Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

20 abril 2011 3 20 /04 /abril /2011 16:46

http://www.kaosenlared.net/img2/177/177714_TERRORISMO_DE_ESTADO_EN_C.jpgEstos asesinatos de civiles forman parte de la estrategia del terror implementada por el estado colombiano para cimentar la parálisis de la organización social: Es el Terrorismo de estado en Colombia

VIDEO NoticiasUNO, nota APC y notiUNO

El asesinato de las cuatro hermanas Galárraga: la herramienta paramilitar se las llevó delante de la policía. Hoy aún la familia se pregunta por qué asesinaron a las 4 hermanas , entre las cuales niñas. La única respuesta es que este crimen se inscribe en una larga cadena de crimenes cuyo objetivo es sembrar pavor en la población: que la población constate que la herramienta paramilitar actúa libremente e impunemente delante de la fuerza pública: no en vano se las llevaron a plena luz del día, delante de la policía.

 

 

Estos asesinatos de civiles forman parte de la estrategia del terror implementada por el estado colombiano para cimentar la parálisis de la organización social y el control: Es el Terrorismo de estado.

 

Verdad, justicia y reparación...   a medias...

 

 

 

Uno de los crímenes que más conmovió al departamento de Putumayo(Colombia) hace diez años fue el secuestro y descuartizamiento de las cuatro hermanas Galárraga... Al ver un reportaje sobre su historia, un paramilitar, alias El Águila, aceptó contar lo que sabía... Pero él ni siquiera sabe por qué las mataron. ¡Qué tal esto!

 

Diego Vera, hoy en la cárcel Picota de Bogotá y en 2001, alias El Águila, jefe militar de los paramilitares del Bloque Sur de Putumayo, en el municipio de San Miguel, reconoció haber dado la orden de asesinar a cuatro hermanas.

 

“Era una niña de 13, dos de 18, gemelas y una de 22”.

 

Hecho conocido dentro de los estrados judiciales como el caso de las hermanas Galárraga… Después de aceptar su responsabilidad por esos hechos en Justicia y Paz, por primera vez hace pública su participación en el macabro asesinato, al recordar lo sucedido en enero de 2001.

 

“Unos urbanos del Grupo Sur de Putumayo las sacaron de la casa a las dos de la tarde. Las sacaron de la casa y fueron llevadas a un sitio conocido como Cerro Cilindro y me las entregaron a mí”.

 

El año pasado Nancy Galárraga, la hermana mayor, recordó que ese mismo día cuando los paramilitares las sacaron del pueblo con rumbo desconocido ella y su mamá salieron a pedir ayuda, pero la Policía no hizo nada.

 

  “Se las llevaron delante de la comunidad, las autoridades, policía; cuando yo gritaba clamando con mi madre, delante del público, diciendo que me las entregaran, pero fue imposible…”

 

Alias el Águila, dijo que no tenía idea de por qué los urbanos se las habían llevado.

 

“Yo les pregunto y esas niñas que hicieron. No ya usted sabe”.

 

Entonces decidió esconderlas.

 

“Yo me las bajé del cerro y me las llevé a un sitio conocido como Los Mangos… las llevé las metí a una piecita allá y le dije a un comandante de escuadra: cuídelas ahí mientras yo voy a hablar con el señor”. Ya eran casi las cuatro de la tarde cuando salió de su cambuche y se presentó ante su comandante, según la Fiscalía, alias El Alacrán.

 

“Voy y le pregunto: señor qué pasa con estas niñas. Me dice: no mijito, hágale usted ya sabe. Yo le dije: no, pero por qué vamos a matas a esas niñas, son menores de edad y eso… y me dice: no, no hágale”.

 

Así que regresó al campamento y cuando las niñas lo vieron, en medio de su angustia, pensaron que sus vidas estaban a salvo.

 

“Las niñas ya convencidas de que no se iban a morir, ya yo les demostré como la confianza, pero no, lastimosamente tocaba cumplir la orden”.

 

El Águila le dio la orden a sus hombres, quienes de inmediato las asesinaron, las descuartizaron y las desaparecieron ese enero de 2001.

 

“Unas niñas de siete años, unas niñas pequeñas, fueran unas niñas… no es que mejor dicho, es una injusticia…”   Cuatro años después Nancy hermana de las niñas y Blanca Meneses, su madre, cansadas de buscarlas y preguntar por un lado y por otro, le contaron su historia a los medios de comunicación.

 

  “En ese tiempo era tan miedoso que el alabadle, el padre, así miraban a quien se llevaban y no decían nada porque les daba miedo”.

 

El Águila ya detenido vio el reportaje y dentro de la ley de Justicia y Paz decidió entregarle a la Fiscalía las coordenadas de la fosa común donde las habían enterrado.

 

“Pedirle perdón a la mamá, a los familiares; de que si yo cometí ese error, fue por cumplir una orden… hice lo imposible por tratar de salvarle la vida a estas niñas, puse la vida mía en peligro, porque yo al no cumplir una orden, la organización me hubiera matado a mi”.

 

Hace un año sus cuerpos fueron exhumados y el coordinador de la Unidad, Luis González, entregó los restos a sus familiares. Aunque hay muchas versiones sobre por qué las asesinaron, solo alias El Alacrán, un paramilitar que no se desmovilizó, sabe la verdad.

 

Sin embargo hay una "razón" macabra: estos asesinatos de niñas, de civiles inocentes, forman parte de la estrategia del terror implementada por el estado colombiano para cimentar la parálisis de la organización social y el control: Es el Terrorismo de estado. El "Motivo" de estos asesinatos es aterrorizar a la población.


 

"Nuestro Norte es el Sur" Difundiendo el periodismo alternativo, somos mas gente pensando.

RecomiendaMarquemos un Norte

Compartir este post
Repost0

Comentarios