna manera viva una cultura ancestral, a

diferencia del hombre quien se encuentra más bien a la búsqueda de nuevos horizontes para la familia, de modo que es ella quien decide intuitivamente, e incluso, a veces instintivamente, que el parto se realice en determinadas condiciones (la posición para el parto, en el seno familiar, la ingesta de mates, etc.) y es la que decide también buscar una partera, incluso, la que determina como ha sucedido en algunos casos muy extremos, morir antes de ser trasladada a un hospital.1. INTRODUCCIÓN

De esta forma, se explica cómo la mujer, en el contexto de este paralelismo de ambos

sistemas médicos en el Perú, juega un rol primordial manteniendo la conservación de la

estructura de este sistema médico tradicional, al ser ella, la que exige ser atendida en su partodentro del domicilio y de la forma como se ha llevado a cabo por generaciones; sin embargo es necesario destacar que lo antedicho es inherente a todo un concepto filosófico de vida, el cual se transmite a través de este aparentemente simple hecho: el de hacer el parto en las condiciones naturales propiamente humanas.

Estamos ante un concepto de filosofía de vida donde se tiene claro que no es tan

importante el individuo como tal, sino mas bien las relaciones entre los mismos, y que es lo

que conforma la familia, así como su condición de ser eje de todo tipo de convivencia social y

célula de la sociedad. La mujer mantiene entonces la unión de la familia porque da a luz en el

hogar, en el seno familiar, brindándole el hogar el recinto apropiado y con la calidez

necesaria, no solamente emocional y espiritual, sino también ambiental, de allí que elige la

cocina como el lugar ideal para dar a luz, en donde estará rodeada del calor de su hogar y de

su familia.

Como antecedente histórico, podemos decir entonces, que nuestra cultura ancestral,

presente antes de la llegada de los españoles, continua manteniéndose viva especialmente en

el momento del parto. Aún cuando en el Perú existe una mixtura cultural, se encuentra sin

embargo, que en lo relacionado al comienzo de la vida los elementos culturales ancestrales se

mantienen en su forma casi pura. Esta característica constituye el punto de partida de esta

propuesta, porque la formación de una red que garantice la salud de la mujer, parte del hecho

de reconocer el manejo que hace ella durante el parto, de los conceptos ancestrales, casi

puros, en especial en su momento culminante.

1.1.3 Revalorización y Articulación

El aspecto sustancial de la propuesta del INMETRA, lo constituye entonces la

revalorización de lo tradicional y la articulación de lo tradicional con lo moderno. Lograr la

articulación de ambos va a constituir una alternativa sólida de atención, no la hegemonía de

uno sobre otro, sino la colaboración de uno con el otro. Este es el meollo de nuestro trabajo.

1.2 SELECCIÓN Y DESCRIPCIÓN DE LA COMUNIDAD

El INMETRA está realizando seis proyectos pilotos, dos en la costa, dos en la sierra y dos

en la selva, para comparar después los resultados de estos lugares tan distantes. El subproyecto del Cuzco, en la provincia de Quispicanchi se eligió para presentarlo como el Estudio de Caso.

Cuzco es uno de los departamentos de la cultura andina quechua. Se seleccionó trabajar

en este departamento, ya que coincidieron dos factores primordiales, primero la alta

mortalidad materna en comparación con otros departamentos y segundo el alto interés por

parte de las autoridades políticas, profesionales e indígenas de realizar el trabajo propuesto.

Dentro del departamento de Cuzco las provincias de Quispicanchi y de Ocongate son las

que tienen más alta tasa de mortalidad materna. Al no poder realizarse el Estudio de Caso enPRODUCCIÓN DE LA MEDICINA Y PRÁCTICAS INDÍGENAS EN LA ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD: EL CASO DE LOS QUECHUA DE PERÚ las dos provincias, se decidió realizarlo solo en Quispicanchi, permitiendo a los profesionales de salud de Ocongate participar en los talleres, para que puedan poder aplicar lo aprendido en su propia zona.

Todavía persiste en la provincia de Quispicanchi, que se localiza a solo cuatro horas de la

ciudad de Cuzco una tradición precolombina muy firme, aunque la mezcla con elementos

españoles o incluso elementos de la actualidad occidental es innegable

 

Leer completo

Promoción de la Medicina 

y Prácticas Indígenas en la 

Atención Primaria de Salud: 

El Caso de los Quechua del

Perú

 

 

"Nuestro Norte es el Sur" Difundiendo el periodismo alternativo, somos mas gente pensando.

RecomiendaMarquemos un Norte

Compartir este post
Repost0

Comentarios