Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Comunicadores Charrúas

  • : Marquemos un Norte
  • : Comunicador charrúa . Movimiento Originario, por la Tierra y los Derechos Humanos.
  • Contacto

Perfil

  • Ricardo Silva
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón.
Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano
  • Profeso la Horizontalidad como nuestros ancestros Charrúas. Activista social desde el corazón. Tengamos presente que todo ser con aletas, raíces, alas, patas o pies, es un Hermano

Escúchanos ONLINE Clic en la Imagen

      877 FM enlace 2

Apoyan

      

      

 

                      banderaartigas

Los-4-Charruas-MunN.jpg

Esta Lucha es de los Originarios

y de Todo Aquel que se Considere un

Defensor de los Derechos Humanos.

Este artículo contiene dos videos

de la Campaña y la Totalidad del

contenido del Convenio 169 de la OIT

sobre pueblos indígenas y tribales.

GRACIAS POR DIFUNDIR Y APOYAR.

Enlace: http://0z.fr/P64LW

0000000 bandera MunN 2

       

CURRENT MOON
    
 

Buscar Artículos: Por País O Tematica

 

      Artículos por Categorías

 

 

Archivos

Marquemos un Norte.

En twitter.com

001 bandera 37 3

Tweet   

 

  Difundiendo

el periodismo alternativo, 

somos mas gente pensando

27 julio 2010 2 27 /07 /julio /2010 02:21

http://www.kaosenlared.net/img2/140/140644_guerra_afganistan_25.jpg

La OTAN mató a 52 civiles afganos en un bombardeo hace tres días

(Público)

La OTAN mató hace tres días a 52 civiles afganos, muchos de ellos mujeres y niños en un ataque con proyectiles en la provincia sureña de Helmand.

Aunque al principio no se sabía con seguridad la autoría, el presidente afgano, Hamid Karzai, ha asegurado este lunes que fue la fuerza ISAF de la OTAN.

De momento, la OTAN ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, dijeron fuentes de la Alianza a Efe. 

La alianza ni confirma ni desmiente por el momento las palabras del presidente afgano. "Hay una investigación en curso sobre los hechos y de momento no hay evidencias que confirmen las acusaciones", han señalado las mismas fuentes.

El portavoz adjunto del Gobierno de Helmand, Abdul Rahim, relató que dos cohetes cayeron sobre una gran vivienda donde se encontraban varias decenas de civiles que habían huido de los combates en la zona.

Gran ofensiva 

El suceso tuvo lugar hace tres días en el distrito de Sangin, situado en Helmand, provincia en la que las tropas internacionales lanzaron una gran ofensiva con miles de efectivos el pasado mes de febrero.

Entonces, un grupo de civiles se apiñaron en una vivienda de adobe para huir de los enfrentamientos entre las tropas de la Fuerza Internacional para la Asistencia a la Seguridad (ISAF) e insurgentes talibanes, dijo Siyamak Herawi a Reuters.

Lugareños citados por la agencia de noticias afgana AIP denunciaron hace dos días que varios civiles perdieron la vida o resultaron heridos en un ataque de helicópteros de la OTAN la noche anterior.

El mismo día, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), dijo estar al tanto de estas "acusaciones" pero aseguró no tener "información operativa relacionada con este supuesto suceso".

Filtración de documentos

La muerte de civiles es una de las mayores preocupaciones para el Gobierno afgano, según insistió hoy en rueda de prensa el principal portavoz presidencial, Wahid Omar, quien no se refirió al suceso de Helmand.

El portavoz se hizo eco de la filtración de unos 90.000 documentos militares estadounidenses a la organización Wikileaks, que entre otra información incluye casos de civiles muertos que no se habían hecho públicos.

Un total de 1.074 civiles murieron en el primer semestre del año víctimas de la guerra afgana, un aumento del 1,3% respecto al mismo período del año anterior, según datos de la organización independiente Afghanistan Rights Monitor (ARM).

La ARM achaca a los insurgentes talibanes 661 de las muertes civiles del semestre y atribuye a la ISAF 210, una "reducción considerable" gracias a las "restricciones impuestas en el uso de bombardeos aéreos".

Fue el recientemente destituido general Stanley McChrystal, jefe de las tropas internacionales entre el verano de 2009 y de 2010, quien impuso estas normas para disminuir las víctimas civiles, algo que despertó recelos entre una parte del contingente militar.


