Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

14 diciembre 2010 2 14 /12 /diciembre /2010 19:16
 

http://www.lablaa.org/blaavirtual/faunayflora/orinoco/images/182.jpgEn América Latina la difícil situación por la que atraviesan los niños indígenas trabajadores, empeora cada día e incluso su integridad física es amenazada por el flagelo de la explotación sexual, según un estudio de la OIT.

 

El informe señala que el desplazamiento de indígenas a las capitales  ha ocasionado el trabajo infantil urbano, con el agravante de que las ocupaciones se dirigen al trabajo “informal”, doméstico o la mendicidad.

Pero lo más grave es que ante la necesidad de obtener recursos básicos como alimentos para poder sobrevivir, muchas de las niñas terminan siendo captadas y explotadas sexualmente por mafias cuyas conexiones se multiplican en América Latina.

Ya no sólo son los indígenas adultos los que sufren con el desplazamiento forzado, la presión de las guerrillas, los paramilitares o narcotraficantes; sino que sus niños se ven abocados a las peores formas de trabajo infantil, como la explotación sexual.

“En las carreteras y en vías interurbanas de mayor tránsito, en las esquinas de los semáforos y en los mercados públicos de las ciudades, desde los 9 años de edad, o incluso menos, niños y niñas participan en la venta de productos alimenticios de preparación casera y artesanías “, reseña el estudio de la Organización Internacional del Trabajo.

Explica que los niños indígenas que han migrado a las ciudades, trabajan por largas horas en situaciones de peligro, muchas veces en las calles, a menudo en condiciones de riesgo físico, psíquico y moral.

“La dedicación a estas actividades puede variar a lo largo del año. En algunas actividades los niños varones son mayoritarios; algunas de estas actividades las desempeñan en compañía de sus padres o madres (por ejemplo, el reciclaje)”.

Aunque para algunos es un trabajo a tiempo parcial, no siempre tienen condiciones para continuar sus estudios y lograr un nivel de rendimiento con mejores perspectivas de progreso.

Diferentes tipos de trabajos

Los procesos de migración y desplazamiento de las familias a las ciudades han promovido la mendicidad, como es el caso de los embera, los sikuani, los wayúu e indígenas de la Sierra de Santa Marta, donde niños y niñas recorren calles y sitios públicos dedicados a la mendicidad.

Aunque el trabajo doméstico de niñas indígenas se realiza mayormente en las ciudades, también ocurre en los pueblos y en el campo y, en la mayoría de los casos, la remuneración la establece la persona que contrata.

Los niños wayúu –etnia que habita entre las fronteras de Colombia y Venezuela- trabajan en la industria de la construcción cargando objetos muy pesados por rampas, corriendo el riesgo de sufrir accidentes graves por lesiones o caídas.

También trabajan como recicladores del botadero de residuos de la ciudad de Ríohacha, donde diariamente se vierten toneladas de basura a cielo abierto formando enormes focos de contaminación.

Centenares de familias wayúu, algunas de las cuales viven allí, con cerca de 60 a 100 niños y niñas entre los 6 y 17 años, ingresan a diario para buscar alimentos entre los residuos y se dedican al reciclaje sin ninguna seguridad ni higiene, con riesgo de contraer enfermedades.

De otro lado, entre los embera, tanto hombres como mujeres jóvenes suelen trabajar por una remuneración inestable como cargueros en los puertos de los pequeños pueblos.

Los jóvenes guahibo se contratan como profesores de escuelas, promotores y auxiliares de salud, madres comunitarias, y técnicos, lo que trae un efecto positivo a las comunidades ya que su trabajo está enfocado al beneficio de todo el pueblo.

El problema es la diferencia de sueldos.

Niños, niñas y adolescentes kamintsá e inga que residen en la zona urbana participan en actividades del comercio: almacenes de calzado, venta de ropa, víveres, etc. Los adolescentes estudian y al mismo tiempo trabajan por dos días o toda la semana de seis a ocho horas.

 

Difundiendo el periodismo alternativo,  somos mas gente pensando,  Envía el enlace del Blog a tus amigos: http://caio.uy.over-blog.com/

Compartir este post
Repost0

Comentarios