Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

30 mayo 2010 7 30 /05 /mayo /2010 05:06

Dos veces en las últimas semanas, los pescadores del lago Falcón, amantes del esquí acuatico y de la pesca de carpa sufrieron asaltos a mano armada, un subproducto, según el sheriff local, de la guerra entre bandas de narcotraficantes. Ahora la gente tiene que cuidarse.

 

 

http://alertaroja.net/media/blogs/alertaroja/narcotrafico-mexico.jpg

 

 

En el negocio de pesca que su familia opera desde hace 50 años, Jack Cox duerme con un arma cargada a los pies y un revólver a mano.

Las autoridades locales dicen que las aguas territoriales estadounidenses son seguras. “Son más seguras (que las del sector mexicano), pero uno no está a salvo”, afirmó Cox.

Si los pescadores comerciales mexicanos cruzan a aguas estadounidenses cotidianamente, ¿por qué no lo van a hacer los pistoleros?, pregunta Cox.

Hace dos semanas, el Departamento de Seguridad Pública de Texas aconsejó no cruzar la frontera acuática. Las autoridades estatales recomendaron asimismo a quienes se internasen en el lago que dejasen saber a sus familias cuáles eran sus planes, para que pudiesen pedir ayuda en caso de emergencias.

Seguimiento:

Desde entonces, la mayoría de los botes han permanecido del lado estadounidense, de acuerdo con el capitán Fernando Cervantes, del Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas.

La frontera está demarcada por 14 torres de cemento a lo largo de lo que fue el lecho del río Bravo antes de que esta zona fuese convertida en un lago en 1954. Las fuerzas de seguridad estadounidenses que vigilan la zona nunca cruzan la frontera y del lado mexicano no se divisan policías de ningún tipo. Una ruptura entre el Cartel del Golfo y la organización los Zetas dio lugar a una ola de violencia del lado mexicano de la frontera.

Entre narcos y piratas

Entre narcos y piratas desde ya hace un tiempo los carteles del narcotráfico se han apoderado del poder absoluto de calles y avenidas de México. Noticias sobre tiroteos y explosivos es el pan nuestro de todos sus días. Los colegios, centros comerciales y supermercados se han convertido en lugares de batalla para enfrentamientos entre bandas del cartel. Hasta los momentos los federales no han podido contra este mal que aqueja a la ciudadanía y ha hecho que muchos inmigrantes salgan despavoridos a sus países de origen.

Entre las historias que más destacan entre los dueños de los carteles se encuentra de muerte de “El Señor de los Cielos”

Amado Carrillo Fuentes últimos minutos de El Señor de los Cielos

Una contraindicación médica desencadenó la muerte del jefe del cártel de Juárez. Era julio de 1997. El suministro de Dormicum generó una reacción mortal en el organismo del narcotraficante

Son las cuatro de la tarde del jueves 3 de julio de 1997. La cirugía fue un éxito. El rostro de Amado Carrillo Fuentes quedó totalmente rejuvenecido tras permanecer inconsciente en el quirófano ocho largas horas. Ahora sólo resta un breve reposo en la habitación 407 del hospital Santa Mónica y listo: a recomenzar las actividades propias del narcotráfico con una nueva personalidad.

A esa hora todo marcha de maravilla para El Señor de los Cielos, jefe de jefes del cártel de Juárez. Tanto, que en el reporte del equipo médico que lo intervino —un colombiano, dos sinaloenses, un jalisciense y un capitalino— se indica que el paciente, quien encubrió su verdadera identidad al hacerse llamar Antonio Flores Montes, se encontraba “consciente, alerta, estable y lúcido, pues contestaba preguntas coherentemente”.

Por la noche, la buena suerte de Amado Carrillo cambió abruptamente. Las manecillas del reloj en el hospital Santa Mónica marcan las 21:10 horas. En la habitación del capo sólo está el anestesiólogo Ricardo González. El resto del personal médico se ha ido.

Es la hora de suministrar el medicamento para acelerar la recuperación del líder del cártel de Juárez; sin embargo, uno de los médicos cirujanos pide al anestesiólogo cambiar los fármacos que deben utilizarse. Ordena aplicar Dormicum, un inductor de sueño. No obstante, también deprime la contractilidad del miocardio y produce apnea. Incluso, genera cambios cardiorrespiratorios graves, depresión respiratoria y paro respiratorio o cardiaco.

La reacción a ese medicamento también puede ser agitación, movimientos involuntarios, convulsiones tónico clónicas y tremor muscular, así como hiperactividad, hostilidad, reacciones violentas, excitación y crisis de violencia física y verbal.