Filtración de documentos de EE.UU. revela muertes de civiles y operaciones secretas en Afganistán

(TeleSUR)

Según los archivos militares estadounidenses, unos 195 civiles perdieron la vida, mientras que al menos 174 resultaron heridos. Sin embargo, estas cifras podrían estar por debajo de la realidad puesto que las tropas de EE.UU. omitieron muchos de los incidentes y ataques cometidos en Afganistán.

Cerca de 90 mil informes militares estadounidenses clasificados en Afganistán y filtrados en varios medios de comunicación, revelan las muertes de cientos de civiles, que no se informaron públicamente, y las operaciones encubiertas que se realizaron en ese país desde Washington para asesinar a líderes afganos.

Los documentos, que fueron filtrados en internet por la página de Wikileaks y pasados a los  periódicos internacionales como 'The Guardian, The New York Times, señalan cómo las tropas de la coalición han matado a cientos de civiles y cuál era la verdadera intensión de la Guerra de Afganistán.

Los archivos de la guerra en Afganistán, cuya filtración ha sido la más grande de los documentos oficiales de la historia militar estadounidense, detallan como una unidad secreta, denominada unidad "negra", tiene como objetivo la búsqueda de los líderes talibán para matarlos o capturarlos sin juicio.

Asimismo, a través de la desclasificación salen a la luz un gran número de ataques aéreos  que han causado la muerte de muchos civiles y que ha provocado las protestas del Gobierno de Afganistan.

El informe también reconoce por los menos 144 incidentes donde la coalición ha causado la muerte de civiles como resultado de disparos contra conductores y motoristas desarmados ante el "temor" de que éstos fueran "terroristas suicidas". 

Bajo estas circunstancias, unos 195 civiles perdieron la vida, mientras que al menos 174 resultaron heridos. 

No obstante, estas cifras pueden estar debajo de los números reales, puesto que los informes diarios de guerra emitidos por las tropas omitían muchos de los incidentes y ataques, además de ser recopilados de manera inexacta por parte de los analistas militares. 

Tras esta revelación, el actual Gobierno de Estados Unidos dijo en un comunicado que "la caótica estampa dibujada por los documentos es resultado de la mala gestión de la administración de George W. Bush".

"Es importante señalar que el periodo al que se refieren los documentos comprende desde enero de 2004 hasta diciembre de 2009".

La Casa Blanca criticó también la publicación de los archivos por parte de Wikileaks. "Condenamos la revelación de información clasificada por individuos y organizaciones, que ponen en riesgo la vida de los soldados estadounidenses. Wikileaks no ha hecho ningún esfuerzo por informar al Gobierno de Estados Unidos sobre el conocimiento de esos documentos".

Asimismo, el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el general James Jones, indicó que las filtraciones "ponen en peligro las vidas de los estadounidenses y de nuestros socios". 

La publicación de los documentos se produce tras la detención del analista de inteligencia Bradley Manning, acusado y detenido este mes de julio de la filtración de datos clasificados, luego de que un pirata informático de nombre Adrian Lamo, denunciara que el analista había "presumido" de haber descargado 260 mil documentos y habérselos enviado a  Wikileaks.

La invasión en Afganistán empezó el 7 de octubre de 2001, con el nombre de Operación Libertad Duradera, y contó con la intervención de tropas estadounidenses y británicas.

La excusa de Washington para llevar acabo la invasión a territorio afgano era la supuesta presencia en la nación del líder del grupo Al Qaeda, Osama Bin Laden, acusado por EE.UU. de planificar y llevar a cabo los atentados del 11 de septiembre en la ciudad de Nueva York cuando dos aviones comerciales derribaron el complejo comercial World Trade Center, y el supuesto apoyo del gobierno Talibán a esta organización.

Luego de que Obama, prometiera durante su campaña presidencial el retiro de las tropas de Afganistán, en diciembre del año 2009 anunció el envío de 30 mil soldados más.

Este contingente de nuevos soldados se sumaría a los 68 mil que ya se encontraban en el país de Asía, lo cual daría un total de 100 mil hombres armados en el combate.

El gobierno de Washington ha gastado alrededor de 600 mil millones de dólares en la Guerra de Irak y Afganistán y en la seguridad de las al menos  700 bases militares que posee en 130 países del mundo.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha afirmado que más de dos mil 400 civiles murieron a lo largo de 2009, lo que se traduce como el año más mortífero desde que comenzó la invasión a Afganistán.

 

Difundiendo el periodismo alternativo, somos mas gente pensando.

Compartir este post
Repost0

Comentarios