Quizá algunas o todas esas reacciones se precipitan en cadena en los últimos minutos de vida de El Señor de los Cielos.

Carta desde la clandestinidad

Esta es parte de la historia que contó en un extenso reportaje el periodista Carlos Marín a mediados de julio de 1997. Entonces Marín tuvo acceso a las pesquisas de las autoridades judiciales y militares, y logró documentar minuto a minuto lo que ocurrió con Amado Carrillo Fuentes.

El periodista obtuvo una carta, sin fecha, escrita desde la clandestinidad por el cirujano plástico Ramón Pedro López Saucedo, quien encabezó el proceso quirúrgico de el jefe del cártel de Juárez.

En la misiva, el especialista describió con detalle la parte de la historia que le constaba. Marín documento también las actividades que realizaron oficiales de la Policía Judicial Federal, de Justicia Militar y de la Procuraduría General de la República cuando confirmaron que Amado Carrillo Fuentes había muerto.

Las narcocicatrices

Las autoridades federales lograron identificar el cadáver mediante tres cicatrices. Una en el codo izquierdo, consecuencia de una caída de caballo; otra en el antebrazo derecho, producto de una cirugía, y una más en el tórax, consecuencia de una riña callejera.

En su relato enviado desde la clandestinidad, el médico cirujano López Saucedo omitió decir que se desempeñaba como director médico del hospital San Javier, de Guadalajara, y estaba casado con Elvia León Quintero, prima de Rafael Caro Quintero, preso en Almoloya de Juárez por el homicidio Enrique Camarena Salazar, del agente de la DEA, además de otros delitos contra la salud.

Un dato más. Carlos Marín incluyó en su reportaje una entrevista con Fernando Gómez Mont, entonces abogado del hospital Santa Mónica.

El actual secretario de Gobernación reveló lo que ya había confirmado el reportero: horas antes de que muriera Carrillo Fuentes, sus médicos le aplicaron una inyección contraria a la que prescribieron los anestesiólogos.

Amado Carrillo y el cártel de Juárez

Amando Carrillo fue el ganador de la guerra entre sectores del narcotráfico, esto acabaría con la muerte del mítico el 2 de diciembre de 1993. Le llamaban “El señor de los cielos” porque tenía una flota de Boeing 727 con la que movía la cocaína desde lo más alto.

Durante gran parte de la década de los 90 fue el rey de la droga, el número uno. Era el jefe del cártel de Juárez, el más poderoso de los cuatro grandes cárteles del narcotráfico mexicanos: el de Juárez, el del Golfo, el de Sinaloa y el de Tijuana. Amado Carrillo pasó cuatro veces más cocaína hasta los Estados Unidos que ningún otro narcotraficante en la historia.

Tras la caída del reinado de Medellín, el cártel de Cali ocupó su lugar como principal proveedor. Pero los mexicanos aprovecharon la crisis para ganar poder. De asalariados de los colombianos, pasaron primero a socios y después a dueños. Los cárteles mexicanos, con la decadencia posterior de Cali tras varias detenciones, se hicieron con la mayor parte del mercado.

“El señor de los cielos” era discreto. De Pablo Escobar aprendió que no era buena onda aparecer en los diarios. Durante los años en los que dominó el negocio, muy pocos periodistas se atrevieron a escribir sobre él, aunque muchos sabían quién era el que mandaba. La corrupción del narcoestado mexicano en aquella época era apabullante. Según la DEA, la agencia antidroga estadounidense, el cártel de Juárez en su mejor momento ganaba 200 millones de dólares por semana. El 10% se gastaba en sobornos.

Amado comenzó su carrera en Guadalajara pesando bolsas de marihuana para su tío, uno de los muchos traficantes que había escapado de Sinaloa tras la “Operación Cóndor”, a finales de los 70, cuando 10.000 soldados del Ejército mexicano barrieron medio país para intentar acabar con los cultivos de opio y marihuana.

Los hijos de aquellos campesinos que habían aprendido a cultivar opio de la mano del Pentágono se convirtieron en los dueños del país. Sus redes estaban en todas partes. “El señor de los cielos” junto con el resto de los narcos mexicanos controlaban al Ejército, a la Policía, a los políticos. Según reconoció en 1996 el propio Gobierno mexicano, el 80% de la policía del país no era de fiar. El que intentaba cambiar la situación estaba condenado a morir.

 

 

 

 

 

Súmese en Facebook, Enlace:

Marquemos un Norte

Difundiendo el periodismo alternativo,

somos mas gente pensando.

Formemos nuestra opinión

Nuestro Norte es el Sur


Compartir este post
Repost0

Comentarios